02 agosto, 2008

De puentes levadizos

Para Fusa, porque me retó a hacerlo. Y para Maya, porque le gustan mis historias de emperatriz.


Debe haber pocas cosas más absurdas que un puente levadizo que no sube ni baja.
En otra vida tuve un castillo. Ese castillo tenía un puente levadizo suspendido en el aire; las tormentas primaverales que aguaron la región también herrumbraron los goznes del puente, y éste quedó duro, inmóvil, a mitad del recorrido.
Este asunto del puente levadizo inútil puede parecer una nimiedad; puede creerse que una Emperatriz tiene mayores cosas de las cuales ocuparse. El problema fue que por esa época estábamos librando una guerra que yo había heredado de mis antepasados, junto con las tierras y el castillo ya nombrado; finalmente, luego de debates y diálogos y hartazgo de tanta lanza ensangrentada, habíamos logrado un tiempo de tregua. La idea era que yo debía recibir a mis enemigos en mi propia casa, para así demostrarles mi buena predisposición, mi generosidad y todas esas cosas que se estilan en casos similares. Y justo en ese momento, la tormenta primaveral herrumbra los goznes y el puente no baja. Porque mi intención era que el puente baje, no que suba. Yo quería el puente bajo para que mis enemigos entraran al castillo y poder así inaugurar la temporada de vacas gordas. Pero mis enemigos llegaron, desarmados como habíamos pactado, y se encontraron con el puente en el aire. De inmediato interpretaron que yo había intentado subir el puente y sellar la entrada; regresaron por donde vinieron, y volvieron al anochecer.
Entre todos me bajaron el puente a cascotazos.

Por eso, en esta vida no hay puentes levadizos que conecten mi casa con el mundo exterior. En esta vida ordené que en mi reino todos los caminos sean de asfalto o hierba fresca, para que no existan malentendidos ni, de ser posible, enemigos.

48 Comments:

Blogger Sil.* said...

Y lo conseguiste? Porque aquel que quiere tener un malentendido, busca un camino asfaltado donde hay hierba y también hierba donde hay asfalto.
Enemigos siempre habrá aunque dejemos nuestros puentes bajos y aunque pactemos diversas cosas.
Ojalá lo hayas conseguido.

Buen fin de semana Gilda!!

Besos
Sil.*

PD: Opa!!! Tocó ser la primera?? Qué honorrrr!!

2/8/08 14:45  
Blogger TOROSALVAJE said...

Parece una parábola de la Biblia, que digo, mucho mejor.

Que imaginación más deliciosa.

Besos.

2/8/08 15:41  
Blogger Sureña said...

Tan sencillo como eso... que a veces se nos presentan los problemas de donde menos los esperamos, o lo que es peor, nos los buscamos nosotros mismos...

Besicos emperatriz

2/8/08 16:12  
OpenID brujaroja said...

Qué curioso. Hoy mismo mantuve una conversación sobre puentes levadizos...
Tus historias me fascinan.

2/8/08 16:29  
Blogger Tarántula said...

Siempre talento, me gustó la forma más que el fondo. Está primorosamente bien escrito, sin embargo, me quedé con sed de más, ese argumento vale para más páginas, tal vez unas 10 o 12 cuartillas.

Besos mil y pasa por mi blog, Arcángel, tengo un regalo para ti.

2/8/08 17:40  
Blogger Alatriste said...

Es curioso que los dos hayamos escrito sobre castillos. Je, je, je.
Se me agotaron las vacaciones y al venir a buscar tus palabras para animarme un poco, la coincidencia me hizo sonreír.
Me gustó mucho la historia y creo humildemente que superaste el reto, fuera cual fuese éste.
En fin, cuídate mucho amiga y gracias por no desaparecer nunca.
Un beso muy fuerte.

2/8/08 18:02  
Blogger Camille Stein said...

sabia decisión, mi querida emperatriz...

ya existen bastantes y desafortunados malentendidos como para tenderles o levantarles un puente levadizo...

si los hubiere (malentendidos) mejor encararlos en mitad del camino, sin puertas de por medio, preferiblemente sobre fresca hierba...

estoy seguro que en ese escenario muchos enemigos, al final, no serán tales

un beso

:)

2/8/08 18:48  
Blogger dany said...

lindo, lindo, lindo!!! me encanta todo lo que escribis..sos una genia...suerte hoy =)

2/8/08 19:22  
Blogger Inuit said...

Me parece una sabia decisión. Seguro que unos enemigos en son de paz no pensarían mal del anfitrión, si el camino a su casa estuviera repleto de protuberancias o socavones, y jamás, pensarían con recelo, si entre las hierbas hubieran hormigas mordedoras o piedras afiladas, porque sería idiosincrasias de los mismos aunque fuesen trampas de guante blanco,así en la vida.
Inuits

2/8/08 20:03  
Blogger Daniel said...

Muy bonito tu escrito/tiene todo/no le hace falta nada.
Quizas yo no sea de los que esperan en el castillo/solo seguiria sus huellas/tal vez los encuentre en su vuelta/a la mitad del camino.

Despues de todo/como lo dice ese tan conocido dicho popular"Para tener amigos es necesario tener enemigos"

Te envío mi abrazo.
Dani..

3/8/08 01:48  
Blogger JuanMa said...

No es muy habitual ver empreatrices tan sabias.

(Lamentablemente, sí tormentas inoportunas).

Besos sin fosos que salvar.

3/8/08 06:59  
OpenID elshowdefusa said...

Bueno, ya no queda demasiado original que yo diga "sabia elección", pero lo diré de todas formas. Sabia elección, Gilda. La de la Emperatriz y la tuya. Me ha gustado mucho tu relato de lugares imaginarios... ¡apúntate a las propuestas de Literatúngara!

Ayer vi Hancock, me gustó muchísimo. Me acordé de ti unas cuantas veces. Le decía a mi acompañante (al que le había hecho leerse tu entrada referida a la película): ah, sí, claro, lo de Gilda, ¿recuerdas? Y él decía que sí con la cabeza.

Un abrazo, hermosa.

3/8/08 09:37  
Blogger Arturo said...

Una emperatriz que no presume de tener enemigos. Me gusta tu reino.

3/8/08 16:27  
Blogger CaminanteDeNoche said...

Creo que los enemigos, si son de verdad y de los malos, les importa un pimiento la amistad...pero siempre es bueno bajar el puente que difumine los malentendidos y la ignorancia.

Besos

3/8/08 17:44  
Blogger El Doc 9 said...

muy mistico Arcangel, my de la Edad Media, me gusto, salute grande

3/8/08 20:28  
Blogger Marcelo said...

Puentes levadizos. Hay personas que son como castillos. Y un puente levadizo inmóvil y a mitad de camino, puede ser tomado como una afrenta. Y en ese caso, el castillo será invadido irremediablemente.

3/8/08 21:02  
Blogger M.M. said...

Emperatriz, yo apoyo tu decisión de caminos de hierba y asfalto, así evitamos suceptibilidades de los amigos y enemigos. Me encanta que hallas abierto las puertas traseras del castillo.

Besos y me saludas al Viseconsul.

Maya

4/8/08 01:13  
Blogger Nausicaa said...

Pues has hecho lo mejor que podías hacer,
que no hay quien se fie
de quien tanto cambia de parecer :)

4/8/08 05:03  
Blogger Las3Musas said...

Los enemigos son necesarios, lamentablemente. Cuando uno se pronuncia, siempre hay enemigos de la causa sea cual fuere esta.

Sin embargo, tus puentes me gustan, aunque sean malinterpretados a cascotazos.

besotes,
musa

4/8/08 07:41  
Blogger Diego said...

Pobre emperatriz... Su utopía con caminos y sin enemigos le traerá acaso más disgustos que un noble puente levadizo a medio subir. Estoy de acuerdo con Tarántula en que la historia debería seguir. Me imagino a esa emperatriz desencantada, luego de un tiempo, construyendo más puentes y dejando que el agua vuelva a herrumbrarlos. Un abrazo.

4/8/08 15:02  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

Con todas las tormentas ocurre lo mismo. Se destruyen los caminos y los puentes de comunicación dando lugar a malentendidos

4/8/08 15:57  
Blogger Regina said...

"esos enigmas
que los veranos
derraman
de las estrellas"

amen hermana

Un beso

Preciosos tus escritos, una delicia pasarse por tu casa.

4/8/08 16:27  
Blogger Feña said...

Qué tan vieja es tu alma?
Cuántas vidas has vivido?
Soñé contigo el otro día ( O=!) y creo que te conocí hace mucho mucho tiempo.


Saludos Gilda...
Que tengas una excelente semana.

4/8/08 16:53  
Blogger Sombras en el corazón said...

Mujer, tenías que haber utilizado el aceite para los goznes. Ese que se guardaba para echar hirviendo encima de los enemigos desde las almenas.
Lo que demuestra una vez más, que el puente levadizo, el aceite hirviendo o cualquier cosa no es mala, depende de con que intención se utilice.
Un abrazo

4/8/08 18:30  
Blogger Bohemia said...

Te sientan bien los retos...

Abrazos

4/8/08 19:40  
Blogger Perséfone said...

Estupenda tu decisión. Ojalá los grandes dirigentes del mundo tomasen ejemplo de estas historias de emperatriz.

Te mando un abrazo.

4/8/08 22:51  
Blogger Bonchita said...

Oye que bien!! me gusto muchisimo!! de donde te sacas tantas cosas tan extraordinarias..???
Un abrazo1!

5/8/08 01:04  
Blogger Joseph Cartaphilus said...

:-)

Yo una vez tuve una torre. Por entonces no era náufrago, ni siquiera persona, pero tampoco podía salir de ella. Los´enemigos ni siquiera vinieron, tampoco.

dichosos edificios con puertas de siete llaves

5/8/08 05:27  
Blogger amor y libertad said...

cuánto y con cuánta fuerza deseo yo no tener enemigos

pero los tengo, y la mayoría nacidos por el blog

un beso

5/8/08 07:36  
Blogger Benjuí said...

Heredar guerras es una molestia; heredar castillos mal conservados, un peligro...
Prefiero estas vidas de ahora: si no te sientes a gusto con la herencia, no hay honor que valga: renuncias y se acabó.

(Yo renuncié a una herencia que me obligaba a ir virgen al matrimonio y ser esclava fiel de mi marido, obedecerle en todo, no pensar por mí misma y dedicarme en exclusiva al hogar: menudo puente levadizo que nunca bajaba...)

Un beso, guapa.

5/8/08 10:59  
Blogger Sandra Becerril said...

Sin malentendidos? Eso es difícil, a veces, hasta le dan sabor a la vida jaja... depende de ellos, de nosotros... me invitas a tu puente? Lleno de tinta...

Besos

5/8/08 11:03  
Blogger Laluz said...

Es que un puente levadizo es muy ambiguo! Los puentes sirven para conectar. De última, para aislarte, están las puertas. Digo yo....

5/8/08 16:07  
Blogger Bambu said...

Los puentes si los hay no deben ser levadizos sino puentes a secas, esos si que son necesarios

un beso

5/8/08 16:21  
Blogger Carlos said...

Porqué será que puentes levadizos,
nos alejan sin más del Paraíso.

Besos llanos.

5/8/08 16:37  
Blogger franco ferreira said...

que bonito... Muy bonito. Ojalá el mundo fuera así. Ojalá los gobernantes pensaran como tu...

Ojalá...

Te sigo leyendo ;)

5/8/08 16:50  
Blogger NoSurrender said...

A veces, es el enemigo el que levanta los muros a la ciudad que quiere someter. Lo hizo Julio César en la Galia, no hay nada nuevo. Quedan muchos muros por derribar..

Salud!

5/8/08 17:04  
Blogger Cecilia Alameda Sol said...

Siempre con los puentes bajados o sin puentes que subir cuando el peligro acecha? No sé, no sé si es buena idea.

5/8/08 17:56  
Blogger AdR said...

Y yo añado a tu dedicatoria:

"Y para mí". Para mí mismo, porque me dejas atónito con tus cuentos, sean de puentes levadizos o no, de caminos sembrados de hierba verde y fresca o de anocheceres espléndidos.

Besos :)

6/8/08 09:16  
Blogger SUSANA said...

Muy familiar ese “Entre todos me bajaron el puente a cascotazos”, muy.

Me gusta transitar por los caminos a tu casa. Se llega bien a tu hospitalidad.

¿Los enemigos? Suelen estar entretenidos fabricando sus propios caminos llenos de espinas, obstáculos y fosos con cocodrilos. Son los primeros en probarlos.

Mi sonrisa y también mi Abrazo para Vos Gilda!

6/8/08 11:56  
Anonymous mandoble said...

"entre todos me bajaron el puente a cascotazos"

sublime...esa frase le da el toque de genialidad tan característico de tu autoría

6/8/08 13:05  
Anonymous Anónimo said...

Mejores son los puentes fijos porque no se prestan a confusiones. A mi tambien me gustan tus cuentos de emperatriz.

...Victor...

6/8/08 13:44  
Blogger Aprendiza de risas said...

¡¡Es que tú eres buena gente y por demás!!

Es el aroma que despide tu blog, nena.

Besos y besos,

6/8/08 18:31  
Blogger Horacio said...

a mí me gusta decir puente elevadizo :)

6/8/08 18:47  
Blogger Verbo... said...

La comunicación es un excelente puente y camino.

Un beso ♥

M.

7/8/08 09:36  
Blogger Clarice Baricco said...

Ayyy Gilda, tù escribiendo la vida cotidiana en un relato.
Siempre me haces detenerme y pensar.


Abrazos muchos.

8/8/08 03:54  
Blogger Diabliya Cronopio said...

De lo mejor de tus fantáticosas, Per.

Estoy orgullosa de vos.

8/8/08 17:31  
Blogger Lucy in the Sky said...

Valiente tu postura, sin duda.

9/8/08 21:14  
Blogger eSadElBlOg said...

Emperatriz, un placer acercarnos a su castillo, depsues de tantos dias, por tan agradables caminos.

27/8/08 04:41  

Publicar un comentario

<< Home