16 julio, 2008

La coartada

Yo carecía de súper héroe. Ninguno me convencía. A la Mujer Maravilla la convirtieron en puro símbolo sexual. Batman siempre me pareció que necesitaba años de diván. Cuando veo al Hombre Araña siento unas incontrolables ganas de patearle el trasero. Y Súperman no me gusta por la misma razón por la que desconfío de los sonetos: tanta perfección es poco creíble.
Pero hace poco vi Hancock, y lo adopté de inmediato. Me gustó su cercanía, su humor brusco, sus problemas humanos, su vulnerabilidad pese a ser indestructible. Porque Hancock es destructible aunque sea indestructible.

Hay quien piensa que el amor es la forma de huir de la muerte. Que el ser humano ama para proporcionarse una coartada, un escondite, un refugio. Siguiendo la misma lógica, el precio del amor es la mortalidad como condición. Se nos permite el amor, sí, pero entonces moriremos.
Hancock es inmortal e indestructible. Hasta que se enamore. Cuando Hancock ame, su poder cesará y será tan mortal como vos y yo, y ahí podrán destruirlo. Y este argumento, que puede parecer cruel e injusto, revela la falla del súper héroe. Este argumento pone al humano por encima del dios: como la salvación del mundo depende de Hancock, Hancock debe sacrificarse y resignarse a la inmortalidad. Hancock debe evitar amar. El amor humaniza.
Porque, en definitiva, el amor es cosa de humanos, no de dioses.

59 Comments:

Anonymous salva said...

Yo, de pequeño, quería ser como el Teniente Colombo.

16/7/08 10:51  
Blogger amor y libertad said...

¿y el dios amor? es amor pero no tiene amor, supongo

16/7/08 11:09  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

El amor es cosa de humanos. Y a la vez es divino.Para los dos es mortal. Pero sin el amor no hay divino, ni humano, ni super héroe

16/7/08 11:34  
Blogger Luna Carmesi said...

Héroes con virtudes ahogados en sus defectos. Y el antihéroe, como casi siempre nos hechiza...
¿Por qué?

O tal vez sea que heroe implica no ganador...

;-)

16/7/08 11:39  
Blogger dany said...

me necanto la refelxion, y me dan muchas ganas de ver la peliculaaa...besooooosssss

16/7/08 12:10  
Blogger Camille Stein said...

fascina el talón de Aquiles al descubierto

subyuga la mortalidad asumida por ambas partes, sin tragedia añadida, llevada como pañuelo al viento... y la sonrisa de permanente desafío a esa muerte que ha de venir

esta es la verdadera inmortalidad

... a pesar de ello, escribes como los dioses :)

un beso muy grande

16/7/08 12:16  
Blogger Cecilia Alameda said...

Yo me quedo con Campanilla, que es pequeña y cabe en cualquier sitio. Ya sé que tiene malas pulgas, no se puede ni se debe ser perfecto

16/7/08 12:52  
Blogger El Doc 9 said...

Gilsa, no sucumba ante productos yanquis que solo buscan facturan, mariandonos con sus efectos especiales. El mejor super heore lo tenemos aqui, nuestro Patoruzú, un aborigen cuyo poder proviene del Cielo, de Tata Dios como le dice èl de la dinastial tehuleche de los Patoruzek. De los yanquis, quiza si seria mejor tratado, me quedo con Hulk, ese monstruo que todos llevamos adentro cuando nos enojamos, algunos mas que otros. Pero insisto, los yanquis nos marean, yo tambien caigo seducido por sus mierdas de producciones, el cine alli vende es una industria, nada artisticco, beso y no lo tema a mal.

16/7/08 13:18  
Blogger Horacio said...

uy no conocía esa historia

qué jodidos!!!

16/7/08 13:38  
Blogger TOROSALVAJE said...

No lo conocía, he mirado en la wikipedia y ahora sí, me cae bien.

Comparto tu desconfíanza sobre los sonetos, me temo que los sentimientos se retuercen para que encajen con las sílabas.

Besos.

16/7/08 14:56  
Blogger Pluma estilográfica said...

Madre mía si he leído comics en mi vida!!!!! Y desde luego, comparto tu concepto de Superman (aunque Tarantino se sale en Kill Bill 2).

Hancock? Iré a verla, me da la impresión de que va a ser de las pocas pelis que se puedan ver este verano por aquí.

Saludos!!!

16/7/08 16:58  
Blogger Belén said...

Yo no pensaba ver la peli, pero por lo que tu has dicho me parece muy interesante...

Besicos

16/7/08 17:36  
Blogger Feña said...

Escuché por ahí, que el verdadero amor humano es capaz de durar un segundo, o una eternidad.
Me encantó tu reflexión heroísmo-amor.

Saludos linda, besos y buena semana.

16/7/08 18:34  
Blogger Nootka said...

los superpoderes son de trasmisión genética o cultural??
lo digo por si se enamoran y tienen bebés

16/7/08 19:14  
Blogger DELIRIUMTREMENDS said...

Ya me cae bien el superhéroe este... y te diré algo, para mi su poder mas infalible, es ese, el de no caer en el amor...
Ya te digo, me parece impresionante la filosofía de vida esa, quizás todos seríamos un poco héroes, si pudiéramos decir alguna vez no, no al amor... en pos quizás de otros regalos traidos del cielo, que compensasen de alguna manera ese estado tan ideal y ebrio que es el amor....
Ahora veré la peli, y eso que yo de superhéroes veo pocas, cero, diría.
Un besazo fuerte, siempre me acuerdo de ti, pero ultimamente, conectada poco, o nada.

16/7/08 19:20  
Blogger Diego said...

Y los dioses, mientras tanto y como siempre, siguen de fiesta, riéndose de nuestro amor. Comparto lo que dices de Batman y Superman y el Hombre Araña, pero Lynda Carter... ella seguirá siendo siempre, con o sin estrellitas, mi mujer maravilla. Un gran abrazo.

16/7/08 19:23  
Blogger lágrimas de mar said...

El precio que a veces pagamos por el amor es el desamor

besos, linda

lágrimas de mar

16/7/08 20:04  
Blogger Marcelo said...

Prefiero el punto debil de Superman, aunque no a Superman, que además es mufa. La kryptonita es 1.000 veces más inofensiva...
Por cierto, estás ahorrando para los patos en el estanque y la chimenea?

16/7/08 20:16  
Blogger SUSANA said...

Claro que sí, Gilda!
El amor es cosa de humanos y tan finito como nosotros!

Los dioses ya demostraron su poca capacidad para entender las cosas de este mundo.

Hay "razones que la razón no entiende", y la vida es corta para tantos misterios.

Bello relato, con ese "touch" tan tuyo, como una marca de fuego. Creo que reconocería tus letras entre muchas!

Abrazo Gilda y admiración!

16/7/08 20:38  
Blogger Clarice Baricco said...

Tù siempre tan especial para tus reseñas cinèfilas. Me gustan.

Està en cartelera e irè a verla despuès de leerte, ademàs que mañana llega Batman, y pues tengo que ir a ver al guapo, jijiji...

Fìjate que es increible, pero en este mes sòlo he visto dos pelìculas. Ha sido tanto mi desgaste que estoy fuera de onda, apenas ayer me di cuenta de mi resumen, que no he visto casi nada.
Tendrè que ponerme al corriente.

Recibe mi cariño...

G

16/7/08 23:49  
Anonymous karen said...

Yo pensé que tu problema con Súperman sería por las mallas ajustadas..

:-P

Por cierto que esta es una de las mejores reseñas fílmicas que he leído..

Tendré que ver la película..

Saludos..

17/7/08 02:14  
Blogger Nausicaa said...

Ummm, no estoy de acuerdo! Todos los superheroes que mencionas tienen también como punto débil el amor, lo que pasa es que eso no lo ponen en las camisetas, pero es así, sólo tienes que conocerlos.

Wonderwoman: es una diosa, bajo a la tierra por amor a la humanidad y es despreciada por el resto de dioses por esa decisión.

Batman: Todo lo hace por el amor de sus padres que le fue arrebatado.

Spiderman: Sufre cada minuto por la muerte de su tio y su amada en sus brazos. Su busqueda de justiciia es lo unico q le permite seguir con vida.

Superman: No tiene pasado, ni hogar, ni familia. Con su perfección lo que realmente busca es un lugar entre extraños, en un planeta que no es el suyo y que de otro modo le rechazaría.

Asi que bueno, no los juzgues tan rápidamente :(

17/7/08 04:02  
OpenID brujaroja said...

Anda que si resulta que acabo viendo una peli de superhéroes, yo que los detesto todos, gracias a ti... A ver si va a resultar que Hancock es distinto y me seduce...
Claro que el amor humaniza, por mucho que los poetas quieran venderlo a veces como un sublime asunto de criaturas elevadas. El amor te arroja al abismo, te hunde en el lodo más impensable, te enseña el valor de las pasiones, y te muestra cómo puedes ser de humano.
Me temo que ningún superhéroe puede permitirse tal debilidad, porque el amor siempre mata.

17/7/08 04:37  
Blogger Joseph Cartaphilus said...

Salvo por aquello de que los que no aman mueren igual que todos los demás (pero con más amargura), lo demás me pareció francamente interesante.

Dichosas dioses rencorosos que nos joden los amores

17/7/08 04:46  
Blogger Sureña said...

Vaya...adoro a Will Smith, y para colmo, tu argumento...

¿Cómo no verla? :)

Besicos

17/7/08 05:28  
Blogger Las3Musas said...

No hay nada más irresistible que la humanidad en un súper héroe...

beso
musa

17/7/08 05:45  
Blogger Dr.MIKEL said...

Osea que eso que dicen los curas en las homilias domingueras de: Amaos los unos a los otros como Dios ama a todas las criaturas del universo, es mentira.
Querida Gilda te quemaras en el fuego eterno por negar que el amor no sea cosa de dioses, por masona, e irreverente atea.
Te mando un beso calentito estial, que seguro que por esos lares te haran falta.

17/7/08 09:23  
Blogger ...antidoto esencial said...

Seguro, pues. Amo, ergo soy mortal. No una superwoman (tenia mis dudas)
;)

17/7/08 10:03  
Anonymous Anónimo said...

Todavia no vi esa pelicula, pero de chico era fanatico de Superman, queria ser como él!
Así que esta vez debo contradecirte.

Gilda, compré la antologia y leí tu cuento. Es el mejor del libro y uno de los mejores tuyos. Te felicito.

...Victor...

17/7/08 12:28  
Blogger Benjuí said...

No conozco ese héroe, pero descrito así seduce...

17/7/08 14:34  
Blogger sujetotacito said...

Si la muerte es el precio que hay que pagar por el amor, no es tan alto no?
un abrazo

17/7/08 16:10  
OpenID elshowdefusa said...

Deberían haberte contratado para la publicidad de Hancock. A mí me has convencido, desde luego.

17/7/08 20:21  
Blogger tan versátil como acústica said...

el amor se abastece a sí mismo. es una de las pocas cosas maravillosas del sistema, y nos ha sido simplemente dado.

18/7/08 00:21  
Blogger Churra said...

Pues eso tambien pasa fuera del cine , con el amor uno se debilita , pierde los superpoderes y hasta las ganas de comer .....
se humaniza y se convierte en un ser mortal.
Me apetece ir a verla .
Un beso

18/7/08 06:15  
Blogger La Mangosta said...

Qué linda reflexión! Coincido con la idea.
Besos!

18/7/08 07:55  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

No estoy de acuerdo.

El amor puede hacernos inmortales.

No tiene por qué constituir la búsqueda de un refugio, de una coartada o escondite...

Yo lo veo como un intento de prolongación. Es más, como un intento de alcanzar la inmortalidad.

Mediante la entrega, el éxtasis...

Y si vamos más lejos, mediante la procreación.

(Intento pobremente filosófico de rabatir a un Arcángel; no sé para qué...)

; )


Abrazo indestructible.

18/7/08 08:49  
Blogger Juan 43 said...

De pequeñito adoraba al Capitán América, hasta que descubrí que América (EE.UU) hay demasiados capitanes y salvapatrias y dejé de adorar a nadie que presuma de barras y estrellas mentirosas.
Ahora necesito la mortalidad, la que cada noche te hace desfallecer en la almohada de los deseos cumplidos.

Un abrazo escritora.

¡ Salud !

18/7/08 10:09  
Blogger Perséfone said...

Me encanta el segundo párrafo, sobretod el final, con el que concuerdo al máximo.

Y yo no sé si el amor es una debilidad o por el contrario una cualidad divina, pero qué bonito se siente.

En cuanto a los superheores se refiere... Aún sigo en busca del mío. No hay ninguno que convezca del todo.

Un abrazo.

18/7/08 13:56  
Blogger Diabliya Cronopio said...

El amor humaniza a los héroes y endiosa a los humanos. Sin intención de entrar en la cursilería de Mariah Carey, un hombre que sabe amar puede convertirse en héroe (al menos para su amada) y cambiar un mundo de la noche a la mañana.

Me gustó mucho Perla. Me diste ganas de ver la peli.

18/7/08 15:16  
Blogger melina said...

Hemos inventado tantos dioses a lo largo de nuestra existencia que creo hay para todos los gustos, no?
No conozco nadie que no tenga un héroe personal. Siempre aparece alguno con el cual identificarse, y me parece genial. Es como satisfacer esa parte que nos falta por incógnita, como darle un rumbo a nuestros sueños imposibles, como seguir jugando, como seguir siendo niños. Es la parte humana del amor, la que de alguna manera evita la muerte, como bien lo dijiste.
Creer tal vez signifique dar paso a una oportunidad.

Me gusta leerte, Arcangel!
Un abrazote!

18/7/08 17:59  
Blogger Carolina said...

Ahora necesito ver la película..
aunque podría apostar que termina enamorandose..
o no? quizás no, es ciencia ficción después de todo, y en los guiones el corazón solamente es otro actor..

abrazos

18/7/08 19:13  
Blogger Blogger a tiempo parcial said...

...que gran verdad y que lado le has sacado a la película..felicidades ya que llevas toda la razón...
Yo de peque mi héroe, era el gran héroe americano..una especie de superman que no tenía ni idea de aterrizar...

18/7/08 21:11  
Blogger Inuit said...

El amor es una necesidad celular, es de las pocas cosas intangibles que alimentan la esencia de cada uno y la trasciende.Nuestro Hancock preferirá un segundo de mortalidad que toda su eternidad,cuestión de moléculas.
Inuits

19/7/08 07:43  
Blogger Sandra Becerril said...

Toda la razón, amiga!!!! El amor nos hace seres humanos, nos distingue de los demás animales... pero yo conozco dos que tres que tal vez dirían que es lo contrario, que nos daña, nos hace vulnerables, etc... me alegra encontrar a alguien con quien pueda compartir mi opinión. Creo que el amor, es más fuerte que el miedo.
Un abrazo bien fuerte desde México!!!

19/7/08 10:34  
Blogger mera said...

Todos los Aquiles tienen un talón. No conozco al personaje. Prestaré atención.

19/7/08 13:15  
Blogger PIER BIONNIVELLS said...

Solo los humanos podemos saber de amor.
Por cierto tengo que ir a ver esa peli! me has dejado con la curiosidad..

abrazos.

19/7/08 15:59  
Anonymous Anónimo said...

Un comentario entre cuarenta, buff: lo has inducido en mi código genético, espero decirte algo más concreto si tú me lo preguntas.

stop
parada

20/7/08 15:42  
Blogger Hank said...

ah, perdón, el código anterior lo tecleé yo: hank, que ama y está al acecho cuando es posible

20/7/08 15:44  
Blogger Melibea said...

El amor... ¿Qué es? Es curioso, porque el ser humano no se cansa de hablar de él y, a veces, lo lleva poco al efecto. El amor no sólo implica deseo y ansias por el otro, sino respeto en todas sus formas. Me pregunto si sabemos respetar... No sé. Yo no me canso de amar, aunque me aterra. ¡Es tan caro el amor!

Te deseo mucho amor entregado y recibido.

Un saludo.

20/7/08 15:54  
Blogger Arcángel Mirón said...

Hank, ¿me decís algo más concreto?

:)

20/7/08 15:55  
Blogger Hank said...

Nena, te decía media página de locuras en concreto, pero se ha volatilizado (una puta venganza más, nada fuera de lo normal)

Tantas cosas te había dicho que veré si seré capaz de reproducirlas... eso sí, en un manejador de textos de con file guardado desde el inicio. Pero la putada a sido dura, permíteme: me cago en todas las personas físicas de mi país y en todos los seres humanos que han cooperado activa o pasivamente en nuestro malengendro económico.

García Márquez (nombre rico en acentos prosósicos) se murió
hace cientos, pero sin él,la magia sólo funciona tontamente, lo hemos congelado en el repartidos de hielo de una gasolinera y ahora estamos en pleito.

Yo ya no sé qué hacer: me dejo llevar por la violencia pero siempre que sea lo más adecuado. Si pudiera, como nó, intentaría aleccionar y ser un tipo decidisvo, pero mis ojos asustados de asesino les parece tan evidentes a las camamreras como una chistorra que en vez de roper con el tedio de los montaraces, seas capaz se gritar tu nick a voz en cuello y que una puerta se te abra.
No me queda mucho que decir, o pronto vendrán a por mí. No me importa. Decídle, si queréis, que ya no tengo pechos (lo que tú llamabas tetas) se descompuso en gusanos, que yo pensé que nos atacarían directatemte con tus querácios adecuados, para nuestra sorpresa, el algua infeta del pueblo se elevó con ayuda principal de los mosquitos acompañados en orden y cadencia con la nies--suminor, que no cejaba de abadonar el deerert mejor tratado de la reina
Y pese a nuestros dioses, que bien podrían andar de nuestra parte, no sé yo si lo que quiere es salvarnos alguna parte, o directamente desmembrarnos en el frente y hace de lo ofrecáimos algo para animra a alguien.


ODIO LOS CAMARERO SERVILES CON CARA DE DIOSES: SIEMPRE ME ENGAÑAN. .......(y NO SON LOS ÚNICOS_____)

20/7/08 17:29  
Blogger Arcángel Mirón said...

Ah, Hank, ahora sí entiendo.

...

...

¿?

20/7/08 17:45  
Blogger Hank said...

¿Sí? ¿Y serías tan amable entonces, Gilda divina, de contarme un poquito de qué va la cosa? Porque yo no lo pillo...

Es curioso. Mientras escribía anoche lo de más arriba, sentía el placer enredado en las tripas y desde allí me subían oleadas lentas de felicidad a lo alto del coco, como burbujas que ascendían por la gelatina de mi cuello hasta estallar en el cráneo para regocijo de mis neuronas.

Digo, es curioso que la felicidad tenga ese aspecto desde fuera, tan imbécil, ¿no crees? Es como si... como si la fascinación y la idiotez fueran de la mano.

En fin, déjame llamarte Gilda de nuevo, que de García Márquez ya hablaremos otro día.

Abrazos.

21/7/08 08:54  
Blogger CaminanteDeNoche said...

Qué bien escribes y cuánta razón tienes¡¡¡¡¡¡Iré a ver la peli...

besos

21/7/08 08:56  
Blogger Castigadora said...

Fascinante tu forma de entenderlo, realmente me gustó.

Un beso

22/7/08 14:04  
Blogger marina said...

No sabía que había una película de este héroe.
El amor humaniza y vivifica. Vivir sin amar...es vivir?

un abrazo,
:-)

23/7/08 18:28  
Blogger Jon Doe said...

Cuando era un niño me creí todos los superhéroes. Superman, Batman, Spiderman, incluso Capitán América y alguno más... Cosas de niño muy niño, quiero pensar.

A día de hoy me quedo con los héroes cotidianos. Los de la calle, sin traje, ni doble vida de humano héroe, los de dar las manos que no se tienen para sí.

Un besote.

24/7/08 14:28  
Blogger Raúl said...

Claro mujer, como que no se trata de ninguna película. (Sonrío). Fíjate en la etiqueta de la entrada.
Un abrazo.

25/7/08 11:50  
Blogger M.M. said...

Y claro. De humanos. No hay duda. Todavía no la he visto Emperatriz, pero no pasa de esta semana. Ando por Cajamarca, donde Atahualpa alzó la mano para librar rescate. Acabo de terminar el trabajo hace unas horas, pero me quedo atrapada en la ciudad hasta el domingo (cuestión de vuelos). Mañana relajo, me voy directo a los Baños de Inca a un ritual de limpieza. Ya te contaré eso, entre otras cosas.

Y bueno, yo tengo a mi súper héroe preferida que es Beatrix Kiddo. Con la Mujer Maravilla nunca me llevé bien.

Besos y espero que todo vaya bien por baires.

Maya

25/7/08 23:30  

Publicar un comentario

<< Home