26 diciembre, 2006

Algunos Refutadores de Leyendas nos miraban con envidia, silenciosamente

Me gusta la Nochebuena en el barrio. Me gusta desde un rato antes, tipo siete de la tarde. Me gusta ese espíritu resignado que reina y que a otros les parece deprimente.
Luego de las doce, la cosa es en la vereda. Esta vez, una llovizna débil amenazaba con enfurecerse y empeorar. Me gustó que a nadie pareciera importarle y que siguieran, imperturbables, cada uno en su escalón, asegurando la calle, conviviendo con los vecinos por un par de horas.

Me gusta la Navidad en el pasto de mi tío. En el pasto abajo de una sombrilla y con algo para tomar en la mano. Me gusta que estén todos los que quedamos.

Me gusta que Papá Noel me haya regalado un vestido que me queda como a María Grazia Cuccinotta en El cartero, un collar que le hace juego y un duende navideño que me sirve para enrostrarle su existencia a los incrédulos, entre otras cosas.

Me gusta que la Navidad me sirva de excusa.

Y si quieren leer de dónde saqué el título de este post, toquen acá.

6 Comments:

Blogger Hôichi said...

Me alegro que estés feliz.Seguro que irás bien guapa con tu vestido.

besitos

26/12/06 19:39  
Blogger eSadElBlOg said...

me alegro que te lo hayas pasado bien y te gusten tus regalos

26/12/06 19:40  
Blogger Sandra Becerril said...

Me gusta tu navidad!!!

Y nop, no he recibido tus textos, a qué mail los enviaste?

besos

27/12/06 00:51  
Anonymous gitano said...

Feliz Navidad, Per.
Besos.

27/12/06 11:30  
Blogger El detective amaestrado said...

Disfruta de la navidad, esta bien tener esas alegrías...

27/12/06 16:58  
Blogger pazzos said...

Te desafio a un futbolín. Je.

7/1/07 07:48  

Publicar un comentario

<< Home