12 septiembre, 2007

El mástil (una boa que se comió a un elefante)

El niño tenía un talento especial para ver presagios en borras de café y guirnaldas de flores en yuyales secos. Si alguien le mostraba el dibujo de un sombrero, él veía a un elefante adentro de una boa.
Se acercaba el día de la bandera y la maestra les encargó una tarea: dibujar la bandera argentina. El niño tomó su crayón celeste y dibujó dos rectángulos exactos, cuidando de dejar un espacio blanco en el medio, en donde plasmó un radiante sol amarillo. Una vez que la bandera estuvo terminada, el niño pasó al mástil. Decidió hacerlo como si fuera un arco iris de setenta y siete colores, un mástil brillante, alegre y colorido, dignísimo de la bandera que exhibía.
La maestra vio el mástil primaveral y puso el grito en el cielo: tanto color era una ofensa a los símbolos patrios. Ella misma tomó un papel glacé de un respetuoso tono marrón oscuro, lo recortó y le ordenó al niño pegarlo sobre el mástil de la infamia.

El niño siguió viendo presagios en borras de café, pero desde ese día lo hizo en soledad. Si acaso alguien le pregunta, él contesta que en el fondo de la taza sólo hay una mancha húmeda y de un tono marrón oscuro.

37 Comments:

Blogger P said...

es un texto amargo como el café, espero no limitar la mente infantil. me llamo la atención tu nick, por eso te visito hoy.

pues, seguiré visitandote

un beso a la distancia!!!

12/9/07 17:03  
Blogger Premio consuelo para Lucía Folino said...

Qué blog tan raro para una chica de 24 añitos.



Estoy haciendo una campaña bloggera para difundir algo que no puede ser blanqueado en la prensa por razones políticas y económicas.

http://premioparalucia.blogspot.com



Ojalá te sumes al movimiento de las olas y esto pueda explotar antes de Octubre.
Si continúa la pingüina nos veremos en serios problemas con nuestra libertad de disentir.


Lu

12/9/07 18:35  
Anonymous mandoble said...

Me emocionó el recuerdo...
Y me maravilló cómo lo narraste
Te admiro Gilda
Te admiro mucho

12/9/07 18:36  
Blogger MALEFICABOVARI said...

Esas maestras son las cazadoras de talentos e imaginaciones de los niños... los minan, los destrozan, los marginan... pobrecillo, siguió con su arte a cuestas y solo, y se le coloreó todo de marrón, cómo el mastíl... cómo esa profesora marrón oscura...
A veces, un grande puede cortarnos las alas para siempre con un simple gesto de mas... Se creén con autoridad para ello, pero a veces cortan mas cabezas de las necesarias, y nublan los colores con un par de gestos y palabras... qué pena, espero encuentre otra maestra que le cuente que en el fondo de la taza... hay mil colores diluyéndose, rápido, míralos¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

12/9/07 20:57  
Anonymous jenny said...

ola! viste ...me pasé x tu blog...!!!



es k es muy intelectual y me siento desubicada con mis msjs...


:(

12/9/07 21:10  
Blogger dax Heaven CuTTer said...

Hola.
Escuchando "A los leones", del último disco de Iván, me desayuné con la tan mentada parte en que nombra a Dolina. En base a eso, busqué en el google "Ivan Noble+Dolina" para ver si encontraba alguna referencia de Iván con respecto a ello.

Por esas casualidades del mundo virtual, esta búsqueda me trajo a tu blog.

Admiro a Iván y a Dolina. Pero me sorprendió gratamente leer algunas de tus cosas (especialmente de Noviembre de 2006, a donde me trajo el google)y la verdad quiero dejarte mis (totalmente desvergonzadas) felicitaciones.

Un abrazo grande.

dax.progsinger@gmail.com , si queres, agregame al MSN.

--
dax Heaven CuTTer

www.fotolog.com/dax_intraural
nonidea.blogspot.com
www.fotolog.com/chaffcutters
www.myspace.com/chaffcutters

13/9/07 01:05  
Blogger Bambu said...

Cuanta dictadura hay en la infancia, y cuanto daño hace a las ilusiones de uno, la libertad de expresión tiene cadenas desde que somos pequeños.

Nuestros post estan conectados por el principito! ;-)
Un abrazo

13/9/07 04:00  
Blogger kutxi said...

La influencia de un maestro en un niño es enorme... si fuera padre me daría hasta miedo mandar a mis hijos al cole...

13/9/07 06:05  
Blogger Las3Musas said...

Y sí, ahí está la misión de los padres: despegar los papelitos marrones, enseñarle a ese nene que a la maestra le dan miedo algunos colores, que hay mucha gente así, pero que vale la pena seguir pintando... flor de trabajo, no?.

Nota: con respecto al segundo comentario: no creo que sea "extraño" blog para alguien de 24 años... es como subestimar la juventud, no? y eso por qué???

Muchos besos, Arcángel
Musa

13/9/07 06:31  
Blogger Indigo said...

Macabra receta: primero le matamos la imaginación al parvulito y luego, en el bachillerato o en la facultad, le exigimos que la resucite.
Diosmío ¡cuántas piedras!
Un beso

13/9/07 08:53  
Blogger Aiala Ruiz de Alegría said...

:) :) ¡Gracias por haber dibujado un cordero en un día como hoy!
(aprendemos a pesar de la escuela, a pesar de todo (a ser ligeros) está claro)) !
un abrazo gordo caracola!

13/9/07 09:42  
Blogger La interrogación said...

¿Quién se atreve a quitarle los colores a un niño?
Cuánta imaginación cercenada hay por el mundo...

Besos

13/9/07 10:03  
Blogger TOROSALVAJE said...

A mí los maestros, en general, me dan miedo.

Es tal la desigualdad que la impunidad es inevitable.

Una pena.

13/9/07 10:59  
Blogger Batsi said...

Sabés, así me siento exactamente. Debo decir lo que todos ven, cuando en realidad yo veo las cosas de "otro color"... Pero nadie lo puede ver como yo.

13/9/07 11:47  
Blogger Madame Vaudeville said...

¡Nooooo! Van a acabar matando la imaginación de los niños y me niego a ir a su entierro. El color y la imaginación tienen que brotar y crecer y echar hojitas y flores...
Le recomiendo uno de mis cuentos favoritos, belle arcángel; tal vez lo conozca. Se llama "El punto" y habla de la motivación artística en las aulas. Es una joyita de Peter H. Reynolds, editado por Serres. Le va a encantar, seguro.
Besos de colores

13/9/07 14:04  
Blogger Letra said...

Cuando la palabra obstaculiza, y cuando se sobredimensionan los símbolos, puede ser muy determinante. Quizás el niño, en el futuro, tenga un blog...

13/9/07 16:43  
Blogger lágrimas de mar said...

seguramente esa profesora no tuvo color en su vida
un beso

lágrimas de mar

13/9/07 17:01  
Blogger hermano said...

¿Y hemos de sentir lástima por un pelotudo que no se bancó la primer crítica?

13/9/07 19:09  
Blogger mandarina azul said...

Estoy pensando que no sé qué es más triste: si dejar de ver en los posos del café o seguir viendo pero callarlo.

Gracias por hacernos pensar, Gilda.

Un apapacho del color que prefieras.

13/9/07 19:52  
Blogger Sandra Becerril said...

Por esto me encanta entrar a tu blog...porque me hace volar... cuándo me mandas algo para mi página de Shamra? Me encantaría tener un texto tuyo por allá.

Sí me voy a casar jeje, es sólo que a veces mis palabras son muy... fatídicas... pero no todo lo que escribo es real, imagínate!!! Gracias por el apapacho, envío otro más de regreso!!!

13/9/07 21:58  
Blogger Nausicaa said...

...vaya...

Me siento muy identificada con este escrito. Llevo años haciéndome pasar por una mujer adulta, me harte de escuchar reprimendas por disfrutar de mi imaginación y las cosas bellas de la vida. Sigo haciendolo pero no lo comparto con cualquiera. Contigo si claro :)

14/9/07 05:04  
Blogger reikiaduo said...

Todos los adultos sabemos que dentro de un océano hay una gota

Pocos adultos recordamos que (siendo niños) sabíamos que también hay un océano dentro de una gota

Con el corazón de un niño

14/9/07 06:17  
Blogger Princess of the sea said...

es horrible llegar a adultos y perder la creatividad con la que nacemos!!! y peor aún, será por envidia por la pérdida tenida por lo que intentamos subyugar tal don

one kiss wapa

14/9/07 10:51  
Anonymous enciclopedista invisible said...

Buen post Gilda, !por los niños!
..es una triste realidad que en el mundo haya pequeños a los que se le anule el derecho a disfrutar de una feliz infancia.

14/9/07 12:41  
Blogger elanonimosoy said...

Yo sigo pintando arco iris... y también sigo soportando gente que pone el grito en el cielo.
A veces siento qie me van a vencer o convencer... me doy un tiempo, y vuelvo a los arco iris.

14/9/07 13:29  
Blogger Arcángel Mirón said...

Hermano: dudo que el hecho de cercenar la creatividad de un nene de seis años pueda ser llamado "crítica".
Y la pelotudez es un rasgo que adquirimos a partir de la adolescencia.

Has de sentir lástima por quien te plazca.

Apapachos a todos.

14/9/07 16:27  
Blogger CinQue said...

La maestra mato al principito que llevaba dentro el niño...

Muaaaa.

14/9/07 18:20  
Blogger Rober said...

XD me hace acordar a la época que empecé a andar mal en la escuela XD malditas maestras XD jaja la forma en que se estructura el pensamiento en la primaria es casi criminal XD

15/9/07 18:43  
Blogger MAYA said...

Emperatriz: Me has movido mucho con este texto. Realmente bellísimo. No tolero a los que castran la imaginación de los niños, me revelo ante ello. Lo he visto tantas veces, me he enfrentando a esos pacatos (así los llamamos en mi país). Dios, no hay nada más hermoso que el vuelo mental de un niño. Si se cultivara eso, tendriamos hombres y mujeres más libres y mentalmente sanos.

Un beso Gilda,
(me estoy poniendo al día y siempre es un placer)

Un beso,

Maya

15/9/07 21:25  
Anonymous enciclopedista invisible said...

Pronto, muy pronto.... para tí

regalo

15/9/07 21:46  
Blogger Clarice Baricco said...

Me da coraje ese tipo de maestras.
Caray..
Creo que hay dar cursos de imaginación, de sueños.


Abrazos linda.

16/9/07 01:24  
Blogger tanguetto said...

Esto demuestra cuan estructurados somos los adultos, a veces con falta de imaginación, con fronteras lúdicas que no nos permiten jugar y jugarnos.

Bravo, una lección de "mente abierta" de un niño de corta edad.

En definitiva ME GUSTO.

16/9/07 06:44  
Blogger Adúlter said...

Pero también hay maestras sabias y cómplices y magas ¿no? Yo he conocido algunas...

16/9/07 09:11  
Blogger Sólo son palabras said...

El universo esta teñido de marron, debemos raspar un poco para ver el arcoiris que hay debajo. Debemos evitar maestras robacolores en nuestra imaginación...

Saludos Gilda
=)

16/9/07 09:12  
Blogger cacho de pan said...

fuí ese niño...hasta que me cambié de escuela.

16/9/07 12:45  
Blogger Antígona said...

A eso se nos enseña desde pequeñitos, a plegarnos a la Realidad, a creer en ella, tal y como es, para que luego seamos perfectos súbditos del Estado satisfechos con su lógica y carentes de todo impulso de transformación.

Pero estoy segura de que ese niño acabó encontrando a alguien a quien pudiera decir lo que realmente veía. O a muchos. No todo el mundo acepta que le impongan cómo son las cosas. No todo el mundo está dispuesto a renunciar al "cómo podrían ser".

¡Un beso!

16/9/07 13:42  
Blogger Erranteazul said...

Claro!...Los sueños, las ilusiones y los deseos, siempre habrá alguien que intentará destruirlos. Pero bien sabemos que no lo lograrán. Ahí estarán, aunque sea en una taza de café cuyos residuos siempre nos harán retornar.
Beso

18/9/07 13:50  

Publicar un comentario

<< Home