27 agosto, 2007

El duende de tu son

En mi infancia, el tango era algo de otra temporada, algo que sucedía cuando mis padres tenían mi edad. Mi abuelo Firpo era un tanguero clásico, de boliche en la esquina y recitales en las peñas. Pero mi abuelo murió mucho antes de mi nacimiento, así que mi educación tanguera estuvo en las manos involuntarias de Héctor, el almacenero del barrio. Cuando yo iba al almacén a comprar lo que fuera, encontraba a Héctor escuchando tangos tan mal grabados y tan viejos que se justificaba mi creencia de que esa música era algo deprimente que consumían los ancianos.
Años más tarde, los medios de comunicación empezaron a difundir a Adriana Varela, una mujer con voz de tormenta. Ella me llevó a buscar la pulsión arenosa de la garganta de Roberto Goyeneche; ahí dejó de importarme la vejez y la decrepitud que emanaba de la radio de Héctor: el tango pasó a ser otra cosa. Mantuve, eso sí, la suposición de que el tango había llegado a su fin, y que debíamos mantenerlo vivo escuchando a cantantes muertos y a Adriana Varela.

El viernes fui a un homenaje que le hicieron a Jorge Göttling. Se trataba de un recital de tango. No tango electrónico, no tango embellecido para los turistas. Tango, como el de antes. Pero ahora. Con músicos jóvenes. Jóvenes y talentosos. Muy talentosos.

Me invadió una paz furiosa. Mis nietos van a poder creer que el tango es algo que ocurría cuando su abuela era joven.
Hasta que se den cuenta.

30 Comments:

Blogger Madame Vaudeville said...

Mademoiselle Manso, arcángel mirón de los cielos internéticos, he descubierto por azar su reino argentino y he de decir que me encantan sus escritos, por el sentimiento que desprenden las letras al ser leídas. Le confesaré algo: me crié escuchando a Gardel gracias a mi padre, que me inculcó el amor por el tango, sus desgarradoras letras, la cadencia de sus melodías y la magia de las historias que encerraba. Mi padre temía que desapareciese con los años... Ahora, Adriana Varela canta en mi casa. Y a veces pienso lo que disfrutaría mi padre sabiendo que el tango no ha muerto, como él.
Quisiera invitarla a mi pequeño cabaret, donde podrá escuchar otras deliciosas melodías y soñar con mis espectáculos de letras e imágenes. Enchanté.

27/8/07 16:29  
Blogger Princesa Dariak said...

Mi abuelo se llamaba Nicola. Junto a mi abuela Feli hacian "roncha", ahi nomàs en la Boca, cerquita de la cancha y orgullosos decian que se formaba ronda pa´verlos bailar.
Antes de comenzar a hablar mi abuelo me enseñò dos canciones: La marcha peronista... y Adios Muchacho. Con mis año y medio o dos, me recuerdo parada en medio de los familiares cantando a media lengua...
Despuès el tango, no se lo que paso... se durmiò. Me gusta Julio Sosa, y el tango Tarde siempre me hace emocionar.
Porteña? si!!!...

Un abrazo de Luz, Emperatriz para usted, mi venia.

27/8/07 18:48  
Blogger JuanMa said...

Es sentimiento, y los sentimientos no caducan...

Besos.

28/8/07 02:32  
Blogger Bambu said...

La música es eterna y atemporal, si despierta tantos sentidos no creo que nunca vaya a desaparecer...

28/8/07 06:51  
Blogger Indigo said...

A mí también me gustan, claro que supongo que estoy muy lejos de tí: mis nietos no me relacionaran con los tangos...
Un beso

28/8/07 08:22  
Blogger Horacio said...

Al hablar de estas cosas uno termina hablando de sus familiares porque constituyen nuestra identidad, ni más ni menos. Y con lo que cuenta Princesa Dariak se demuestra por qué la gente va a votar siempre al peronismo: porque es parte de uno.

28/8/07 08:32  
Blogger elperdedor said...

Comparto tu devoción por Goyeneche, “La última curda” es mi banda sonora de perdedor… y no me digas que ya estoy bufando de nuevo; como abuela joven vos también estás aireando una derrota.
No conozco a Adriana Varela, pero Susana Rinaldi es otra de mis devociones, gracias a ella todos mis cafés son “El último café”
Si el tango es la música de la vejez ¿para qué resistirse? Todo nos conduce a ella…
Tu escritura es como la voz de un cantante muerto (tomalo como elogio: ¿Acaso no dicen de Gardel que cada vez canta mejor?)

28/8/07 08:43  
Blogger TOROSALVAJE said...

Imagino que por tango electrónico te refieres a Gothan Project o similares, a mí me gustan, lo siento, y Adriana Varela todavía más, tengo tres cds suyos y me emociona, eso sin ser argentino, me imagino lo que debe producir allí.

Tú también me emocionas cuando escribes así.

Un beso.

28/8/07 08:47  
Blogger Batsi said...

Me encanta el tango. Aunque conozco muy poco de esa música. Para mí es dificil ser conocedora de eso porque vivo en otro continente. Pero he escuchado muy lindos. Mi favorito: Balada para un loco.

Yo también pensaba que era música para viejos. Hasta que descubrí que esa música nunca envejecerá...

28/8/07 10:18  
Blogger Azul caleidoscopio said...

Acabo de descubrir a Adriana Varela, y me encanta, y bueno a los 40, esta venezolana esta tratando de entender el tango, y la voz de esta mujer me ha alborotado la curiosidad, voy a buscar los que nombras. Que bueno que haya tanto aun que puedas rescatar.

28/8/07 10:19  
Blogger La interrogación said...

Me alegra saber que la música de siempre no sólo no muere sino que además se rejuvenece, sale de sus cenizas.

28/8/07 11:07  
Blogger elanonimosoy said...

Yo descubrí el tango cuando tenia 11 años... Hoy, a los 37 casi 38 cada día me gusta mas. Y a medida que pasa el tiempo el mismo tango me va significando cosas nuevas.
Adriana Varela, en vos femenina lo que mas me gusta. (Como dos extraños)
Y no que decirlo El Polaco Goyeneche, sin palabras.
Un abrazo.

28/8/07 13:15  
Blogger Churra said...

Que maravilla ..y eso que no entiendo ni un pijo .
Hce tiempo tuve un enlace " Del tabaco su fragancia "...que solo hablaba de tangos . Lo buscaré .
Un beso .Precioso

28/8/07 16:17  
Blogger martinezconacento said...

No tengo yo conciencia de cuándo conocí el tango. Tampoco me acuerdo cómo conocí a mis hermanos mayores. Uno y otros siempre han estado ahí.

28/8/07 16:52  
Blogger Antígona said...

Mi contacto con el tango se limita, desgraciadamente, a Carlos Gardel. Me aprendí "la Cumparsita" de memoria y aún me recuerdo hace poco cantándola a voz en grito en un día lluvioso cuando atravesaba en bici un túnel.

Me fascina su talante desgarrado, las historias de desamor y engaño que en los tangos de Gardel se cuentan. Aunque las mujeres salgamos siempre mal paradas :)

Aunque algunos mejor no oírlos en un mal día. O mejor sí. Para ponerse a llorar de inmediato y aliviar un poco la pena.

¡Un beso!

28/8/07 17:38  
Blogger nomesploraria said...

tal como lo cuentas, dan ganas de buscar esa vieja radio y pasarse la tarde pegado a ella.

29/8/07 05:17  
Blogger kutxi said...

"... lamento de amargura, sonrisa de esperanza, sollozo de pasión."

Igual esto suena a sacrilegio, no lo sé. Yo llegué al tango gracias a Andrés Calamaro. Concretamente por la versión que hizo de 'Naranjo en flor' en Honestidad Brutal. Hasta entonces el tango lo veía como algo del pasado, como los boleros o la copla. Luego escuché a Gardel como loco y también me replanteé lo de otras músicas "del pasado" y escuché boleros y copla...

Bueno, paro, que me estoy enrrollando tela. Que me encantan los tangos y que bendito el día en que Calamaro me ayudó abrir las orejas y deshacerme de prejuicios.

Saludos.

29/8/07 05:20  
Blogger Las3Musas said...

"ya sé, no me digás, tenés razón: la vida es una herdida absurda. Y es todo, todo tan fugaz que es una curda nada más, mi confesión"
Ayer fui a ver a unos chicos argentinos en bcn que se llaman Violentango, que son buenos. Si querés ver un bar de antes, suspendido en el tiempo, escapado del turismo, andá a Balmes al 300 (Almagro) Se llama "el boliche de Roberto" Estuve ahí hace poco un miércoles a la noche escuchando a los cantores del barrio, subía a tocar y a cantar gente del público... Es un lugar chiquitito, conocelo, después me contás.

Un beso apapachoso, arcangelito.
Musa

29/8/07 06:13  
Blogger Nausicaa said...

Eltango es algo que da un poco de miedo no? Es como si te cogiera el corazón con sus manos durante interminables minutos, temiendo que no te devuelva, que nunca recuperes su ritmo normal.

Me gustó, todo me ha gustado en realidad :)

29/8/07 07:26  
Blogger Valeria said...

Churra se refiere a Jotigliare que escribe muy bien sobre tango.

Tendrás que agracederle a Héctor ese buen descubrimiento.
Un saludo Arcángel

29/8/07 07:50  
Blogger botas de agua said...

me pasa ago parecido con los boleros... los escuchaba de pequeña entre los vinilos de mi madre y me enamoré... ahora cuando los escucho me miran como si fuera extraterrestre... ojalá mis nietos se den cuenta. Sean o no autobiográficos, estos textos son geniales.. el final, increíble como tú eres, Gilda.

29/8/07 08:55  
Blogger botas de agua said...

y dejo aquí la "l" que se comió el texto anterior. besos

29/8/07 08:56  
Blogger lágrimas de mar said...

me encanta el tango, me parece un baile muy erótico y sensual
un beso

lágrimas de mar

29/8/07 18:44  
Blogger Clarice Baricco said...

Ya no me pongas más saudade de lo que ando.
Pero brindemos por el tango.
Sé que te encargarás de rescatarlo para tus nuevas generaciones.

Abrazos preciosa.

29/8/07 22:24  
Blogger el nombre... said...

Más allá de las "modas", y los "turistas", inevitablemente, llega un momento en la vida de cada quién, no importa tanto la edad (aunque en algunos el paso del calendario ayuda -pero creo que se trata más de una cuestión de "vida vivida"-), decía. llega un momento en que te "encontrás" con el tango.
Sea porque tus padres, el almacenero, o vos misma te encotraste un día, entendiendo que en sus letras, había mucho de uno mismo.
Desde ese momento, se convierte en un leit motiv, en tu vida...
Algo que de lo que no se puede`prescindir....

Bravo, la Varela con su Garganta con Arena,
bravo: Pasional,
la cumparsita,
Falcón, El amor desolado...
Fanfarrón...

plaf,plaf!

29/8/07 22:38  
Blogger Paula said...

Yo llevaba meses sin poder escuchar un tango

la semana pasada, me atreví de un tirón con todos los cd de Adriana Varela

Lloré como una niña. Por fin.

Siempre he pensado que los tangos curan, o que tienes que estar curado para escucharlos.

Ahora estoy segura

Un abrazo

30/8/07 10:15  
Blogger cacho de pan said...

la varela es inexistente sin la luque, la bidart, la merello, mercedes simone, susana rinaldi, ¡eladia blázquez! y muchas otras grandísimas cantantes de tango.
tendrías que volver a oír ese tango tristón con ruido a púa.
es muy auténtico.

30/8/07 11:24  
Blogger Yeux de Chat triste said...

Hablando de tango, el otro día vi un DVD de Les Luthiers que cayo en mis manos por casualidad y hacían la parodia de una novela de caballeros y conquistas e iban al ritmo de un viejo tango. La verdad es que estaba para deshacerse en risas.

30/8/07 12:33  
Blogger MAYA said...

Mi querida, a pesar que soy de otro país adoro el Tango, y lo conozco muy bien. No te voy a decir que escuchar la voz de Adriana Varela me pone la piel de gallina, tengo muchos de sus discos y tienes razón esa voz es para poner la piel de gallina. Y no solo cuando hace suyo el tango, Adriana me ha sorprendido en discos maravillosos como el homenaje de mujeres a Sabina y su trabajo en Bajo Fondo.

El tango tiene esa capacidad --que muy pocos géneros y estilos musicales--de reciclarse y rejuvenecerse como que si conociera el elixir de la juventud. Debe ser todo el amor y la pasión que se contiene en él.

Un beso Emperatriz,

Maya

30/8/07 13:48  
Blogger Letra said...

"El tango te espera" dice el dicho, y es cierto, tarde o temprano, cada uno termina encontrándole un encanto irresistible.
Adhiero a tu gusto, Gilda

30/8/07 19:21  

Publicar un comentario

<< Home