12 agosto, 2007

Lanzallamas

Antes de leer este post, les sugiero que lean el prólogo de Los lanzallamas, de Roberto Arlt. Sólo les llevará dos minutos, y vale mucho más que eso.

No entiendo a qué cosa llaman mala literatura. No entiendo en qué se basan los críticos a la hora de destrozar o exaltar un escrito. Y lo que menos entiendo es qué es lo que habilita a un crítico a destrozar o exaltar un escrito.
Yo trabajo como correctora. Alguna vez me tocó leer textos crudos que resultaban imposibles de entender; oraciones mal armadas, signos ortográficos colocados en lugares incorrectos y confusos. Esos textos, para mí, estaban mal escritos. Y hasta ahí llego yo.

El otro día, uno de esos filósofos contemporáneos que odian la televisión pero una vez por mes se los puede ver en algún programa, decía que en el mundo hay demasiados libros y muy poco lugar para ubicarlos. Y que la solución a ese problema es quemar los libros malos.
Vuelvo a lo de antes: ¿cuál es un libro malo? ¿quién determina la mala calidad del libro en cuestión? ¿quién o qué habilita a esa persona a decidir qué libros debemos leer si queremos leer bien? ¿qué es leer bien? ¿leer bien es leer libros ricos en metáforas, comparaciones y palabras difíciles? A ver, acabo de leer Las viudas de los jueves, una novela que no tiene nada de eso y que me parece excelente. ¿Eso me convierte en una mala lectora?
Si viniera el filósofo que propone quemar los libros malos (o García Márquez; para el caso es lo mismo, se trate de alguien a quien casi no conozco o de alguien a quien admiro desde lo más profundo) y me dijera
- Gilda, Las viudas de los jueves es un libro pésimo por tal y tal motivo, es inconcebible que disfrutes tanto al leerlo...
yo analizaría sus motivos pero el resultado no cambiaría. Disfruto al leerlo, y el placer jamás se equivoca. Entonces: si me gusta, es bueno. Si no me gusta, es malo. De ahí a quemar libros hay una distancia enorme que no estoy dispuesta a recorrer. Mi placer es egoísta pero no ególatra.

Pero Arlt tiene razón. No crearemos nuestra literatura conversando continuamente de literatura, cosa que de todos modos seguiré haciendo.
En orgullosa soledad estoy escribiendo una novela, y que el futuro diga.

19 Comments:

Blogger churra said...

Totalmente de acuerdo, un libro es bueno si es bueno para el que lo lee , o le hace pensar o reir o entretener o salir corriendo a desintegrar el atomo, ya firmaba yo por eso.
Besos (y sigue ...y me cuentas )

12/8/07 19:34  
Blogger mandarina azul said...

También, como Churra, comparto lo que dices al cien por cien, Gilda.
Que tu futuro diga lo mejor para tu novela. Algo me dice que así será...

:)

12/8/07 22:28  
Blogger reina imposible said...

Gilda:
La critica literaria periodistica comunmente no se realiza bajo los esquemas que te enseñan -porque si te enseñan con método para interpretar a miles de lectores de un diario en un lenguaje sencillo, conciso y claro lo que el autor quieres expresar- sino que se dejan por llevar por modas, envidias, pseudo amistades, entre otras bajezas.
Malo? Bueno? Yo creo que uno decide. Yo no me dejo llevar por un critico ni de cine, ni de teatro, ni de nada.
Te deseo que sigas y sigas. Para mi la lectura tambien es un placer...sólo mío.
un abrazo
reina imposible

13/8/07 01:14  
Blogger el nombre... said...

Lo que destrozan esos "críticos" intelectualoides tanto de cine, literatura, teatro, o lo que les llegue a la mano, es realmente impresionante.
Yo no suelo leer las críticas de nadie, porque cada uno es quien debe tomarse el trabajo de decidir (y no es poco el trabajo), si algo , "para uno y solo para uno" es bueno o malo. Después, nos sentamos en un café y debatimos horas, pero el trayecto de la lectura, o el tiempo que requiere ver una obra de teatro , cine o circo, nos lo debemos a nosotros mismos.

Y podremos o no estar de acuerdo. En eso se basa la libertad, el respeto, y la tolerancia.

¿HASTA CUÁNDO VAMOS A ESTAR REGIDOS POR LOS SISTEMAS ABSOLUTISTAS QUE NOS DICTAN LO QUE SÍ Y LO QUE NO? Par dieuz!!!!

Con vos, Gilda, comparto el gusto por "Las viudas de los jueves", que leí en marzo pasado.
Y es sólo mi opinión.


Muy buena reflexión.

Un abrazo

13/8/07 02:10  
Anonymous Anónimo said...

Fahrenheit 451 esta cada vez más cerca...

Esperamos poder leer tu novela via blog, asi ningun ser obtuso y envidioso podrá quemarla...

F.

14/8/07 04:37  
Blogger elperdedor said...

Ahhh!! Roberto Arlt, “Los siete locos”. Lo leí hace años, en un café estrepitoso, entre un jueves de aguafuerte y un “sábado inglés”, con ajedrez y té. Es imposible que la mala literatura lo distraiga a uno de la lluvia y del tumulto. Ni la mala literatura ni el mal café pueden con la soledad orgullosa de un lector abandonado al placer.

Suerte con tu novela. Me gustaría ser parte de ese futuro hablador…

14/8/07 11:52  
Anonymous Anónimo said...

El ultimo parrafo es cierto? Cuando voy a poder pegarle una hojeada...?
Besos. Tiito.

14/8/07 12:11  
Blogger Sandra Becerril said...

Yo creo que la crearemos escribiendo, pero también hablando de ella... es inspirador


besos

14/8/07 15:29  
Blogger alakazaam! said...

Creo que soy un libro malo.

14/8/07 19:15  
Blogger Letra de Mujer said...

TAmbién escribiendo? Somos dos!
Besos

14/8/07 20:21  
Blogger srcurri said...

Estupendo el texto de Artl. No lo conocía, pero voy a sacar de la biblioteca Los siete locos para leerlo. Se decía que Artl no dominaba bien el español y por eso hacía construcciones extrañas y se le tachaba de que no escribía bien. Es posible que escribir mal sea armar mal las estructuras, pero también es otra cosa.

A nadie le parece mal decir que hay películas malas. Podemos decir muchos títulos y se podrá llegar fácilmente a un consenso. Pues en el mismo sentido lo pienso yo con los libros. Cuando una novela no entretiene yo diría que es mala. Claro que a según qué personas les puede entretener más o menos. Por poner tres ejemplos de malas novelas actuales, yo diría "Sputnik, mi amor" de Murakami, "Estupor y temblores" de Amelie Nothomb y "Apuntes del scriptorium" de Paul Auster.

Saludos!

15/8/07 07:30  
Blogger srcurri said...

Se me olvidó una frase que viene al caso, de Julio Cortázar en "Rayuela":
De los buenos sentimientos nace la mala literatura.

15/8/07 07:31  
Blogger Clarice Baricco said...

Mi linda Gilda, yo quiero formar parte de ese presente en el futuro de tu novela. Te leeré convencida.
Porque a mi me gustan tus letras y punto.

En cuanto a tu pregunta sobre Casablanca, lo que provocaste es volver al pasado, por lo tanto, pronto te daré lo que estoy escribiendo.

Recibe abrazos soleados.

15/8/07 15:57  
Blogger maria* said...

De acuerdo contigo. ¿Pero no te ha pasado alguna vez que un libro te entretiene pero sabes que no es buena literatura? Igual que los clásicos se supone que es buena literatura y no todos te dan placer. Aún no sé muy bien dónde está para mí la frontera entre los libros buenos y malos. Supongo que debe ser una suma entre el placer de la trama y el estilo que utiliza... ¿NO?

16/8/07 06:31  
Blogger botas de agua said...

digamos que éste es un debate extensísimo en el que no creo que sea capaz de entrar. diré, sin grandes argumentaciones, por cuestión de espacio y porque esto no es una tesis:

1) yo sí que creo que hay buena y mala literatura y que existen unos criterios en los que regirse.

2)lo cual no significa que toda la buena literatura me guste (como en pintura, existen pintores que me horripilan), ni que me disguste la mala (al igual que me entretienen películas malas algún domingo tarde)

no digo que no sea dificilísimo. pero no por eso todo vale. a eso se le llama relativismo. y por lo mismo, cualquier cosa, léase:

mi perro está sucio

puede ser buena poesía (para aquel que le guste)

creo que Arlt (increíble la cita, gracias) no trata exactamente este tema... creo que su crítica es a algunas posturas intelectuales ignorantes e interesadas y desprovistas de criterio (pero desgraciadamente predominantes en ese momento)

besos
(no! juro que no llevo la contraria por sistema!)

16/8/07 18:37  
Blogger JuanMa said...

Genial. Lo suscribo punto por punto.

(y estoy deseando leer esa novela).

19/8/07 18:33  
Blogger Azul caleidoscopio said...

Cada quien con la libertad de escribir lo que quiera expresar y como quiera y con leer lo que quiera leer.., lo que si hay demasiado son criticos que no crean nada y viven mirando sobre el hombro la creacion de los otros. Me encantara leer tu novela, me encanta ademas de tu estilo tus temas.

19/8/07 21:25  
Blogger MAYA said...

Gilda:

Más que sabio el prólogo que nos has hecho leer. En mi trabajo en la editorial me encargo de seleccionar los libros que se van a lanzar al mercado peruano. El trabajo de corrección queda en manos de gente como tú preparada para ello. Yo tengo la suerte de leer la obra cuando está culminada y conociendo mi mercado poder opinar que el libro en mención va a ser un éxito. Muchas veces me he arriesgado con libros que mis colegas han desestimado, pero ahí va mi gran pasión por la lectura y poder descubrir entre noches de insomnio y tardes de café la magia interna de esas palabras e historias. Creo, no estoy segura que soy una afortunda en este aspecto. Más aún ahora que como tú trabajo en proyecto personal.

Me adiero a todo tu post. ¿Quien es quien? Cuando la literatura tiene su propia vida, su propia manera de expresarse.

Un beso mi querida Gilda,

Maya

25/8/07 11:31  
Blogger María Suripanta said...

Suerte, Gilda.

10/3/08 13:55  

Publicar un comentario

<< Home