08 enero, 2007

Y un corazón para el hombre de hojalata

Antes de que Irene y su familia compraran la casa, quien vivía allí era la bruja mala del Este. Al irse, lo único que quedó de ella fue su par de zapatos mágicos: la persona que los usara sólo tenía que hacerlos chocar tres veces entre sí para estar de vuelta en su hogar. Yo se los robé y me fui a Oz, en busca de un famoso mago, y en el camino me hice amiga de un espantapájaros sin cerebro, de un hombre de hojalata que carecía de corazón, y de un león cobarde...

Bueno, la mujer era bruja en serio. O al menos eso intentaba. Ignoro si alguno de sus maleficios dio resultado; lo que sí logró fue el rechazo de todos los vecinos gracias a sus maldiciones e insultos.
La mitología barrial narraba que la bruja deseaba el mal para todo aquél que se cruzara en su vida. Si alguna vez sus deseos fueron cumplidos, también lo ignoro.
Al cabo de unos años se fue de esa casa y de nuestras calles, tal vez porque ya no quedaba persona alguna que no la despreciara: su ambición había tocado el techo.
La casa la compró Irene y si no la recibimos con mariachis fue solamente para que no se alarme ante tanto alivio.

Pasaron años y yo recuerdo a la bruja mala como una persona muy odiada.

Definitivamente y a la larga, la maldad es un muy mal negocio.

9 Comments:

Blogger Hôichi said...

Que bonita película, es un clásico. Realmente ser malo se paga.

besitos

8/1/07 21:18  
Blogger Aiala Ruiz de Alegría said...

Seguir el camino de baldosas amarillas tiene su precio.
Ser malo se paga.
Ser bueno se paga.
Lo importante es no rebajarse demasiado.
:) echo ancla en tu blog, si te molesta me dices

9/1/07 06:43  
Blogger Sandra Becerril said...

Sï, el bien siempre triunfa... al menos en las historias así jeje

besos!

9/1/07 10:42  
Blogger Arcángel Mirón said...

Aiala, anclá donde gustes, ponete cómoda. No puedo entrar a tu blog, me salta una leyenda en inglés (que para mí es como si fuera croata) que dice algo acerca de una "old version".

No me digan que tengo que actualizar de nuevo este blog...

9/1/07 13:40  
Blogger NoSurrender said...

alguien debería encargar alguna vez una versión freudiana de la bruja. Seguro que no era culpa suya, que era una víctima más de la profunda melancolía inducida :)

9/1/07 13:40  
Blogger El detective amaestrado said...

Por eso les va tan bien, por lo mal que marcha el negocio. Son la negación del todo

9/1/07 18:18  
Blogger Miss Neumann said...

y que paso con los zapatos màgicos????? yo quiero unos!!!!

10/1/07 12:41  
Blogger Para, creo que voy a vomitar said...

También existe la magia blanca..., no?

12/1/07 09:12  
Blogger Arcángel Mirón said...

Claro, ésa es la que yo apoyo.

12/1/07 17:43  

Publicar un comentario

<< Home