14 noviembre, 2006

Lecturas para niños (defensa contra las artes oscuras)

Estoy leyendo uno de mis libros favoritos. Debe ser la cuarta vez que lo leo. El argumento es:

Un hombre de ambiciones ruines se convierte en el caudillo de los que son casi como él. Este hombre, hambriento de poder, está convencido de que las personas de sangre mezclada son inferiores y deben morir. Sólo son dignos de vida los de linaje puro y antiguo... siempre y cuando no se opongan a sus planes. Este hombre alimenta su poderío con la colaboración de asesinos y torturadores que trabajan bajo sus órdenes. El pais entero está tan aterrado que nadie se atreve, ni siquiera, a mencionar su nombre. Así están las cosas (y así van empeorando de a poco) cuando ocurre un imprevisto y el caudillo no sólo pierde todo su poder sino que la mayoría lo da por muerto.
Los años que siguieron fueron de increíble calma. La paz y la tranquilidad habían regresado.

Catorce años después de la caída del tirano, un adolescente alarma a todos con una terrible noticia: no sólo no murió el odiado y temido tirano sino que está recuperando su antiguo poder; por el momento, se maneja en las sombras. Reúne a sus antiguos ayudantes y se dispone a atacar cuando todos estén con la guardia baja.
Pero nadie escucha a un adolescente que, dicen algunos, está trastornado. Tampoco escuchan a la única persona que lo apoya, un viejo que, dicen algunos, está senil. La verdad es que la época pasada fue tan terrorífica que la gente no quiere creer que tamaño infierno pueda repetirse.
Al gobierno no le gustan los rumores que corren. Esos rumores complican la paz que tanto les llevó construir. Y como el adolescente subversivo intenta convencer a sus compañeros de colegio, el gobierno se mete en la escuela a modificar reglas y a silenciar a los profesores.


No voy a contar el final porque no me interesa arruinarles el suspenso y porque no lo conozco. Este libro cuenta con siete tomos y yo leí seis.
Pero si un niño de diez años lee este libro, les va a contar que trata de " un chico que se llama Harry Potter y que es mago. Va a un colegio de magos. Juega a un deporte que se juega sobre escobas voladoras y que se llama Quidditch. Sus mejores amigos son Ron y Hermione, y... ".
Y lo que me maravilla es que ambas versiones, la mía y la del supuesto niño, son válidas y ciertas.

Y hablando de lecturas para niños, aquí les dejo el link (copien y peguen) para que lean un cuento de Elsa Bornemann titulado Un elefante ocupa mucho espacio:

http://www.suteba.org.ar/inicio.php?tipo=notadb&seccion=4&idnota=1221&idcat=20

8 Comments:

Blogger Hôichi said...

Desgraciadamente, ese argumento que parece irreal, pasa diariamente en este mundo de los hombres, que nos creemos tan civilizados y modernos.

besos

15/11/06 08:28  
Anonymous matias said...

quiero saber el final ahora!!..pero es asi...la ficcion se mezcla con la relidad a veces no???

siempre tengo el miedo de q lo peor q paso vuelva...y todos me dicen q no,de manera q me siento identificado con el chico...

ese cuento q recmendas es barbaro..tengo algunos libros de esa autora...

besos seguimos en contacto

16/11/06 19:00  
Blogger Arcángel Mirón said...

Yo leo Harry Potter y siento que la autora habla de muchas cosas a la vez.
Es, especialmente el primer libro de la saga, una excelente novela para niños. Pero tiene cosas (Lord Voldemort, los dementores, los mortífagos, las "diferencias" entre los "sangre pura" y los "sangre inpura"...) a las que un adulto puede ponerles nombres, caras y sucesos reales. El quinto tomo ya es un libro para adultos.

Admiro a esa mujer.

16/11/06 19:10  
Anonymous gitano said...

Muy bueno, Gilda.
De Harry leí hasta el cuarto.
Me parece que me detuve mal ¿no? :)

22/11/06 14:33  
Blogger Arcángel Mirón said...

Seeeee, leé el quinto y el sexto ya!!!

22/11/06 18:31  
Anonymous Danielita said...

Y bueno... yo de Harry no leí un choto. De vaga no más... pero si ví las peliculas 1 y 2... vale? (me parece que no).
lo bueno de Harry, es que puso a los chicos a leer nuevamente, y no como una obligación, sino más bien con todo el poder que los libros tienen. Esa sensación de estar atrapado hasta que termine el libro...
En fin...
Besotes impares y sin sal!

29/11/06 19:13  
Blogger Arcángel Mirón said...

En nombre de todo lo que te quiero voy a perdonar esa barbaridad que dijiste acerca de si es lo mismo mirar una película que leer un libro.

:)

29/11/06 19:18  
Anonymous Danielita said...

Nooo, no me malinterprete.
Aclaro... en mi caso, Harry no me atrapó. Y quizás (seguramente) perdí muchas cosas de la historia que sólo pueden notarse en la lectura del libro. Sin embargo -y muy estupído de mi parte- considere que quizás el hecho de que mirara las pelicular mitigaba la falta de conocimiento respecto al Gran Mago...
Disculpe Perlinha, sin embargo, jamás diría que el "cíclope de Cristal" es mejor que un buen libro... o como los llamo yo "cine mental"..

29/11/06 19:25  

Publicar un comentario

<< Home