31 enero, 2009

Impossible is nothing

Hace unos días, el tenista Juan Martín del Potro jugó contra Roger Federer, y perdió sin lugar para las dudas. El resultado no me asombró ya que, en un noticiero y horas antes del partido, habían comentado que Federer es el ídolo de Del Potro.
En el último Mundial de Fútbol, el siempre prestigioso seleccionado de Brasil tuvo un desempeño asombrosamente malo. Por otra parte, el hasta ese entonces ignoto seleccionado de Ghana se mostraba como la revelación del torneo. En el momento en que Ghana y Brasil debían enfrentarse parecía que iba a suceder el milagro, ya que ese seleccionado de Ghana era notoriamente superior a ese seleccionado de Brasil; pero antes del encuentro, los jugadores ghaneses fueron al vestuario brasilero... a pedirles autógrafos a sus rivales. El partido lo ganó Brasil.

Terry Pratchtett escribió que la clave del éxito es no saber que lo que intentas es imposible. Siempre me gustó esa sentencia, me gusta la paradoja que señala. Porque no creo en imposibles, y Pratchett demuestra que tampoco (si de verdad hubiera algo imposible, no habría ninguna clave del éxito).
Si hablamos de deporte, Federer es, dicen, superior a Del Potro. Y Brasil es, creo, superior a Ghana. El problema de Del Potro y del seleccionado de Ghana es que ellos también lo saben, o también lo creen.
La solución que les propongo es dejar de confundir autoestima con soberbia. Soberbia es, en deporte, pensar que nadie puede ganarme. Autoestima es, en deporte, saber que puedo ganar. La soberbia se equivoca a menudo, la autoestima a menudo tiene razón. La soberbia dice que es imposible ser vencido. La autoestima dice que lo imposible no existe. Si es imposible vencer a nuestro ídolo, entonces deberá dejar de ser nuestro ídolo.
No hay dioses abajo del pedestal.

64 Comments:

Blogger Luz de Gas said...

Bravo, es una entrada magnífica.

No hay que sentirse pequeños porque seamos ratones ya se sabe que los elefantes pueden salir corriendo asustados

31/1/09 12:32  
Blogger Sureña said...

Aquí, soberbia es cada una de tus palabras :)

La soberbia y la autoestima son así, en el deporte, como tú bien dices y en el resto de las facetas de la vida. Basta pensar que no vas a ser capaz, para que, realmente, no lo seas.

Besos

31/1/09 13:42  
Blogger Floper said...

Siempre se suele confundir soberbia con autoestima, me ha gustado como lo has diferenciado!=)

" imposible es nada y nada es imposible"

31/1/09 13:43  
Blogger SUSANA said...

A veces, suele suceder que nosotros mismos actuamos como un espejo. La otra parte puede verse reflejada…en proporciones inexactas, quizás más grande de lo que es en realidad.

La clave, se me ocurre, es que se miren en nosotros, como iguales.

Impossible is nothing en el "fair play" :)

Apapachitos mi Amiga Querida!

31/1/09 13:46  
Blogger TORO SALVAJE said...

Hay un blog, no recuerdo ahora cual, que tiene esta frase: "como no sabían que era imposible lo hicieron".

La encuentro genial.

Besos.

31/1/09 14:00  
Blogger Arcángel Mirón said...

Toro: hace un tiempo, en una pared del andén de la estación bonaerense de Banfield, vi un graffitti: "Sin saber que era imposible, fue y lo hizo".
A mí también me pareció genial.

:)

Apapachos a todos.

31/1/09 14:18  
Blogger seo said...

es cierto que nada es imposible si te lo propones, pero hay veces que lo que te rodea te parece tan inalcanzable que tu mismo te das por perdido. y en deporte, hay yo creo que vencer a tu idolo es demostrar que si crees en lo que haces y que no solo te mueves por dinero.lo malo es que el deporte es un negocio como cualquier otro.

un beso

31/1/09 15:07  
Blogger Camille Stein said...

como decían en París

seamos realistas
pidamos lo imposible

... después de todo quizá las playas descansen bajo los adoquines...


un beso, Gilda

31/1/09 15:28  
Blogger .Gs. said...

Hola Gilda!

Me gusta mucho la diferencia que haces de autoestima y soberbia.

Para ganar hay que atrevese, tal vez el más valiente es aquel que no conoce sus miedos. ¿Será así?

Besotes

31/1/09 16:00  
Blogger isis de la noche said...

Me encantó esa frase... y el slogan de Nike con el que titulas el post jeje....

pero lo que dices es cierto: la autoestima y la soberbia son diferentes. La soberbia hace que nos estanquemos en el punto en que pensamos que no podemos aprender más o de alguien más... La autoestima nos permite abrirnos al conocimiento pues reconocemos con honestidad nuestras limitaciones. Y NUNCA DEJAMOS DE APRENDER..

me ha encantado visitarte.. besos ;)

31/1/09 16:52  
Blogger Belén said...

Y no solo en el deporte, si no en la realidad...

Besicos

31/1/09 17:39  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Niña, ¡me encanta como me lo cuentas!
¡Cuánta soberbia hay en este mundo y la autoestima que poco valorada está!
¡Cuantos soberbios hay por este mundo, haciendocque la auteestima esté por los suelos, para que ellos puedan brillar! ¡Ay si yo te contara!!!
Ha sido preciosa esta entrada y la he disfrutado.
Besicos muchos.

31/1/09 18:57  
Blogger Alatriste said...

Me encantó el texto, amiga. Es genial y nos das una moraleja estupenda. Efectivamente, no hay nada imposible. Me gusta mucho el deporte y adoro competir, por lo que estoy de acuerdo contigo, siempre hay que luchar por la victoria. No hay rival pequeño. Un beso fuerte y gracias por tus sabias palabras. Inflamaste mi ánimo. Hasta pronto.

31/1/09 19:01  
Blogger Itzia, la del cabello largo e ideas cortas said...

Tambien depende de que tan alto o tan bajo sea el pedestal... Y si, nuestro ídolo no somos nosotros mismos y creemos que no podemos crecer más alla de lo que ya lo hemos hecho.

31/1/09 21:35  
Blogger Laluz said...

Esto es lo que yo llamaría un post re pradero :¬$
Besos, a vos eh

1/2/09 02:34  
Blogger Salva said...

Es una lección que muchos deberían aprender en la vida.

Hace días que no hablamos, espero que vaya todo bien.

Besos!

1/2/09 07:33  
Blogger drak said...

hasta parece comercial de nike,,,

1/2/09 10:40  
Blogger Arcángel Mirón said...

Juro que Nike no me contrató.

:)

Apapachos a todos!

1/2/09 13:25  
Blogger Zorro de Segovia said...

Federer hubiera hecho bien en dejar ganar a "Delpo". Se hubiera ahorrado el mal trago de hoy. Pobrecillo, daba penita.

1/2/09 15:34  
Blogger Raúl said...

Una reflexión sencilla pero de lo más acertada, Gilda.

Pd.- Pues esta vez, la peli era de lo más conocida; cuanto menos en España. Sonrío.

1/2/09 16:05  
Blogger Clarice Baricco said...

Que en nuestro diccionario personal nunca exista la palabras soberbia y siempre esté por delante la autoestima.

Beso preciosa.

2/2/09 03:48  
Blogger El Viajero Solitario said...

Tu entrada me ha hecho pensar. No hay que confundir admiración con idolatría, supongo.

Y ya que mencionas a Del Potro, no puedo evitar nombrar a Rafa Nadal, vigente campeón del Open de Australia, jeje (no entiendo de patrias, pero este muchaho, Nadal, me hace despertar cierto sentimiento patrio, que no sé aún si llamarlo admiración o idolatría).

2/2/09 07:20  
Blogger Gwynette said...

Pues ayer Federer lloró ante un Nadal imbatible y lleno de generosidad.

Nadal no se sentía seguro y le hubiese gustado haber tenido un día más para recuperarse..y ahí estuvo y ganó a su ídolo..
Grácias, autoestima de Nadal !! :)

Besitos

2/2/09 07:53  
Blogger Nausicaa said...

:) Q gran reflexion, y además la comparto.

Mira a Nadal,su idolo es Federer, pero sabia q iba a ganar y ganó... Todo es cuestion de actitud!

2/2/09 08:01  
Blogger Arcángel Mirón said...

Bien por Nadal.

:)

Apapachos a todos.

2/2/09 10:04  
Anonymous Anónimo said...

Y ahora me venis con Terry Pratchett?! Cuanto tiempo te hinche para que lo leas? Si hasta te preste un par de libros...
No hay caso...nadie escucha a un viejo tio...

2/2/09 10:10  
Blogger Arcángel Mirón said...

Anónimo No Tan Viejo Tío: ¿Y de dónde pensás que saqué esa frase? No sé si es de Mort o de Mundodisco, pero estoy segura de que era un libro tuyo.

:)

Apapacho tiíto!

2/2/09 10:26  
Blogger Dr.Mikel said...

Y sobre el pedestal tampoco querida Gilda......
Recuerdo cuando estudiaba de un hecho que me llamó la atención sobre manera. Resulta que en la facultad de filosofia y letras tuvieron que atender psiquiatricamente al decano, diagnosicandole sindrome de soberbia aguda, porque este buen hombre habia calculado que para leer todo lo que habia publicado sobre filosofia empirica, necesitaba vivir 575 años, y el ya tenia 55.
No podia soportar no saber mas que nadie.

2/2/09 10:47  
Blogger Lucy in the Sky said...

Impecable tu reflexión.

2/2/09 10:52  
Blogger AdR said...

No me ha quedado más que leerlo tres veces. Y no porque no lo haya entendido, no. Es que quería maravillarme más de una vez.

Besos

2/2/09 21:23  
Blogger JuanMa said...

Muchas veces somos nosotros quienes ponemos nuestros propios límites...

Besos sin límite (eres mi ídolo).

2/2/09 21:42  
Blogger ABRAXAS CADIZ said...

Yo me pregunto: ¿existe "lo imposible"? Si hasta se dijo, sin ir más lejos, que lo que es más pesado que el aire nunca podría volar... y se quedaron tan frescos, viendo volar a los pájaros...

3/2/09 06:32  
Blogger Trenzas said...

Bueno, yo como estoy tan contenta con lo de Nadal... :)
Pero a mí lo que me gustó verdaderamente de ese torneo de Australia, fue la actitud de Rafa, ante las lágrimas de Federer.
Un ídolo lo es, de verdad, cuando merece ese respeto de quien lo vence.
Saber reconocer la derrota y no ser soberbio en la victoria, porque la vida y el deporte, viene a ser lo mismo; un esfuerzo de la voluntad.
Preciosa entrada.
Apapachos....!

3/2/09 08:15  
Blogger Castigadora said...

Es un post muy cierto. Hace unos días Federer dijo que prefería jugar la final contra Verdasco, en lugar que contra Nadal, Perdió. Era de esperar.

Un saludo

3/2/09 09:59  
Blogger Pradero said...

Opino lo que Castigadora.
Nadal le ganó "con la camiseta".


Igualmente, estimada Gilda Manso, no pienso bajarte de mi pedestal.

Besos, a vos, claro.
:)

3/2/09 10:31  
Blogger Arcángel Mirón said...

Abraxas: justamente, opino que no existe.

Pradero: dale, que tengo vértigo en las alturas!

:)

Apapachos a todos.

3/2/09 11:09  
Blogger Carlos said...

Coincido con lo que dices, igualmente pienso que el proceso de "desidolizar" al ídolo, suele ser progresivo y un día, tal vez sin darte cuenta, logras quitarte la mochila.

3/2/09 15:10  
Blogger Bicho said...

Muy buena la reflexión.

Es la primera vez que me dejo caer por aquí, pero no he podido resistirme a dejarte un comentario.

Un saludo.

3/2/09 19:19  
Blogger Herman said...

Muy sabias tus palabras, Gilda. Anoto la frase en cursiva ("La clave del éxito es no saber que lo que intentas es imposible"). También me gusta mucho.
Un fuerte abrazo

3/2/09 20:25  
Blogger Batsi said...

Y qué me queda sino darte la razón. Además me has salido filosofa...

4/2/09 08:13  
Blogger Arcángel Mirón said...

Bicho: bienvenido.

Batsi: jajaja ¿para tanto?

:)

Apapachos a todos!

4/2/09 10:20  
Blogger dany said...

es verdad..se confunde...
pero estas vos para diferenciarlo y lo haces muy bien..un beso

4/2/09 13:50  
Blogger Juan Escribano Valero said...

Hola Arcangel Miron: desde el blog de María Jesus llego hasta ti. me ha encantado leerte pero no estoy de auerdo con tu afirmación de que la soberbia se equivoca a veces; la sobervia se equivoca siempre y además es un pecado de los más gordos, en cambio la autoestima es una virtud que debemos cuidar.
Con simpatia te dejo un abrazo y mi eslogan para toda la cuaresma
PORQUE DIOS EXISTE SOY FELIZ

4/2/09 19:22  
Blogger CaTpRiNcE said...

Tienes toda la razon del mundo, lo malo es que hay gente que se deja llevar por la soberbia...
yo tambien pienso que no hay cosas imposibles...


Un saludo!!!

4/2/09 20:40  
Blogger Perséfone said...

Precisamente creo que eso que comentas es lo que le pasa a Federer cuando juega contra Nadal.

Unos crean a una bestia negra y otros creen en ella, cuando en quien deberían creer realmente es en sí mismos y en sus propias posibilidades.

Por cierto, yo tampoco creo en imposibles.

Un abrazo.

5/2/09 00:02  
Blogger ANABEL said...

Me encanta los razonamientos que plasmas. Me haces pensar, y además me animas, ¿puedo pedirte más?. No creo.

PD. Sí, puedo pedir algo. Sigo sin poder conseguir "Primitivo ramo de orquideas" en papel, ¿puedes darme los pasos para hacerlo, o me recomiendas que lo descargue de Libros en Red?.

5/2/09 07:39  
Blogger Tarántula said...

"Si Dios no existiera habría que inventarlo" Voltaire

Los pedestales deben ser movibles, de límites difusos, aplicables a cada situación, eclécticos.

Un saludote, Gilda, excelente post, como siempre.

5/2/09 09:54  
Blogger Arcángel Mirón said...

Juan Escribano Valero: yo también pensé, en un principio, que la soberbia se equivoca siempre. Luego pensé que no hay nada absoluto.

Anabel: "Primitivo ramo de orquídeas" estará disponible en papel en estos días. La verdad es que se atrasó, debió haber salido en enero. Quedate tranquila, yo te aviso. Gracias por tu interés.

:)

Apapachos a todos!

5/2/09 10:44  
Blogger alkerme said...

Tampoco creo en imposibles...

Gracias y un beso.

5/2/09 18:58  
Blogger mera said...

El deporte es la vida y la vida es deporte. No me interesan los deportes, pero todo lo que apuntas me vale.
Salud.

5/2/09 19:01  
Blogger la jardinera said...

Tendrías que venir a mi cole para darles una charlita a mis peques; algunos van faltos de autoestima y otros sobrados de soberbia.
la cuestión es mantener el ego en su sitio, bien colocado en la balanza y que no se vaya ni para arriba ni para abajo.

Por cierto, a pesar del frío reinante, la primavera ya baila alegre en mi jardín y tú tienes mucho que ver con sus risas.
Si quieres, te dejo la verja abierta y te acercas cuando tengas un ratito. Me encantaría que lo hicieses.
Te espero.

6/2/09 10:16  
Blogger NuNú said...

Me parece a mí que Rafa Nadal ya se pasó por tu blog y por eso gana al Federer jijijijijijiji

Estoy contigo en eso de que los imposibles y los límites nos los creamos nosotros.

Besos

6/2/09 12:38  
Blogger Arcángel Mirón said...

Gracias a todos.

:)

Apapachos!

6/2/09 12:49  
Blogger Alatriste said...

¿Qué te retiene, amiga? Espero que estés bien. Se echa de menos tu imaginación. Un besazo. Cuídate.

6/2/09 17:32  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.


Me gustaría poder afirmar que lo imposible no existe.

Pero me resulta imposible.

Los ídolos caen, por sí solos las más de las veces, hundidos de años, de mala vida, de soberbia (que bien diseccionas...)

Por llevarte la contra en algo más: dioses hay en todas partes...

; D


Abrazo endiosado.

6/2/09 18:28  
Blogger NoSurrender said...

siempre me gustó ese lema de Mayo del 68 que decía "seamos realitas: pidamos lo imposible"

Besos!

7/2/09 09:17  
Blogger Arcángel Mirón said...

Alatriste: estoy bien, con algunos asuntos personales que resolver.
Gracias.

:)

Apapachos a todos!

7/2/09 11:46  
Blogger CaminanteDeNoche said...

De acuerdo contigo...lo imposible es aquello que creemos que lo es... o que es tan difícil conseguirlo que nos agota y desistimos.

Besos

7/2/09 12:58  
Blogger Joseph Cartaphilus said...

Yo creo que todos los dioses que conzco no saben lo que es un pedestal. Pero es que son muy de estar por casa los jodidos.

Dichosas teologías cotidianas

7/2/09 16:20  
Blogger Arcángel Mirón said...

"Todos los dioses que conozco no saben lo que es un pedestal".

Joseph, ¿ves por qué digo que sos enorme?

7/2/09 16:27  
Blogger Inuit said...

Me gusta mucho como desgranas los conceptos y como los matizas hasta el punto de no existir equívocos.
Una crítica muy bien hecha, de una mente muy lúcida.
Inuits

7/2/09 18:03  
Anonymous Fusa said...

Me gusta cuando escribes así como en esta entrada. Cuando coges un tema así, diríamos, complicado y lo transformas en un texto cargado de certezas.
Esto que explicas de la soberbia y la autoestima es algo que todos, seguro, hemos pensado alguna vez. Pero con una diferencia: lo pensamos con imágenes, con ejemplos, por no saber ponerle palabras.
Y vienes tú y lo haces tan sencillo.

Te abrazo, Gilda.

9/2/09 20:37  
Blogger Shandy said...

Bien explicada la diferencia. En cuanto a la frase de Terry Pratchett y el personaje de Amparo con su escoba, no se me olvida.
Un abrazo

10/2/09 22:31  
Blogger Juan 43 said...

Permíteme que te aplauda.
Sobretodo por las cosas tan hermosas que me has permitido pensar al leerte.
Eres grande Arcángel, muy grande.

¡ Salud !

13/2/09 01:28  

Publicar un comentario

<< Home