13 enero, 2009

Defensa del silencio

Durante los primeros instantes, el mundo no existe. Nada importa tanto como manotear en la mesa de luz para ver si mi cabeza está ahí o si una vez más rodó abajo de la cama. Cuando la encuentro y me la coloco lo mejor que puedo, comienzo a percibir los sonidos del silencio: la ronda incansable del ventilador de techo, el motor de la heladera, los autos ajenos que pasan hacia destinos que no me interesan. En ese momento el mundo recupera su lugar y está bien que así sea, porque recién ahí puedo desperezarme; me estiro en el colchón y en el estiramiento reconozco mi cuerpo aunque no recuerdo para qué sirve. Debo dejar pasar unos segundos más, mejor si son minutos. Bostezo con los pies y los ojos me pesan. Todavía no estoy lista para sumarme al trajín natural del universo.
Y justo cuando me encuentro en plena recuperación de mi consciencia luego de una noche de inexistencia (o de existencia en un plano lateral, no sé), alguien, otro habitante de mi casa, pone música. Y otro ladra. Y uno que cayó de visita sin reparar en horarios, habla alto. Y a mí no me queda más remedio que comenzar la mañana con humor de mal karma, y rogar que al día siguiente la casa se halle en silencio hasta que logre renacer por completo. De otro modo corro el riesgo de quedarme a mitad del camino y ser, en vez de humana, sal o látigo o veneno.

52 Comments:

Blogger Alatriste said...

Pues a mí el universo me pilla siempre dormido por lo que se ve. Je, je, je. No logro subirme a ese tren que continuamente pasa por mi anden. Es frustrante. Tus textos siempre me hacen pensar, amiga. Gracias. Un beso enorme y que te vaya bonito.

13/1/09 19:22  
Blogger Luz de Gas said...

Por lo menos te da tiempo de hacer algo o de por lo menos pensar, que suerte

Besos

13/1/09 20:53  
Blogger Rafu said...

Cuando caemos en la borrachera, el adormilamiento, o no sé en un sueño muy profundo tal vez dejemos de pensar ergo existir, o tal vez, como pensamos distinto nuestra existencia se mueve en otro plano y somos otra cosa, otra cosa que no quiere que se le moleste demasiado pronto.

O algo asi.

Muchos saludos.

13/1/09 21:07  
Blogger Javier said...

El sueño es olvido. De hecho los que tienen gran suerte en esta vida entran en coma profundo por unas 7 u 8 horas diarias. Se ve que vos sos de esas suertudas del sueño casi muerte... jaja te envidio Gilda... yo me despierto con sonidos kilométricos.

Beso!

13/1/09 21:10  
Blogger Joseph Cartaphilus said...

Y aún tienes suerte, porque yo no se para que sirve mi cuerpo, no recuerdo cual es el lugar del mundo y por las noches existo más que en ningún otro momento.

pero aun asi te compadezco porque de esa manera me compadezcoo yo también y estrechamos lazos

Dichosos mañanas, lo temprano que se levantan...

13/1/09 21:31  
Blogger isis de la noche said...

¿Humor de mal karma?

jaja.. excelente frase..

Pues un consejo: siéntate al filo de la cama hasta que tu conciencia logre despegar de la almohada y adherirse a tu cuerpo jeje...

y solo entonces, levántate y anda! ;)

un beso..

13/1/09 21:33  
Blogger SUSANA said...

Já! A veces me gustan los mimos al amanecer. Otros días sin embargo prefiero el silencio absoluto. (presagio de tormenta interior)

El "mal karma" generalmente viene después, cuando me relaciono con los ruidos del mundo. Por mientras, ronroneo.

:)

Besitos Sweety!!!

13/1/09 23:48  
Blogger Perséfone said...

Suscribo tus palabras. Es más, ne veo reflejada en ellas.

Un abrazo.

13/1/09 23:53  
Blogger Strika said...

El silencio debería ser un derecho, y el ruido un delito. Pero vivimos en un mundo que le tiene pavor al silencio y hace todo lo posible por cubrirlo.

14/1/09 00:45  
Blogger Belén said...

Has descrito muchas mañanas mías, sobre todo eso de ponerse la cabeza...

Besicos

14/1/09 03:53  
Blogger TOROSALVAJE said...

Yo en cambio me levanto siempre de buen humor, haya ruidos o no, y rápido, no me cuesta en absoluto.

El resto del día ya es otra cosa.

Besos.

14/1/09 04:40  
Blogger El Viajero Solitario said...

Leer este exquisito texto de buena mañana hace que se obre en mí una suerte de mimetización instantánea con el personaje, contigo o con quien quiera que te haya dictado las palabras.
Ni renacer tranquilamente le dejan a uno.

14/1/09 06:17  
Blogger NuNú said...

Uyssss, totalmente identificada con este texto. Te cuento. Tengo una ocupa en mi casa y me cuesta me cuesta cada día más y eso que es super silenciosa así que me imagino cómo será con gente más ruidosa...

Renazca sin ruidos mañana, renazca sin látigo o con él (a veces también es necesario),pero renazca siempre como ángel que es.

Besos

14/1/09 09:16  
Blogger Arcángel Mirón said...

Javier: no, me despierta el ruido de una pluma.

:)

Apapachos y dulces sueños.

14/1/09 10:07  
Blogger Nausicaa said...

Pocas cosas son más dificiles que las mañanas, y pocas más complicadas de aguantar en compañia. No siempre se gana, algunos días tendremos que ser látigo o veneno, pero se pasa.

14/1/09 10:26  
Blogger Carmen (LaCondiciónHumana) said...

Es muy divertido el relato jajaja :) la verdad es que esos momentos de "recomposición" son delicados, creo que en esos momentos los locos y los cuerdos habitamos el mismo estado mental... la loca que llevas dentro no sabe poner bien el filtro al mundo que la cuerda que durante el día eres si sabe poner... la loca puede quedarse y hacer que te conviertas en veneno, pero también puede hacer que veas cosas que el filtro no te deja ver...

:)

14/1/09 11:51  
Blogger .Gs. said...

Hola arcángel!
Me hizo pensar su relato, el silencio es una de las esencias que más admiro. Siempre necesario...

UN beso desde un admirador!!

.Gs.

14/1/09 12:17  
Blogger dany said...

como te entiendo..
para bajar al mundo necestito tiempooooo..
y si no, definitivamente, soy veneno...

14/1/09 13:56  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel Silencioso.

¿Y no recuerdas para qué sirve tu cuerpo?

Eso ha de ser grave...

; D

A veces me despierto y no sé quién soy ni donde me hallo.

Esto siempre ocurre de día, en el salón de casa, en un sillón, con mi familia presente.

Mi reacción: tirarme al suelo cuan largo soy.

O buscar agua.
Beber y sintonizar mi astral con mi físico (ya estamos con las pijoterías metafísicas...)


Unos segundos después, empiezo a mirar a mi alrededor: las caras asustadas de mis hijos me terminan de anclar a este mundo.

Salgo.

Doy un paseo, como de "reconocimiento" por toda la casa.

Vuelvo. Los otros ya más tranquilos.
Yo, con agudísimo dolor de cabeza y satisfacción por ver que regresé a un sitio humanamente muy confortable.

Cada vez me ocurre menos.



Un abrazo silencioso.


P.S.: En el "Trazando Caminos", este mes el tema es "El silencio".

14/1/09 16:33  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

Esos minutos necesarios para renacer de nuevo deberían tener el derecho a un silencio sagrado.
Me cuesta renacer más de unos minutos, por eso reconozco que si el silencio dura un poco más ya no renazco a la hora en que toca renacer

14/1/09 16:49  
Anonymous Sinuosa said...

Te entieno. No sabes cuanto.
¡Buenos días!

14/1/09 17:50  
Blogger Laluz said...

Por lo menos te podés poner la cabeza, hay días en que ni eso una logra!
Besis

14/1/09 20:33  
Blogger Marcelo said...

El problema es ser veneno. Sal o látigo, no están mal...
(Volví)

14/1/09 20:51  
Blogger Raúl said...

No Gilda, no perdamos la paciencia. Antes hagamos lo que tu personaje, desencajémonos de vez en cuando la cabeza y paladeemos el silencio, sorbo a sorbo.

14/1/09 21:34  
Blogger g. said...

Me gustó pensar más que nada en esto:

...O de existencia en un plano lateral...

Lindo, texto; ando corto de palabras esta noche, perdón.
Saludos.

15/1/09 02:20  
Blogger marina said...

me encanta como describes este volver al mundo...( a este plano,jeje), hay muchas frases que me han atrapado como este "bostezar con los pies"...mmm..


un abrazo,

15/1/09 05:51  
Blogger Dr.Mikel said...

Un dia más por afrontar o un día menos vivido.
Supongo que en esos momentos uno no se preocupa mucho por la metafísica ni por la filosofía descriptiva.
Apapachos mañaneros y lametazos de Enriqueta.

15/1/09 13:09  
Blogger Gwynette said...

Hasta que no me he tomado el segundo café yo no me acuerdo ni de como me llamo...

Me gustan tus cotidianeidades :)

Apapachos, Hilda

15/1/09 13:33  
Blogger Arcángel Mirón said...

Gracias a todos.

:)

Apapachos.

15/1/09 15:30  
Blogger Diabliya Cronopio said...

hermosamente enojado o enojadamente hermoso.

15/1/09 17:27  
Blogger Sureña said...

¿Habrá alguien que no se haya sentido identificado con esto?

:)

Besos

15/1/09 17:28  
Blogger Juan José López JARILLO said...

Es verdad..a veces un silencio a tiempo vale más quela(s) palabra(s).Es verdad...

Y ahora ..me callo.

15/1/09 18:16  
Blogger Guarismo said...

(Pasé por aquí rebotando desde la fabrica de sueños de Berrendita).

Curioso despertar. Mañana intentaré colocarme bien la cabeza y, sobre todo, bostezar con los pies. Muy bien descrito.

Me ha gustado. Volveré.

Un abrazo,

Miguel

15/1/09 19:54  
Blogger ABRAXAS CADIZ said...

Yo creo en ese refrán castellano tan sabio que dice:
"No por mucho madrugar me levanto más temprano"
Además me he comprado un despertador ergonómico que me ha endulzado mucho la vida:
suena justo cuando me despierto...

15/1/09 19:58  
Blogger Zorro de Segovia said...

sí, lo reconozco. Soy uno de esos que se levantan de un salto y de buen humor. Duermo seis horas y me vale. Me fastidia perder el tiempo durmiendo, quizá por eso me encanta despertar. Y es que, poniendome poético, ¿hay algo más bello que despertar, saber que estás vivo, tratar de recordar un sueño perdido, pensar en tus cosas mientras hueles como borbotea el café ...?

Algunos de mis amigos dicen que soy odioso. Perdona, Gilda.

15/1/09 21:10  
Blogger Arcángel Mirón said...

Zorro: yo también me levanto de buen humor, siempre y cuando no me hablen durante las dos primeras horas.

:)

Apapachos a todos.

16/1/09 11:09  
Blogger Batsi said...

En mi departamento siempre hay silencio- puesto que vivo sola. Pero ese también hace ruido; a veces más alto que ningún otro.

16/1/09 11:39  
Blogger Trenzas said...

¡Ah, sí...! Ese ponerse la cabeza, lo conozco :DDD
Y dejar pasar añgo de tiempo antes de permitir que el Gato me de los buenos días, si no quiere recibir un rugido por respuesta :)
Aunque tenga los ojos abiertos, mi cerebro aún duerme un largo rato.
¡Me viene como anillo de brillantes al dedo!
Abrazos dormidos, escritora.

16/1/09 14:38  
OpenID algundiaenalgunaparte said...

Real como la vida misma...

Saludos,

16/1/09 17:19  
Blogger mera said...

Soy gente de buen despertar, y recien despertado tengo más sangre en el cerebro, luego se vá repartiendo, de mañana corre más la cabeza, es a partir de mediodía que empiezo a decir tonterías.
Muy bien, un abrazo.

16/1/09 17:46  
Blogger Clarice Baricco said...

Ya viste que Silencio está dentro de mis palabras favoritas. Sin embargo, me gusta escuchar levemente el respirar de las lucièrnagas y búhos y árboles y Movie.
Me gustó tu Silencio.

Besos.

17/1/09 03:52  
Blogger ¿Escritora o escribidora? said...

Bostezo con los pies...

Qué frase... Me ha encantado...

Un beso

17/1/09 07:20  
Blogger dany said...

gil_: te dejo, la dire del otro bloghttp://dany-cinemaniaca.blogspot.com/

17/1/09 14:22  
Blogger amor said...

la humanidad de por sí ya tiene algo de divino veneno

un beso y mi constante enhorabuena por tus éxitos

s

17/1/09 16:40  
Blogger ...antidoto esencial said...

Mi mal humor no depende de la rapidez del despertar, o de su manera, sino de lo que tenga que afrontar ese día que empieza.
No paro de felicitarte por tus publicaciones y cuentos de aquí. Pero es que te lo mereces.

17/1/09 17:56  
Blogger Arcángel Mirón said...

Batsi: sí, a veces el silencio tiene mucho por decir. Y no se calla nada.

:)

Apapachos a todos.

17/1/09 18:13  
Blogger Algo Simple, por favor said...

Solo una pregunta: ¿Nunca se te cae la cabeza?

Me gusto bastante, un dia a dia generalizado, que me hace identificarme.

18/1/09 02:38  
Blogger Inuit said...

Qué preciosidad de relato. Me ha sacado una sonrisa lo del "humor de mal karma", es muy gracioso para mí.
Yo les digo cuando me pasa eso y el exterior me perturba...¡tranquilos que estoy amaneciendo!,hace poco que me desperté.
Inuits

18/1/09 08:44  
Blogger JuanMa said...

Renacer es un proceso complejo...

(Sal, o látigo, o veneno, igual creo que merecerás la pena).

Besos salados, pero no venenosos.

18/1/09 10:51  
Blogger Arcángel Mirón said...

Algo simple, por favor: sí, se me cae, y a veces pasan horas hasta que la encuentro.

:)

Apapachos a todos.

18/1/09 13:37  
Blogger Lucy in the Sky said...

Uhh, me encantó el final. Yo suelo ser ácido cuando estoy mal del karma.

2/2/09 11:03  
Blogger Raúl said...

Aquí, al resguardo del "silencio" de esta entrada, y apesar de no tratarse de ninguna adivinanza, (sonrío) a ti te digo en voz baja sin que nadie nos oiga, que la peli de esta semana es: "La noche del cazador" de Charles Laughton.
(Y vuelvo a sonreir).

12/2/09 13:46  

Publicar un comentario

<< Home