11 mayo, 2008

Romancero desconfiado

Escribir una carta romántica es una tarea de extrema sencillez. El autor debe confeccionar una lista con palabras pertinentes: amor, pasión, corazón, eternidad, inmensidad. A continuación, debe unir esas palabras siguiendo una lógica gramatical: la inmensa pasión que arde en mi corazón hace que mi amor por vos dure toda la eternidad. Etcétera. El autor puede plasmar estas palabras en una tarjeta ilustrada con gaviotas o flores o gatitos rodeados de corazones, y la carta romántica estará lista.

No suelo escribir este tipo de cosas. Sí suelo escribir historias de carceleros que arriesgan mucho más que su empleo para salvar, tal vez, una vida, de verdugos indolentes a fuerza de costumbre, y de buitres que caen en su propia trampa en el infierno del desierto.
Creo en el amor. Creo en el amor con la tenacidad de los inocentes. Creo en el amor con fe redentora. Pero el amor en el que creo no es sedoso, más bien tiene textura rústica, como madera labrada, y no sabe a champán ni a agua mineral sino a caipirinha o a ese licor de frambuesa que tengo en el mueble de la cocina, al lado del microondas.
Entonces las historias que escribo buscan alejarse de esa idea del romanticismo, ésa que hace escribir cartas con precisión cirujana. Creo en el amor como algo sagrado y humano. Por lo tanto, necesito desmitificar la versión que intenta reducir al amor a una tarjeta con gaviotas ilustradas. Me irrita esa versión. Me deprime. Me indigna.
Desconfío de los sonetos como de la matemática. Soy notoriamente inocente.

49 Comments:

Blogger Herman said...

Haces muy bien no escribiendo ese tipo de cartas. El almíbar, y todo lo que se decanta hacia la ñoñería, no le sienta bien a la literatura. Ni tampoco a la vida.
Besos

11/5/08 15:42  
Anonymous salva said...

Yo era el peor escrito de cartas del mundo, pero voy mejorando.

Un saludo, Gilda!

11/5/08 16:03  
Blogger TOROSALVAJE said...

Por esas cosas me caes tan bien.

Supongo que lo sabes que me caes bien?, sí, seguro que sí.

Besos.

11/5/08 16:11  
Anonymous brujaroja said...

El amor de verdad poco tiene que ver con las tarjetas con palomitas y lacitos. Y tú lo sabes. Porque conoces el secreto del amor y el secreto de la escritura.
Muchos besos

11/5/08 16:17  
Blogger Arturo said...

Te entiendo, pero creo que el amor también puede ir en palabras consideradas normalmente tópicas y en sonetos. Depende de quien los escriba.

11/5/08 16:29  
Blogger Benjuí said...

Tú rechazas lo cursi, y haces bien, pero tienes que admitir que no todo el mundo puede expresar el amor de una manera inteligente, culta y elegante, y no por ello han de renunciar a intentar escribir sobre un asunto que a todos nos trae de cabeza...

11/5/08 16:46  
Blogger Alatriste said...

Tremendamente interesante tu nuevo escrito. Me ha gustado mucho, aunque yo creo que siempre hay espacio para la poesía y para el romanticismo; siempre y cuando éste no empalague, no sea algo artificial.

Si el fondo es sólido y sincero, los detalles se agradecen, sean de la índole que sean.

De todas formas, cada uno tenemos nuestra propia concepción del amor. Eso es lo bonito de este sentimiento, que cada uno lo vive a su manera.

En otro orden de cosas, desde que descubrí tus alas, me he hecho un visitante asiduo de tu cielo y te agradezco igualmente las visitas que me haces a mí.

Por ello, me he tomado la licencia de poner un enlace en mi página hacia tu blog, pues me encanta cada palabra que leo, cada rincón que observo.

Espero que no te importe estar enlazada, amiga. Je, je, je.

Un beso y que te vaya bonito.

Hasta pronto.

11/5/08 16:56  
Blogger El lenguaraz said...

Bendita su inocencia plagada de amor querida Gilda Manso. Con esa textura, que tanto me sorprende a su edad. Es Ud. tan buena, que hasta ha explicado lo del carcelero para los que leen rápido y mal, una delicia de relato. Toda mi admiración.

11/5/08 17:26  
Blogger Cecilia Alameda said...

¿Por qué se empeñan algunos en que el amor tiene que ir embalado en papel brillante y rodeado de corazones, pajaritos, flores increíbles? El amor es más serio que todo eso, y no necesita esos adornos para tener consistencia o presencia.
Los sonetos son para deleitar el´oído, no para vivirlos.

11/5/08 17:49  
Blogger Camille Stein said...

el amor enlatado, ese que tiene siempre los mismos ingredientes y sus buenas dosis de colorantes y conservantes

el amor se cultiva en la tierra labrada con nuestras manos, se degusta crudo e inocente de campañas publicitarias

eres auténtica y admirable

un beso

11/5/08 18:46  
Blogger M.M. said...

Válida tu honestidad Emperatriz. Yo tampoco creo en las gaviotas. Creo que el amor tiene otros matices para ser expresado, siempre de acuerdo a la vivencias de quien se atreve a hablar de él con honestidad.

Un abrazo y buen comienzo de semana.

M.M.

12/5/08 02:02  
Blogger Belén said...

Pues tienes razón querida... los sonetos nos fallan a los que no sabemos contar ;)

Besicos, y sigue así

12/5/08 02:24  
Blogger Joseph Cartaphilus said...

Cada día más que el amor me sabe a limóm

Mira que me gusta pero lo amargo que está el cabrón

En fin

Dichosos amores de feria

12/5/08 04:12  
Blogger Galder Reguera said...

Siempre depende. Si la carta nace por interés seductor, con objetivo teleológico fijado en la cama, será probablemente abominable. Pero si es de esas cartas que uno no-puede-sino-escribirla, entonces seguramente será literariamente interesante.
Obviamente, siempre y cuando el papel sea blanco o algo así como la servilleta de un bar de la carretera que nos aleja, pero nunca, en ningún caso, un papel con dibujitos.

12/5/08 04:24  
Blogger Gwynette said...

Estas tarjetas estandar que hay en los estancos y en el drugstore siempre me deprimieron..pero que bien lo has explicado Gilda Manso! o_O

Escribes cada día mejor, sin cenefas ni topos..eres notoriamente inocente, si señor! :-)

Apapachos para ti

12/5/08 06:52  
Blogger Nausicaa said...

:) Creer en el amor es de lo poco q me queda, asi q me aferro con empeño, casi con cabezoneria.

12/5/08 06:55  
Blogger Kpax said...

Y mi imagino que es importante rodearse de la atmosfera necesaria para ello, tal vez la noche, como dicen en la radio, de noche cuando la ciudad duerme las almas se vuelven más humanas...

Saludos

12/5/08 08:47  
Blogger AdR said...

Anda mira :) La cosa va de cartas románticas, qué casualidad, que acabo de poner una cosa así en mi blog.

Yo soy partidario de las dos cosas que dices, de la textura más "ruda" del amor pero también de un poco de terciopelo :)

Besos

12/5/08 09:41  
Blogger Bambu said...

Ese tipo de cartas no hacen sino ridiculizar el amor, el de verdad no puede plasmarse con fotos de gatitos ni con palabras tan escuchadas en tantas bocas que ya han pérdido todo su valor.

El de verdad anda por ahí y se manifiesta sólo ante los más inocentes, seguro que te lo encuentras ;-)

12/5/08 11:03  
Blogger Bonchita said...

Te refieres a las palabras vacias que endulzan mucho y no tienen sentimiento, a las que pasan de ser sinceras para onvertirse en aburridas y cursis...
Me quedo con tu version Gilda...
Besos!

12/5/08 11:16  
Blogger Altan said...

claro q sí, siempre hay q intentar darle un toque de elegancia a ese tema, o al menos intentarlo....
Yo no suelo escribir nunca pasteladas, hasta q me vienen a la cabeza un día en q estoy un poco así. De todos modos siempre intento no poner enfermos a los diabéticos... jaja... lo intento, aunque no se si lo consigo :D
Tienes mucha razón en algo: el amor sabe a algo diferente para cada uno (yo oigo a sinatra en mi cabeza, te lo juro) y no se puede simplificar en gaviotas o gatitos o cosas así.

Muchos besos nena!!!

12/5/08 16:53  
Blogger Sureña said...

Una tarjeta con gaviotas....estando en el país que estoy...me causa muuuucha desconfianza :)

Me gusta el amor que nos regalas, y tus carceleros... y ese licor de frambuesa seguro que también me gusta :)

Besicos

12/5/08 17:25  
Blogger JuanMa said...

Yo me temo que soy más bien del modelo empalagoso...

Pero creo que comparto el fondo de lo que dices: tal vez cuando escribo enamorado me pongo cursi, pero es de verdad lo que siento. En ese sentido, yo también soy inocente.

Creo que esa sinceridad es lo realmente importante.

Besos.

12/5/08 18:20  
Blogger Sombras en el corazón said...

Las historias de verdad son las más interesantes.
El exceso de dulzura dura poco, cansa, y además no suele ser muy efectivo (excepto para ciertas estrellas de la celuloide...).
El amor hay que ganárselo; una vez que se encuentra, (y cuesta encontrarlo porque es muy esquivo), hay que mantenerlo, que es más difícil todavía, y no se hace con cartitas dulzonas ni con champán...

Un beso

12/5/08 19:40  
Blogger Luna Carmesi said...

"El autor puede plasmar estas palabras en una tarjeta ilustrada con gaviotas o flores o gatitos rodeados de corazones, y la carta romántica estará lista."

pfffffffffffffff

Y lo bonitos que son los verbos rasgar e impregnar!!
;-)

13/5/08 01:37  
Blogger Álvaro Dorian Grey said...

Me has arruinado.... no crees en los sonetos buaaaa.
El amor pocas veces es como en las pelis, lo real es la madera o los licores que destrozan el hígado.
Saludos y salud

13/5/08 05:14  
Blogger el nombre... said...

Creo que no sos nada ingenua, sos demasiado inteligente como para empalagarte con una serie metonímica de palabras que no dicen nada, queriéndolo decir "todo".
ése amor, el que vos describís, es el que verdaderamente, se ensucia las patas, y acompaña nuestras vidas.

Mil besos,

13/5/08 06:57  
Blogger Dr.MIKEL said...

No se si seras inocente o picara, y lujuriosa.
Pero lo que si te puedo decir es que para nada necesitas entrelazar palabras para construir frases de amor, porque la vehemencia de tu entusiasmo denota un frenesi que arrebata mi inclinación por la concupiscencia de mi preferencia e inclinación por el fervor de tus escritos.
Y esto venia a cuento de que a mi tampoco me gustan las postalitas de amor, y tampoco queria nombrar amor.

13/5/08 11:27  
Blogger DELIRIUMTREMENDS said...

Aquí una petarda que sí habla de amor a todas horas, y que si suele limitarlo con vallas de post en su honor... Aunque para mi la verdadera declaración amorosa, nace de una palabra, se encadena con la fuerza que mana dentro el corazón, y acaba siendo... eso, un canto a la persona amada, que en mi caso fué todo mi blog anterior, así que yo sí soy culpable en toda regla de, supongo, escribir sobre y para el amor. Pero tampoco lo hice con gaviotas adornando, ni siquiera me supo a frambuesa...
Diferentes maneras de vivirlo, diferentes personas.
Un besazo, reina, como siempre, estuviste supreeeeeeeemmmmmmm¡¡¡

13/5/08 13:38  
Blogger Ira said...

todos, por mucho que pretendamos esconderlo tenemos nuestro corazoncito... :P
Un beso

13/5/08 14:11  
OpenID brujaroja said...

Aunque sospecho que tu opinión sobre los premios de los blogs es parecida a la mía, al final he tenido que claudicar... y tú no podías quedarte fuera de ninguna manera...
Ahora tú, haz con él lo que quieras.
Besos

13/5/08 14:26  
Blogger Horacio said...

uh, al principio me hiciste acordar a mi época de ftv

cómo escribir una gacetilla de ftv

poniendo las palabras cool, exclusivo, fashion, trendy y un para más que por suerte ya no me acuerdo y armando más o menos oraciones con eso, jajaj

13/5/08 15:42  
Blogger Anna. said...

Crees en el Amor desde tu propia mirada...

Buenisimo!

Anna.

13/5/08 16:41  
Blogger Blogger a tiempo parcial said...

Yo no creo que escribir una carta de amor sea tan sencillo...ya que para ello tienes que estar bién seguro de que amas...si no lo haces y la escribes....no cuenta...

13/5/08 20:30  
Blogger Laluz said...

Desconfiar de lo obvio no es inocencia, creo que es inteligencia. Vos sos inteligente.
Besos

13/5/08 22:20  
Blogger M.R.D.? said...

Yo adhiero, lo común me crispa.
Lo estandarizado del amor, me saca.
El amor, ese sentimiento, nace en los sutiles haceres, no en los perfumados decires.

Ro!

13/5/08 23:03  
Blogger eSadElBlOg said...

escribirla es fácil, sea carta de 4 páginas o postalita estandard, lo difícil es dar con el destinatario...

14/5/08 05:19  
Blogger Churra said...

Yo tambien desconfio de las cartas de amor , salvo que se escriban solas y si tienen florecitas o gaviotas voladoras se me hacen bastante sospechosas .
Besos

14/5/08 07:31  
Blogger maria* said...

Buena reflexión. El amor no se demuestra en cartas, más bien con hechos. El amor sedoso está tan manido que ya ni es amor.

14/5/08 08:41  
Blogger Las3Musas said...

Es que el amor se ha de "endulzar" para que sea comercial... Claro, si pusieran el slogan verdadero sería más o menos así
" Enamórese hasta los huesos, pruebe qué es que la vida tenga sentido. Después elija: puede ser abandonado, dejado de amar (por temporadas o de forma permanente), usted mismo puede abandonar y dejar de amar. Claro que siempre existe la muerte para los indecisos"

El amor de verdad se parece mucho al dolor, demasiado.

beso reflexivo
musa

14/5/08 09:53  
Blogger jenny said...

es verdad!!!
igual creo ke en esa madera rustika
haypartes muy lisitas
asi...cursis =)
isisisisisi

valen las dos?
xk el licor ese
es fuerte
pero tb dulce
aiii krico x dios

14/5/08 13:47  
Blogger Hôichi said...

el amor se presta a ello

besitos

14/5/08 14:23  
Blogger memoria said...

Y estás en tu derecho al desconfiar de ese romanticismo ñoño y sin sustancia, el que sólo se limita a repetir esterotipos. El amor no es sólo romanticismo, aunque a alguien con poca imaginación pueda parecérselo.

Un abrazo.

14/5/08 15:34  
Blogger Clarice Baricco said...

Tù estàs màs allà del bien y del mal. Tù estàs en otro nivel.
Espero que leas a Clarice Lispector.
Y en cuanto a Seda, espero que te guste, aunque el autor tiene otros libros recomendables.

Besos niña inteligente.

14/5/08 19:07  
Blogger ¿Escritora o escribidora? said...

Se puede escribir cartas de amor... sin utilizar las palabras tópicas...

Bueno... Yo creo que lo he hecho...

Creo que es cuestión de fijarse en detalles que hay todos los días en la pareja.

Un abrazo

15/5/08 02:57  
Anonymous Sil.* said...

Gilda!!!! El amor es el amor y ninguna carta puede contenerlo, porque lo que para mi es delicioso para otro puede ser amargo.
El amor tiene "ese no sé qué" tan particular y especial que a unos endulza y a otros empalaga.
Hay cartas de amor y declaraciones de él. Y, aunque emparentadas, jamás son iguales.

Continúa con esa inocencia!!

Un abrazo para ti!!

15/5/08 23:04  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

Sí: desconfía, desconfía.

Sobre todo de lo de las gaviotas; acá es el símbolo de un partido de derechas ; D

Y para mí, el amor tiene el sabor del vino de Oporto.

Tampoco me gustan los sonetos matemáticamente estirados y medidos con escuadra y cartabón.

Abrazo sin sofisticaciones medidas.

17/5/08 19:04  
Blogger Nootka said...

A mi encanta esa versión "folclórica"de amor, la de los gatitos con corazones.
Tengo una postal asi que me enviaron de París, pero no lo hicieron por amor, sino por humor.
¿o por el amor-humor?
Precioso texto, como siempre.

19/5/08 10:54  
Blogger ...antidoto esencial said...

Llego rebotando de blog en blog, como una pelota de goma, y aquí me quedo.
Como tu, no solo no soporto el amor en conserva, sino que, además, no sé escribir almibaradamente. Aunque a diferencia tuya, apenas creo en el amor absoluto e incondicional. Un daño colateral como otro cualquiera de esta vida perra. Me encantó el relato del carcelero, enhorabuena.

19/5/08 15:03  

Publicar un comentario

<< Home