19 abril, 2008

El mundo ahumado

Sin que nadie pudiera preverlo, un día el mundo se llenó de humo. Había humo en todas partes. Era un humo blanco y denso, como niebla grasosa y hedionda. El humo no estaba sólo en las calles sino también en las casas, en las habitaciones cerradas, en las oficinas, en los lavarropas, en los ojos, en las gargantas. Su capacidad invasiva asustaba, ya que los habitantes del mundo no sabían cómo detenerlo.
- Bah, como si el mundo fuera normalmente un derroche de nitidez - se burló un cínico, pero nadie lo escuchó, porque entre tanto humo no había lugar para el cinismo. Los criminales asmáticos creyeron que les había llegado la hora de rendir cuentas, y los asmáticos inocentes se preguntaban qué habían hecho para mercer eso. Un optimista intentó leer señales de humo, pero pronto comprendió que necesitaría toda la eternidad para decodificar semejante mensaje.

Pasaron los días y la total humareda se volvió más inverosímil y más insoportable. Alguien comentó que el humo no era más que una jugarreta política, y nadie lo puso en duda: a esas alturas se precisaba un culpable y, después de todo, el mundo normal nunca fue un derroche de nitidez.
Poco a poco la gente se fue acostumbrando a percibir las cosas privilegiando el tacto, el oído y la intuición. El olfato, que es el sentido con más memoria, se devaluó buscamente, y los habitantes del mundo pronto empezaron a olvidar cómo eran las cosas antes de que todo oliera a chamusquina.

47 Comments:

Blogger TOROSALVAJE said...

Lo vi en las noticias, tiene que ser algo tremendo, ojalá que el viento o la lluvia se lo lleve de una vez.

Cuídate.


Besos.

19/4/08 15:40  
Anonymous brujaroja said...

Me he acordado mucho de ti, y de todos los bonaerenses que estos días estáis pasando por esa situación que desdibuja las cosas y que me imagino que será realmente molesto...
Mucha suerte, y a ver si cae una lluvia que lo limpie todo

19/4/08 15:55  
Blogger Zanzara said...

Vaya yo lo acabo de ver en el informativo... La chamusquina siempre viene de los políticos... aquí no hay niebla, ni humos que se vean, pero de los invisibles estamos llenos...

Ánimo y que todo acabe pronto y bien.

mil besos!!

19/4/08 16:08  
Blogger neoGurb said...

Cuidado. ¿Has leído el "Ensayo sobre la ceguera", de Saramago? Habla de una ceguera blanca...

19/4/08 16:25  
Blogger ¿Escritora o escribidora? said...

Me ha parecido magnífico como has convertido ese humo real... con humo... que da mucho que pensar..

¡Felicidades!

19/4/08 17:33  
Blogger Camille Stein said...

Buenos Aires y sus alrededores deben ser una especie de antesala del infierno. He visto en televisión imágenes de las calles y de gente tapándose con mascarillas. Debe ser aterrador. Espero que la nitidez brille pronto... Mientras tanto, cuidaros mucho todos.

Un beso.

19/4/08 18:16  
Blogger Alphonse Zheimer said...

Hay que empezar a practicar

19/4/08 18:21  
Blogger Pipiolex said...

Es muy peligroso todo eso. Hay que cuidarse...
Y cuidarnos a todos.
Lamentable lo que pasa en Baires...

Saludos desde este otro lado de la cordillera.

19/4/08 18:57  
Blogger Luna Carmesi said...

¡¡ A mi cortinas de humo!!!
:-P

Un beso.
(me encantó el relato)

19/4/08 21:31  
Blogger El lenguaraz said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

20/4/08 03:53  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

¡PLÍÑ!
¡TELEDEMONIO!, ¿alguien pidió una de humita?

20/4/08 03:54  
Blogger Belén said...

Casi he notado el humo desde aquí...

Me has recordado a la sublime Ensayo sobre la cegera...

Cada día me sorprendes mas, en serio...

Besicos

20/4/08 06:01  
Blogger marina said...

Lo leí...

El relato es magnífico.

Un beso,

20/4/08 06:19  
Blogger Cecilia Alameda said...

Que un viento feroz barra vuestra atmósfera y os limpie las casas de pavesas y humos. No mereceis esta plaga. Nadie merece que se le robe el aire para respirar.
Con interés, desde lejos

20/4/08 07:19  
Blogger Las3Musas said...

Es SURREALISTA lo que está pasando. Buenos Aires está en tinieblas, parece un cuento de Ray Bradbury. Ojalá la gente deje de tener paciencia para soportar a tanto imbécil irresponsable.

Cuidate mucho!
musa

20/4/08 08:53  
Blogger Diego Flannery said...

Simple y claro.
Más allá de metáforas, es una muestra del futuro de la humanidad cuando el efecto invernadero, producto del calentamiento global y la destrucción del hombre por el hombre, se haga presente y no se retire y se quede y se estacione y termine matando a los que queden vivos en ese momento.
De alguna forma podemos tratar de entender que sintieron los dinosaurios y las especies que pasaron por situacines similares.

20/4/08 09:53  
Blogger Benjuí said...

Los bonaerenses estáis hoy en todos los periódicos.
Cuando una ciudad sale en la prensa, malo.
Cuídate.

20/4/08 11:01  
Blogger Churra said...

Impresionante , lo vi en la tele y me acordé de todos vosotros. aqui dicen que la culpa la tiene la quema incontrolada de rastrojos ( algo que en este sitio mio no veas la de incendios que ha causado)pero parece imposible que alcance esa magnitud....
Que se arregle pronto....Besos sin humos

20/4/08 11:41  
Blogger Herman said...

Un relato apocalíptico. Si ese humo sigue contaminando Buenos Aires, la ciudad corre el peligro de cambiar de nombre. Espero que pronto se disipe.

20/4/08 11:59  
Blogger Sureña said...

El humo siempre acaba por irse, más aún cuando se encuentra en un lugar como en el que está, demasiada belleza para que el humo lo enturbie todo.

Besicos

20/4/08 12:16  
Blogger Antígona said...

El mundo huele a chamusquina, sí. El problema es que cada vez lo percibimos menos. Y empezamos a acostumbrarnos a lo insoportable sin percatarnos de que nuestras vidas son cada vez más invivibles.

Aunque hay quien se percata. Sólo que la única solución que encuentra es la huida. Demasiado humo para combatirlo uno solo.

Mmmm, hoy estoy pesimista. Vi ayer la última película de Denys Arcand, "La edad de la ignorancia". Creo que te gustaría, al menos por la feroz crítica al mundo en que vivimos que contiene.

¡Un beso!

20/4/08 14:02  
Blogger memoria said...

Te encuentro en dos de mis blogs favoritos y no puedo evitar la tentación de venir a observarte. Conocía el dato del humo pero no había leído nada que me impresionara hasta el momento.

Sabía que estando tú por allí y ellos por aquí no saldría defraudada.

20/4/08 14:05  
Blogger Arcángel Mirón said...

Neogurb, Belén: aún no leí Ensayo sobre la ceguera. Lo tengo en li lista de libros a leer.

Memoria: gracias. ¿A quiénes tenemos en común?

Apapachos a todos.

:)

20/4/08 14:38  
Blogger Madame Vaudeville said...

Pena de olfato, olvidado en un rincón sin aromas con el dolorido olor...
Pero al menos los humanos aprenderíamos así, gracias a este mundo ahumado, a desarrollar más los otros sentidos. El tacto, sobre todo. Si nos tocáramos más, otro gallo cantaría...

Lo primero es vivir la experiencia de tocar, del contacto profundo con las cosas, con el Universo, sin intervención mental. Todo empieza por ahí, por tocar profundamente el Universo. Tocar "el mundo" es maravilloso, pero puede producir a veces una impresión angustiosa de diluirse con el objeto percibido. Hemos forzado tanto nuestro ego que es difícil aceptar cuán velozmente comienza a desvanecerse cuando tocamos realmente el mundo.

20/4/08 14:47  
Blogger lágrimas de mar said...

espero que ese humo se marche pronto y no os acostumbreis a oler a chamusquina

besos

lágrimas de mar

20/4/08 16:21  
Blogger Clarice Baricco said...

Creo que debes seguir con esta historia, lo dejas abierto. Una novela. Independientemente de lo que esté pasando en lo real.

Cariños pequeña nacida pegada a las letras.

20/4/08 16:32  
Blogger Altan said...

jajaja! me encantas!!! qué sabia eres, Gilda!!!
Me pasa algo muy extraño con tu blog, nena, yo dejo comentarios, y luego no están! :'((( recuerdo que en el post anterior te deseé mucha suerte en tu nuevo trabajo y todo eso... en fin, ¿qué tal ha ido????
jeje... A is for Alibi y C es de Coartada jajajajaja!! q no, que no, es cierto, A es de Altan. ¿que acaso el relato no te parece una de las típicas cosas que sólo me pueden pasar a mi? xDDD

20/4/08 19:18  
Blogger Altan said...

Por cierto, es verdad que recuerda un poco a Ensayo sobre la Ceguera. Tienes que leerlo. No es lo que se dice una lectura agradable, pero yo no lo pude dejar, necesitaba saber cómo acababa a pesar de lo horrible que me parecía todo lo que pasaba. Qué morbosidad, che...
jeje

besitos

20/4/08 19:23  
Blogger Meiga en Alaska said...

Qué bueno el relato. Me encanta este don que demuestras de sacar cosas hermoso hasta de un feo humo gris.

Besos

20/4/08 20:16  
Blogger Kpax said...

Desarrollariamos otros sentidos para poder movernos en esa situación, y las fotos siempre tendrían un tono mas melancólico.
saludos

20/4/08 23:20  
Anonymous albert said...

Viendo las fotos de la tremenda humareda me acordé de vos, como no podía ser de otra manera.

21/4/08 04:52  
Blogger Sombras en el corazón said...

Pues menuda gracia. Tengo dos preguntas para echar al aire, aunque seguramente se perderán en la densidad del "humo", como siempre:
¿Por qué la gente no piensa en cómo influyen sus actos en los demás antes de acometerlos?
¿Por qué lo primero es buscar al causante e intercambiar cruce de acusaciones en vez de buscar una solución?
Que se lo expliquen claramente sobre todo a los que han sufrido ya accidentes por causa de este humo y de otros "malos humos"

21/4/08 06:02  
Blogger Nausicaa said...

Ais q lastima! Con lo q me gusta oler... Olfatear comidas delicisas, el aroma de mi amado cuando me abraza, la peste a gato mojado tras alguna travesura.

Volver a empezar, a buscar algo con lo q deleitarse...

21/4/08 08:40  
Blogger yo mismo said...

es una historia triste y espero que no se torne verdadera. siento muchísimo lo que está ocurriendo a buenos aires. tengo noticias de que incluso en uruguay hay restos del humo blanco argentino...

ojalá el mundo cambiara su forma de resolver los problemas, ojalá el respeto fuera un valor universal. ánimo.

saludos amiga gilda.

21/4/08 08:54  
Blogger Hôichi said...

el mundo se viste de desencanto

besotes

21/4/08 13:07  
Blogger Nadia said...

Es una buena mirada sobre el asunto del humo que tanto ardor nos ha causado. Hablo al menos por mis ojos y mi garganta.

El olor invadiendo a todos; están preocupados los fabricantes de perfumes.

Muy buen texto. Saludos!

21/4/08 13:41  
Blogger Castigadora said...

Cómo? Perdieron el olfato! Ese mundo no me gustaría nada! Ese es el sentido que mejor evoca los recuerdos, sería un mundo mucho más plano, sin el olfato, Hay quien no podría reecontrarse con sus seres queridos, ni recordar la niñez, ni tener flases de sus abuelos haciendo galletas. No, no me gusta nada ese mundo, que nada huela a chamusquina

Saludos

21/4/08 14:38  
Blogger Carmen (LaCondiciónHumana) said...

Quizá hace ya tiempo que perdimos el tan "terrenal" sentido del olfato... y es ahora cuando estamos perdiendo el de la vista cuando nos damos cuenta que quizá este maldito humo ha de oler a la fuerza a chamusquina...

Un beso!!!

:)

21/4/08 16:19  
Blogger Bambu said...

Y a ver dónde encontramos una ventana tan grande que podamos abrir para que salga todo ese humo

21/4/08 16:42  
Blogger GLAUKA said...

La única forma de sobrevivir es acostumbrarse al olor a chamusquina o te hdirá la ansiedad.
Se vuelve oscuro el mundo y uno ha de perder vista, sin más.

21/4/08 16:53  
Blogger Aprendiza de risas said...

A mí tb me ha evocado irremediablemente al Ensayo sobre la ceguera de Saramago, un libro que me llamó la atención por su contenido y que también me hizo gracia por la omisión de puntos que tiene. El punto como signo ortográfico no aparece. Al principio andas un pelín perdido pero luego ya te habituas.

Tiene que ser impresionante tener que ir con mascarillas por la ciudad, tiene que dar miedo y todo...
Besos,

21/4/08 19:21  
Blogger Luz de Luna said...

Hola amiguita!! vine a verte una vez más, aparte que hace mucho q no se de ti!!!
Besitos

21/4/08 22:00  
Blogger Arturo said...

A veces parece cierto que la realidad es un bosque de símbolos. Espero que pronto corra el viento fresco por allí. Saludos.

22/4/08 03:30  
Blogger M.R.D.? said...

A mi el optimismo y el deleite de observar una Bs. As. Londinense me duro lo que tarde en bajar al subte.
Jejeje.
Bien literal lo mío.

Besote nena, pero sin humo.

Ro!

22/4/08 22:28  
Blogger Laluz said...

Hay humos y olores más "fáciles" de percibir y tolerar que otros...(que ya estaban hace siglos)
Besos ahumados

23/4/08 01:56  
Blogger Borja said...

O sea

Como ahora

Dichosas chamusquinas

24/4/08 08:19  
Blogger AdR said...

Yo he caminado un poco ausente este tiempo, pero... si cambias el humo por la niebla, entonces me gusta.

Besos

27/4/08 13:35  

Publicar un comentario

<< Home