22 febrero, 2008

Yo ilumino (cuento para despertar niños)

La tercera vez que Ratita pasó llevando una vela sobre su espalda, los demás animales no aguantaron tanto suspenso y le preguntaron de qué se trataba.
- Quiero ser luciérnaga - contestó Ratita.
Los animales se miraron entre sí, con cautela y extrañeza. Luego le explicaron a Ratita que las ratas no pueden ser luciérnagas, porque ya son ratas. Le dijeron que las ratas deben ocuparse de revolver basura y asustar a humanos y elefantes.
El elefante, por su parte, contemplaba los hechos con tranquilidad, y pensaba que él era un elefante muy valiente o Ratita era muy luciérnaga, porque nunca había sentido miedo ante ella.
- Yo no quiero dejar de ser rata. Quiero ser, también, luciérnaga - insistía Ratita.
- ¿Dónde se vio una luciérnaga que ilumine a ras del suelo?, argumentaba, no sin razón, la fauna.
Pero Ratita mantenía, tozuda, su ambición iluminadora.

Llegó la noche y llegaron las luciérnagas. Cuando se disponían a dormir, los animales notaron la ausencia del elefante. Ratita era siempre, por naturaleza, más difícil de notar.
Entonces los vieron: el elefante caminaba entre las luciérnagas y, sobre su lomo, Ratita y su vela encendida.

Las luciérnagas les dieron la bienvenida y les comentaron que nunca habían conocido a un bicho de luz que tuviera una trompa tan larga.

42 Comments:

Blogger TOROSALVAJE said...

Iba leyendo, y a la vez pensaba (si, puedo hacer las dos cosas a la vez, incluso tambier mascar chicle)que en cualquier momento habría una masacre en el cuento.

Y no.

Es un cuento precioso.

Para editar. En serio. Es muy bonito.

Te ocurrió algo grave????

Besos.

22/2/08 15:43  
Blogger Arcángel Mirón said...

Entiendo que los tengo acostumbrados a ver cómo destino finales infelices para mis personajes, pero es un cuento para niños. Y yo apoyo a todo aquel que desee ser luciérnaga. Yo misma quiero ser una.

Apapacho, Torazo.

22/2/08 16:31  
Blogger AdR said...

Esto me lo apunto para el futuro, para cuando tenga a alguien a quien contárselo.

Genial

Besos

22/2/08 16:43  
Anonymous mandoble said...

ya iluminás

22/2/08 17:17  
Blogger neoGurb said...

Jopé.

Profundas reverencias.

22/2/08 17:33  
Blogger Meiga en Alaska said...

Precioso cuentito, lo apuntaré en mi colección para contárselo a un enanito llorón que vive en mi casa :)

Besitos

22/2/08 20:27  
Blogger Enrique Páez said...

Arcángel:
Un relato estupendo. En la escritura también hay amenazas contra las leyes de la física. Lo imposible es esencial para vivir. Bajo los adoquines está la playa.
Abrazos,

22/2/08 20:46  
Blogger dany said...

que liindoooo, para contarselo afran!!!prometo contarlo y algun dia cuando comprenda que es un autor decirle que es tuyo, va de gilaaaaaaaaa...besitos

22/2/08 22:35  
Anonymous Lully, Ref. al desnudo said...

Me robaste una sonrisa al final, todo me imaginé menos que terminara esta historia así.

Te abrazo con afecto!

23/2/08 02:58  
Blogger Clarice Baricco said...

Cuando empecé a escribir, lo digo esto con timidez, porque yo no soy escritora, mencionaba mucho las luciérnagas. Siempre las veo aunque no las vea. (No sé sí me explique) (ya ves como se me dificulta escribir).
Total que tu cuento me gustó.
El título me ha parecido acertado, porque anoche precisamente, en la radio, comentábamos con los compañeros, que tenemos el error de decirle a los niños que les leeremos un cuento para dormir y no es así. Es como tu título.

Un buen cambio de tus letras.

Muchos abrazos. (Y tienes razón en lo que me comentaste, no podré)

23/2/08 03:22  
Blogger Belén said...

Que tierno el elefante no? madre mía que bien...

besos, bello cuento :)

23/2/08 07:59  
Blogger Diego Flannery said...

Llevar el deseo a la acción tiene su costo. No dejar que el deseo sea siempre el deseo del Otro tiene beneficios sorprendentes. A volar. Sorprender y sorprenderse.

Diego

23/2/08 09:52  
Blogger Luna Carmesi said...

Me ha gustado mucho.
Ay... Si tuviera tiempo hacia unos dibujos para leerle esta historia a mi sobrina de 6 años...
Ya te contaré...

Besos carmesíes de fin de semana.

23/2/08 10:11  
Blogger Mandarina azul said...

¡Plas, plas, plas, plas!

Aplaudo a Ratita, a Elefante y a ti.
:)

23/2/08 12:28  
Blogger Arcángel Mirón said...

Gracias a todos.

:)

Apapachos.

23/2/08 15:43  
Blogger Gwynette said...

Que elefante tan tierno y considerado !!..a eso le llamo yo ser un buen amigo :-)

Lo he leido viendo un corto magnífico y no era de Disney ! :-)

Besitos preciosa

23/2/08 16:46  
Blogger nomesploraria said...

Me siento completamente iluminado por el cuento (y por ti, claro)

P R E C I O S O

23/2/08 19:43  
Blogger SUSANA said...

Qué magnífica escritora! Por un momento me recordaste a La Fontaine y sus fábulas cargadas de sabiduría.

Gracias Gilda por esta tierna entrega!

23/2/08 19:47  
Blogger Diego Flannery said...

Hola Arcángel...

El tiempo es un invento del hombre, uno decide cuantas lunas puede esperar. ¿Se puede toda la vida?
Estará en función de lo que uno anhela. El desear deja huellas y tiene un costo muy alto.
Será bueno ver si las embestidas las tomas como medio o como fin. La experincia me dice que si las tomas como medio, como una forma de desafío y apostas a tus fortalezas por sobre tus debilidades, las opciones te daran más fuerza sobre las amenazas.
La decisión es personal, íntima, aunque produzca dolor.Fue tu decisión.
Si tu espíritu es un espíritu resiliente, los golpes te daran más valor y te podrás reponer sobre la adversidad.

Besos.

23/2/08 20:25  
Blogger el nombre... said...

Cuando dos fuerzas se unen, las luciérnagas festejan...
Una ternura. Me lo voy a contar a mí misma esta noche para dormirrrr.

Besos, mi querida luciérnaguita!!!!

23/2/08 20:48  
Blogger el nombre... said...

"Las realidades de Briony"...termino de leerlo, y me despabilaste!!!
Aparte de luciérnaga...¿Sabia?
Sos infernal!!!!

23/2/08 21:03  
Blogger NoSurrender said...

La amistad y el corazón siempre ganan las batallas más imposibles, Gilda. No deberíamos olvidar eso nunca ¿verdad?

23/2/08 22:19  
Blogger el angel de las mil violetas said...

muy bonito el cuento...
Besos!

23/2/08 22:36  
Blogger TintaRoja said...

...para despertar niños, y mayores.

Saludos, Arcángel

23/2/08 22:55  
Anonymous Batsi said...

Increible. Me ha fascinado. No terminarás nunca de sorprenderme.

¿Me lo puedo tomar prestado para contar a alguien?

Un besito (sin blog para visitar)

24/2/08 09:00  
Blogger lágrimas de mar said...

yo también quiero ser luciérnaga y montar en elefante

:)

besos para ti

lágrimas de mar

24/2/08 10:18  
Blogger La interrogación said...

Vaya, yo también querría ser luciérnaga pero una diferente porque fíjate que con lo que me fascina verla brillar en la noche, luego cuando la ves durante el día, es feísima. Curioso.

24/2/08 10:40  
Blogger Laluz said...

Yo también quiero ser luciérnaga. Será por eso mi luz de noche?
Me encantó, esta noche se los cuento a mis hijas

24/2/08 12:59  
Blogger humo said...

Cuando se tiene un sueño, puede que asociarse con el complementario bondadoso nos lleve a alcanzarlo.

24/2/08 14:31  
Blogger Arcángel Mirón said...

Batsi: por supuesto!! Te extrañaba. ¿Por qué estás sin blog? También lo extraño a él.

Apapachos a todos.

24/2/08 15:04  
Blogger Nostalgia said...

qué hermoso el elefante!
el tipo de solidaridad que me conmueve ♥

24/2/08 15:57  
Blogger eSadElBlOg said...

Trabajo en equipo. Nunca viene mal que un elefante te eche una mano.

Pero lo mejor, es utilizar los cuentos para despertar a los niños, como siempre la humanidadha pasado siglos equivocada, haciendo dormir a los niños con un cuento: ¿para que se perdieran el final?

Si señora, los cuentos, aunque sean de luciernagas, por la mañana, para empezar bien el día.

24/2/08 16:15  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

Ejemplo habríamos de tomar muchos humanos (??) de esa ejemplar ejemplaridad, muestra de simbiosis adaptadora.

Eso es evolución y no lo que decía Darwin: tan lenta, tan improbable, tan improbablemente lenta.

Deseos hechos sueños que se hacen realidad.

Abrazo iluminado (desde bien arriba.)

24/2/08 18:00  
Blogger Nina Mancuso said...

Sono tornata... alla fine...

24/2/08 19:09  
Blogger Altan said...

Precioso cuento, me ha encantado!!!
Está genial que los grandes ayuden a los pequeños a conseguir sus sueños.

Un besazo!

24/2/08 20:07  
Blogger Nootka said...

Completamente de acuerdo
El elefante es tan tierno
Me dan ganas de abrazarlo

24/2/08 20:44  
Blogger Kpax said...

Inocencia y naturalidad, como los crios....

saludos

24/2/08 23:42  
Blogger Nausicaa said...

Ais, me encantaria acompañarlos un rato, para compartir su felicidad y ser luciernaga con ellos :D

25/2/08 08:43  
Blogger Sureña said...

Todo en esta vida es cuestión de proponérselo y desearlo con fuerza!

Precioso cuento. Besos!

25/2/08 09:33  
Blogger Churra said...

Que preciosidad chica , eres poetica .
besos

25/2/08 09:45  
Blogger Las3Musas said...

Este cuento tiene la dulzura de un arcángel luciérnaga.

;)
me encantó, apapacho
musa

25/2/08 14:25  
Blogger El Doc 9 said...

Muy bueno Arcangel, que intriga tuviste hasta el final, abrazo de gol y beso

25/2/08 18:51  

Publicar un comentario

<< Home