25 febrero, 2008

Carne trémula

Y de golpe, cuando nos parece que podemos organizar nuestra vida como si fuera una sucesión de cosas puntuales, como el té inglés a las cuatro sin un minuto de demora, sucede algo que derriba esa cómoda teoría. No sé si me explico bien, hoy escribo con las entrañas. Por ejemplo, las novelas ésas que pasa Canal 9: está la dulce protagonista, está la mujer fatal, está el galán. La protagonista es buena, la mujer fatal es mala, el galán es hombre y se deja seducir por la mujer fatal pero luego se da cuenta de su error y se enamora de la protagonista buena. Y la vida no es eso. En la vida no siempre decimos lo que queremos decir en el momento en que lo queremos decir; en la vida bajamos la mirada para que el otro no vea que estamos desnudos; si nos arrepentimos de algo, no damos marcha atrás sino que seguimos avanzando por el puente aéreo y tambaleante mientras le pedimos a algún dios que ese tablón suelto que vemos adelante sea sólo una ilusión óptica; contamos un chiste oportuno para ocultar el tornado que se lleva nuestra manada de alazanes. Y es así porque no hay personas buenas y personas malas. Bueno, sí las hay, pero me refiero a bondades y maldades cotidianas. Todos somos todo. Por ejemplo, Carne trémula. En el principio de la película, Javier Bardem es héroe urbano. Pero la película avanza, y vemos cómo se transforma en un hombre herido, resentido y malicioso. Peligroso, incluso. Es una persona que actúa de acuerdo a las situaciones. No es malo: es de carne y hueso. De hueso, sangre, emociones y carne trémula.

Y yo ahora (te) escribo desde mis entrañas, y no tengo un guión determinado que estudiar, y no sé cuál es mi papel en esta historia. Porque me caen bien las mujeres fatales, y también las dulces protagonistas. Y no soy mala, pero tampoco estoy dispuesta a ceder lo que anhelo. Y soy buena, pero no ofrezco mi mejilla con pasividad. Yo no puedo ser un personaje de novela de Canal 9.

Sabiéndome trémula, dulce, fatal y protagonista, te miro y te espero, mientras escribo con mis entrañas mi propio guión.

49 Comments:

Blogger Hôichi said...

no hace ninguna falta... mola que seas tú

besotes

25/2/08 15:03  
Blogger Luna Carmesi said...

Como las peliculas antiguas asi es tu guión... No en Blanco y Negro... Sino en una infinita y magiaca gama de grises!

:-D
Bisous!

25/2/08 15:47  
Blogger Belén said...

Pues claro, nena... aquí no hay ni buenos ni malos, solo seres humanos con sus cosillas...

Besicos

25/2/08 16:24  
Blogger TOROSALVAJE said...

Estoy de acuerdo, escribiste con las entrañas, no tengo dudas, este post parece que tiene destinatario y espera respuesta.

Que sea lo que esperas.

Besos.

25/2/08 17:13  
Blogger el nombre... said...

Gilda: Te mataba si coincidías con un personaje de esas novelas!!!
No, nuestra Gilda...NUNCA!!!
Seguramente vos estarás escribiendo tu guión como el mejor personaje del mejor cuento jamás escrito.

25/2/08 17:14  
Blogger Fata Morgana said...

Escribe tu propio guión,se tú la protagonista y describete al antojo propio,se como quieras ser,que para eso el guión es tuyo,sigue escribiendo desde las entrañas,por que desde ahí es de donde parte el sentimiento.....y al que no le guste....sencillo,que no lea.


Un abrazo desde mis adentros a tus entrañas.

25/2/08 17:28  
Blogger Blasfuemia said...

No te ates a guiones, siempre hay que darle respiro a la improvisación, precisamente por ser trémula..

25/2/08 17:33  
Blogger Carmen (LaCondiciónHumana) said...

Poner las entrañas en la mesa de juego denota coraje... son ellas las que avisan de cuando ser bueno y cuando ser malo (de cuando acariciar o de cuando arañar)... las maldades verdaderas suelen venir de vivir sin entrañas... y, por lo que veo, ese no es tu caso.

:)

25/2/08 17:35  
Blogger neoGurb said...

Quién pudiera ser tan unidimensional, tan feliz consigo, tan claro y evidente. Asumir un papel y seguirlo sin dudas, como quien lee un guión por malo que sea.

Pensar y sentir, ambos son el pecado y son la condena.

25/2/08 17:40  
Blogger Diego Flannery said...

Arcángel y contertulios:

En la vida la santa no es tan Madre Teresa y la puta no tan María Magdalena . La vida es un todo. Si negamos que es una suma de espejos de feria de sorpresas, donde nos vemos y nos vamos en cada deformidad...creo que estamos perdidos. 2 más 2 es cuatro, en papel y a mano. Si haces la cuenta con la vieja regla de cálculo ( como la escala es logarítmica ) te dará 3,999999. La vida es un todo, donde seguro falta algo.
Hacer nuestro propio libreto y ser: Serrat, Caridad Canelón, Franco, Cristo, Buda, Matha Hari, Borges, Bonavena, Zapatero, Castro y el resto del Panteón de los dioses y los demonios...sería mucho más "naturalmente normal", que pretender ser uno en 6000 millones...y no saber para que estamos.

Besos
Diego

25/2/08 18:07  
Blogger eSadElBlOg said...

pues yo estoy tratando de escribirme un guión de mala mala, pero me está saliendo de tonta tonta...brrr

25/2/08 18:49  
Blogger Nootka said...

Un buen día para hablar de Javier Bardem, por cierto
¿qué es el mal?
¿qué es el bien?
La mayor parte de las personas tiene una idea de la bondad muy particular
dicen, "es una buena persona, no hace daño a nadie"
¿de eso se trata ser una buena persona?
¿de no hacer daño a nadie o de no luchar contra lo malos?
¿de no tener enemigos?
¿de ser cómodo?
Yo no sé, no sé

25/2/08 20:14  
Blogger Sandra Becerril said...

Escribes desde las entrañas, lo sabía, se nota en tus letras, se nota en el escalofrío que dan cuando la sinceridad llega a tus lectores...

besos!

25/2/08 23:49  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

Buenos días Gilda, ya no me lo puedo callar; soy muy sensible a los que hablan con el cerebro en la mano, y lamento lo que le voy a decir, pero es hora de que lo sepa, sé que lo encajará, porque es buena, es mala y fatal:
Diego Bartolomé no es hijo suyo

26/2/08 05:39  
Blogger Indigo said...

Me ha gustado mucho este post, aunque no sé muy bien qué decirte; lo primero que me ha salido es: te mando un beso.
Y me has recordado que tengo que volver a ver Carne trémula, hace tanto ya...
Un abrazo

26/2/08 09:09  
Blogger Castigadora said...

Todos somos buenos y malos, somos bondadosos y egoistas el ser humano no es perfecto y es resentido tenemos memorias para los malos acontecimientos, nadie es como un personaje de novela, plano, sin temores, manias ni cambios, somos como dices carne y no sólo espiritu o aire que entra en los pulmones a veces a mi también me caen bien las mujeres fatales

26/2/08 11:04  
Blogger dany said...

te entiendo...ni inocentes ni culpables, tenemos sangre y no etiquetas,y creo que es la forma de vivir...aveces bajando la mirada para que no vean como estamos muriendo y otras frenando lo que sea con fuerza que no sabemos ni de donde sale, para evitar el dolor....esta de mas decir que carne tremula es de mis favoritas...apapacho!!!

26/2/08 11:12  
Blogger Agatha Blue* said...

La vida en si, es tremula.

La vida es la que nos escribe el guión y nosotros lo adaptamos.

Las mujeres fatales son fenomenales. Suelen ser elegantes, hermosas y con un pelo brillante... además se lo pasan bien entre sábanas.

Me caen bien las buenas... pero son mas sosas... al final todo les sale redondo y les coges hasta manía.

Querida... Nos hacemos una de pelis?? Te espero, nos vestimos de malas y salimos a bebernos la noche. Y le damos una patada en el trasero a cada buena que veamos... ( Porque las mujeres fatales, podemos hacer estas cosas sin que nos encorran ).. porque así la espera será siempre mas corta y divertida.

(Y nada de poner la otra mejilla... es mucho mas elegante, sacudirte el pelo e irte con media sonrisa que traducida al lenguaje sonoro diga: Tu te lo pierdes. )

Agatha Blue*

26/2/08 12:21  
Blogger Nausicaa said...

Carne tremula y una capacidad prodigiosa de expresar lo que guardan tus entrañas con tus elegantes palabras.

Bajar la mirada para que no vean que andas desnuda es algo que yo tambien hado, algo q no me gusta hacer...

26/2/08 14:51  
Blogger Arcángel Mirón said...

Toro: apapacho!!!! :)

El nombre: gracias por escucharme. Bueno, por leerme. :)

Lúzbel: yo lo crié y es mi hijo!!!!!!!! Nadie me lo quitará, bastardos!!!!!!!! Oyen???? Nadie!!!!!!!

Apapachos a todos.

:)

26/2/08 15:06  
Blogger Fata Morgana said...

Gracis por tu recomendación del libro,lo buscaré,ya te cuento.


Un besote,desde mi lado oscuro.

26/2/08 17:20  
Blogger Jesus Dominguez said...

Y dijo él: y yo te acepto, y no te aguanto sino que te quiero por como sos con todo ello sin borrar ni una línea de tu historia, sin volver la mirada a otro sitio...

...y despertamos y todo ha sido un sueño.

Un saludo, bella.

Jesús

26/2/08 18:58  
Blogger Bohemia said...

Escribir con las entrañas...wow!!!

BSS

26/2/08 22:33  
Blogger Rossana said...

Una cosa está demostrada: no sos como un personaje dibujado a trazos rápidos y gruesos. Sos una persona muy sensible y conmovida que por eso mismo logra conmover y sensibilizar al lector. Nunca uno de esos personajes podría haber escrito este guión( fuera la muchacha protagonista o la mujer fatal) Un gusto leerte

26/2/08 22:47  
Blogger Sil.* said...

Arcángel: Evidententemente has escrito con las entrañas, con el corazón y más. Alguien comentó por ahí que este relato tenía destinatrio y espera respuesta. Yo también lo creo. Advierto que no eres una protagonista de telenovela sino una mujer un poco herida que busca poner las cosas en su lugar.
Que la espera sea breve y que no te desespere Gilda!!

Besos nena!!
Sil

26/2/08 23:49  
Blogger Clarice Baricco said...

Yo ya te dije lo que eres y sigo convencida: La chica que nació pegada a las letras.

Besos.

27/2/08 00:52  
Anonymous ave fenix said...

Bueno, Bueno ! Me parece que en el fondo queremos ser como la de la novela ...pero con otro libreto.
Que herida te dejaron querida. ¿Esperabas algo...que no llegó?

besitos!!!!jajajaja!!!!

27/2/08 08:23  
Blogger lágrimas de mar said...

todos hacemos nuestro propio guión

besos, linda

lágrimas de mar

27/2/08 10:25  
Blogger Arcángel Mirón said...

Ave Fénix: no sé si "herida" es la palabra. Un poco confundida, quizás. Por eso mismo que digo en el texto: las cosas no son tan radicales nunca. Y yo siempre espero. Las cosas, además de no ser radicales, nunca empiezan ni terminan donde lo aparentan.

Apapachos a todos.

27/2/08 14:55  
Anonymous Ave Fenix said...

Esto lo escribiste vos:

" En la vida no siempre decimos lo que queremos decir en el momento en que lo queremos decir; en la vida bajamos la mirada para que el otro no vea que estamos desnudos ".
Que terrible, nunca somos auténticos, nunca pensamos en nosotros...nos gusta ser almas sufrientes para que el otro no se sienta "herido" , para que él no "sufra".

!Al cuerno el otro muñeca¡
Pensá primero en vos, para poder estar con los otros.

Lo de "estar un poco confundida", es por esperar del Otro, más de lo que puede dar. Allí están los absolutos, un forma de buscar excusas por nuestra propia incapacidad. Total, si no lo consigo, la culpa es de los otros.

Pensalo muñeca
Besitos

27/2/08 17:05  
Anonymous salva said...

Yo quiero ser una chica Almodóvar.

27/2/08 17:12  
Blogger zanzara said...

Pero eso es lo mejor de la vida, que cada día podemos ser la buena o la mala, que todo depende de las circunstancias, del azar, de taaaaantas cosas que no están en ningún guión. Sin eso todo se reduciría a una predecible y aburrida novela.

Besos mil!

27/2/08 17:46  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

Lo más increíblemente apabullador de esas series es que los tipos vuelven y vuelven a caer en brazos de la mala, una y otra vez

Es que esas malas son muy seductoras y, además, suelen tener muuuucha pasta...

¿En la vida real pasa eso también?

Abrazo apabullado.

27/2/08 18:15  
Blogger La interrogación said...

Pero ojalá a veces, sólo a veces, pudiéramos escribir el guión...

27/2/08 19:25  
Blogger Altan said...

Al final todos acabamos llegando a esa conclusión. Cuando yo tenía 14 años, decían de mí que era como un ángel, porque tenía todavía cara de nena y porque "era muy buena". En fin, que a mí me daba mucha rabia sin saber por qué, y ahora lo entiendo: soy las dos cosas, fatal y angelical, porque tengo mi dulzura, sí, pero he aprendido a mirar por mí sin miedo a decepcionar a los demás por eso.
Y encima siempre acabamos esperando algo o a alguien eh? ¿recuerdas cuando me dijiste: esperar está bien, pero que no se te olvide vivir mientras tanto? Yo de siempre he esperado a que el niño que me llamaba angelito se haga a la idea de que no soy sólo eso.

Besotes muy grandes!!!!
mua mua mua!!!

27/2/08 20:51  
Anonymous Ave Fenix said...

Pensaba, mientras desayunaba, que las malas saben hacer cosas que las tontas, daría la idea que no. Digo: las muy males saben lo que el hombre busca "son putas en la cama" y eso atrae e intriga al pobre Diego Bartolomé. Las tontas inocentes parece que se fueran a quebrar y ni te digo cuando quieren imitar a las bien mala.

Para hacer el nuevo guión: las madre de los futuros hijos, deberán ser muy putas en la cama y muy avispadas en la profesión y los negocios. Como madres "muy mamitas".

Besitos Muñeca

28/2/08 07:34  
Blogger Bambu said...

Hay que ser un poco de todo, adaptarse a la película ;-)

Me encanta el post , un abrazo

28/2/08 07:38  
Anonymous susana said...

Querida Gilda: en este post has detallado muchas de las razones por las cuáles traigo a mi blog a esas viejas mujeres.

Te entiendo, desde las entrañas y mi propia búsqueda.

Hoy te felicito desde la literatura y sobre todo, desde mis sentimientos personales.

Mi abrazo!

PD: Me gustaría enlazarte desde mi blog. Por favor, contame si estás de acuerdo.

28/2/08 11:43  
Blogger Las3Musas said...

"(...)bajamos la mirada para que el otro no vea que estamos desnudos"
No Gilda, vos No la bajás. Estás desnuda, con las entrañas en la mano, por eso es valiosa e interesante tu escritura, porque nadie más que vos podría describir cómo sentís la carne pegada a los huesos.

Si él es una persona valiosa, lo podrá ver. Ojalá que sea él.

Muchos besos de no-novela
;)
musa

28/2/08 13:17  
Blogger Arcángel Mirón said...

Ave Fénix: sí, tenés razón en todo, no lo discuto. Pero afirmo una y otra vez que nada es absoluto. La muerte, quizás. Quizás.
Toda confusión trae dolor, sin duda: me gustaría que no hubiera nubes, por supuesto. Cuando digo que no estoy herida me refiero a que no estoy inmóvil, indefensa. Es una herida que me hace cuestionar muchas cosas, pero no me deja desmayada. Gracias por tus comentarios.

Musa: gracias por esa mirada. No lo había visto así, bah, no se si lo veo así, pero igual reconforta.

Apapachos a todos.

28/2/08 14:33  
Blogger Marina said...

hola, Queria que sepas que es un placer leerte..., y que sepas que te descubrí hace poquito, pero me gusta tanto como escribís, que te estoy empezando a leer desde el principio...
No se, quizas te gustaria saberlo, y es por eso que te lo digo ;)

Un besito, y saludo a Lanús!, de parte de una ex Bernalense ;)

28/2/08 16:13  
Blogger Antígona said...

Razón llevas, Arcángel, lo que nos enseñan en los cuentos infantiles y, cuando ya somos más mayorcitos en las novelas, es una ilusión que luego rápidamente la realidad se encarga de desmentir. Tal vez no esté mal para los niños, que deben aprender con contundencia las consecuencias negativas de la maldad. Pero de adultos esos clichés sólo sirven para que aún nos entendamos menos de lo que lo hacemos.

Las fronteras entre el bien y el mal en nosotros mismos sólo son imaginarias. Su trazado nunca es el mismo ni puede hacerse con líneas rectas.

Haz caso de tus entrañas, que hablan de caos, indefinición, y por ello riqueza.

¡Un beso!

28/2/08 17:25  
Blogger Geraldine Eliana said...

Hola, llegue aqui atraves de un link, te cuento que soy de buenos aires y hace poquito abri mi blog personal para compartir mi mundo interior y mis pensamientos con otras personas, espero me visites y si te gusta intercambiamos links, te deseo muchos éxitos..
www.elianadice.blogspot.com

28/2/08 18:56  
Blogger jenny said...

aguanten las novelas d el nueve
=p

per0 las pelis m�s fantasiosas son las k mas se parecen a la realidad.

28/2/08 21:46  
Blogger Chicho said...

Es lo que tiene ser un ser humano y a decir verdad: No me gustaría que mi vida fuera de puntual como el té English,,,

28/2/08 22:33  
Blogger DELIRIUMTREMENDS said...

No conozco un sólo texto tuyo que no lleve tus entrañas dentro, y sí, somos tantas cosas a la vez, volátiles, únicos, complejos...
Ese universo del canal nueve, es todo mentira, si el papel que le dan a uno no se saliese de madre cada vez que la situación nos puede, quizás hubiera una telenovela ideal en cada una de nuestras vidas, pero me temo, que se llamaría Robots, o algo parecido... es imposible que el junco no se tuerza, además, qué coño, debe torcerse, qeu ya llegará otro viento que lo ponga derechito.
Tu sigue ahí escribiendo, y coincido con Toro... esto tiene destinatario, y no somos nosotros, nenaaaaaaaaa¡¡¡¡¡¡
Por cierto, puestos a pedir... quiero ser la buena dl canal nueve, sólo me hace falta el vestuario, pero lo demás lo bordo solita yooooooooooooooooo¡¡¡¡ ( y los tacos, me pongan un pipiiiiii, y punto¡ COÑO, NO VOY A PODER SER ASTRIZ DICIENDO TACOS, SI CASI LE DA MAS CACHÉ... del tipo que sea... ).
APAPAPAPAPAPACHOS¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
todatuyatuyatoda,
Delirium

29/2/08 09:18  
Blogger Dr.MIKEL said...

Querida Gilda, hoy no encuentro esa ilusion y entusiasmo habitual en tus escritos.
Creo que como decia Serrat, caminante no hay camino, el camino se hace al andar. Asi que con porte, genio y figura dibuja y sigue tu propia senda.
Besos.

29/2/08 09:38  
Blogger Enrique Páez said...

Arcángel:
Escribir desde las "entrañas" es lo más "entrañable" que tenemos. No nos queda más remedio que mojar la pluma en sangre.
Abrazos

29/2/08 14:26  
Blogger Efe said...

Mis entrañas quedaron trémulas. Me encantó este escrito.

27/6/08 18:27  

Publicar un comentario

<< Home