30 noviembre, 2007

¿Quién se asoma por tus ojos?

El hombre, si es que se le puede llamar así, había sido torturador y genocida. El hombre llevaba ese pasado como si se tratara de un ramo de flores, con la frente en alto y la mirada estática.
Cuando la democracia decidió que ya era hora de marchitar ese manojo de hierba mala, un juez ordenó encarcelar al hombre. Para tal suceso, se creó una celda cuyas paredes estaban cubiertas en su totalidad por un espejo. Otro espejo se colocó en el techo. Otro espejo se colocó en el suelo.
El hombre fue encarcelado en esa habitación, solo, sin contacto con el mundo exterior, absolutamente aislado. Un carcelero la pasaba comida por una mirilla tres veces al día, sin mirarlo ni hablarle.

El hombre fue encontrado muerto al amanecer del cuarto día. El hombre había roto uno de los espejos con su puño, y con el vidrio se había realizado un tajo perfecto en la garganta, un tajo limpio, digno de quien está acostumbrado a lastimar.

34 Comments:

Blogger Azul Caleidoscopio said...

El que tiene tal capacidad para odiar y hacer danho, es porque se odia aun mas a si mismo. Fuerte y justo tu texto. Un abrazo.

30/11/07 12:24  
Blogger La interrogación said...

Intenso y rotundo. ¿Qué pensaría?

Besos

30/11/07 13:09  
Blogger TOROSALVAJE said...

Seis paredes reflejando el horror de un asesino son insoportables.

Bueno.

Besos.

30/11/07 13:46  
Blogger Gladys Pinilla said...

AY NIÑA CUANTA MALDAD y los hombres que nos tresn nomes que desgracia y malvivir a nuestras vidas y de las cosa tan lindas que cuenta me entran nomas ganas de llorar y ay que tengo una alegria despues de tanta pena y consternacion

30/11/07 14:47  
Blogger Gladys Pinilla said...

pero yo no puedo olviodar porque me boto de mi trabajo por encamarme y dejarle que me diera tusa y ahora anda malhablando de mi por toda la congregasion

30/11/07 14:54  
Blogger nomesploraria said...

MUY BUENO!!!
Vengado con su propia medicina, genial.
Aunque me temo que a la gente malvada les reconforte ver su propia maldad reflejada en un espejo.

Apapachos princesa

30/11/07 15:11  
Blogger jenny said...

la historia es como el nombre d la firma d arriba

30/11/07 15:51  
Blogger Sandra Becerril said...

La soledad mata...

besos

30/11/07 16:30  
Blogger Vanessa said...

Vamos que más fácil lo tenía..

30/11/07 16:37  
Blogger Arcángel Mirón said...

Només: lo se, lo se. Sólo es ficción. Mario Benedetti escribió algo como "un asesino no se redime suicidándose, pero algo es algo".
En otro orden de cosas, creo que pese a la resistencia por ambas partes, vos harías buena pareja con Gladys. Necesita amor esa mujer, no sólo tusa.

Apapachos a todos.

30/11/07 17:38  
Blogger Valeria said...

Cada vez que los informativos cuentan que un hombre mata a una mujer e intenta suicidarse después, pienso que es una lástima que no hubiera invertido el orden...
Un beso, Gilda

30/11/07 19:01  
Blogger Gon said...

Muy intenso el post.

Estoy completamente de acuerdo con valeria. Ojalá hubiera invertido el orden..

Saludetes y buen finde

30/11/07 23:10  
Blogger SHEREZADE said...

Tienes una fluidez increible en tus letras, por eso me gusta leerte. Cualquier consejo que quieras darme, sera gratamente recibido, tu averaje de letras es muy amplio, se que estaras haciendo una gran novela. Me pasa, que en momentos llegan ideas geniales, luego cesan y me abandonan por dias, estoy asi en estos momentos, por eso limito mis entradas a la internet, para sumergirme en los personajes, en lo quiero de ellos o que ellos estan dispuestos a darme en mi imaginacion.

Estoy en un tranque, ahora mismo.

Besos y gracias!

1/12/07 01:01  
Blogger Gwynette said...

Otra forma para pagar sus culpas hubiese podido ser que le pasaran en cinta contínua todos los horrores que cometió...aunque verse a si mismo entre espejos, ya fué suficiente purga.
Que le llore su gato.

Apapachos

1/12/07 07:25  
Blogger Las3Musas said...

Uy nena, qué poder de condensación.
Tus textos sí que son impecables como ese tajo al cuello.
Me queda la imagen grabada cuando te leo. parece que viera el hilo de sangre duplicado en el suelo.

Otra cosa, he leí do los comentarios y el de la rosa ¿es de verdad? Todos nosotros somos somos personajes escapados de alguna novela...

besos arcángelito
musa

1/12/07 07:54  
Blogger MentesSueltas said...

Algo para compartir…

Quiero compartir con ustedes la finalización de un proyecto personal muy importante. Luego de muchas idas y vueltas, he logrado terminar mi libro y estoy a punto de presentarlo. Justamente ayer el editor me lo entregó y experimenté una de las cosas más hermosas y emocionantes de mi vida.

Todo lo que uno pueda decir es poco, las sensaciones que se viven en el proceso de creación de un libro son indescriptibles.

Ustedes son, en gran parte mis impulsores y mis mejores consejeros, además de lectores, en algunos casos de más de dos años. Y a ustedes se los debo y se los dedico especialmente.

Si todo está bien (y no dudo que así sea) el próximo sábado 15 de Diciembre realizo la reunión de presentación del libro “Escribo y te cuento…”.

Los quiero mucho.

MentesSueltas

1/12/07 08:48  
Blogger el nombre... said...

EXCELENTE!!!!

Pero Gilda!!! Estás a punto de la publicación!!!!

Me encantó esta metáfora, será por los espejos???
Será porque sos una genia???
Será porque yo creo que justamente el mal con el otro no es mas que el mal con uno mismo, y eso, cuando le mandaste la metáfora del espejo, y el silencio... se convirtió en pura muerte, que es de lo que están llenos quienes torturan y matan...


Vos, debés estar llena de seducción, porque la disparás por doquier!!!!

Bravo, bravo, bravo!

1/12/07 13:38  
Blogger Clarice Baricco said...

Fuerte tu texto porque aunque aparantemente algunas personas anden libres, sienten la peor muerte en ellos mismos. No sé cómo explicar la sensación.

Abrazos

1/12/07 13:42  
Blogger Le Mosquito said...

A mi es que las torturas y los linchamientos no me van, aunque entiendo que esto no es más que un cuento sobre "el torturador torturado".
Visto así, yo le habría forrado las paredes con olvidos y desdenes; vidrios rotos más agudos que cualquier otro cuchillo.
Un beso, Gilda.

1/12/07 14:09  
Blogger Antígona said...

Te dejo de nuevo aquí aquella frase de Benedetti, pronunciada de manera jocosa, que oí en un concierto que hizo conjuntamente con Viglietti: "Un torturador no se redime suicidándose. Pero algo es algo".

Creo que tu cuento retrata un hecho esencial: si el torturador puede vivir con la conciencia tranquila, es porque algo en él se empeña en no mirarse a sí mismo, porque rehuye su propia mirada y el enfrentamiento con su pasado. En el momento en que se le priva de esta posibilidad, basta con que algo de humanidad quede en él para que no soporte mirarse a la cara a sí mismo.

El problema es que los mecanismos de huida de nosotros mismos son muchos y muy sofisticados.

¡Un beso!

1/12/07 14:50  
Blogger Sólo son palabras said...

Con seis asesinos... debía haber al menos un muerto...


Gran texto, buen finde!!

1/12/07 16:16  
Blogger yin yin said...

A cada uno lo suyo.

Saludos

1/12/07 22:12  
Blogger Nootka said...

Claro que cuando él se mataba en la celda, mataba a sus seis reflejos y seguía en su línea tradicional de asesinato múltiple. Asi optimizaba el tiempo y el espacio.
(Qué cantidad de cosas tienes para contar y sorprender cada día).
Un beso.

1/12/07 22:20  
Blogger zanzara said...

Soportar tus miserias, cuando son tantas es imposible.

un beso!

2/12/07 14:14  
Blogger Churra said...

Quizas todo sea menos profundo...el hombre si se aguantaba asi mismo perfectamente y hubiera hecho igual si en vez de espejos tuviera por paredes un muro de piedra.Quizas para él fué un acto de heroismo o de simple cobardia sin mas .Reconozco que resulta mas romantico pensar que no soportaba el horror de verse reflejado..que es demasiado terrible pensar lo contrario
(Hija , es que estoy leyendo "Las benevolas" que muestran la verdadera cara de un monstruo...)
Besos

2/12/07 14:29  
Blogger Luna Carmesi said...

Genial relato. No sé si es correcto definirlo asi.
No pudo aguantar su propio reflejo.

2/12/07 15:49  
Blogger Madame Vaudeville said...

No soportó su propia mirada. La maldad se asomaba sin vergüenza por las pupilas y el iris era rojo de furia.
Apapachos, preciosa. Está usted convirtiéndose en mi escritora favorita. Cada día más y mejor.

2/12/07 18:11  
Blogger DELIRIUMTREMENDS said...

No puede haber mayor tortura que la de quedarte solo con todos tus demononios dentro en escasos metros cuadrados. Aunque mas que cómo un suicidio, lo veo cómo un asesinato, se lo pusieron en bandeja... meter a un loco rodeado de espejos... es una idea un poco rocambolesca y bastante peligrosa... creo que la justicia se lavó las manos, ya sabían que así sería mas fácil todo... no creés???
Qué historias, menos mal que tu las cuentas tan bien... porque vaya galería de personajes...
APAPACHO FUERTE, PEAZOESCRITORA¡

2/12/07 19:37  
Blogger Arcángel Mirón said...

Muchas gracias, a todos.

Apapachos.

:)

2/12/07 20:11  
Blogger ANNA said...

Cunando realmente pierdes los calores, cuando todo se corrompe y huele a podrido hasta tu vida misma deja de tener ningún significado. Justo texto aunque en la realidad, por desgracia demasiados indeseables viven felices con su conciencia. Un abrazo.

2/12/07 20:19  
Blogger Libelula said...

Algunas veces, luego de lastimar tanto, debía lastimar-se

3/12/07 01:09  
Blogger el angel de las mil violetas said...

uff, un poco fuerte.
Un beso

3/12/07 10:45  
Blogger Nausicaa said...

No sere yo quien llore por el.

Magnifico relato, te superas cada dia!

4/12/07 14:48  
Blogger eSadElBlOg said...

se me pasan por la acbeza unos cuantos nombres que podrían compartir celda.

5/12/07 18:03  

Publicar un comentario

<< Home