29 octubre, 2007

El domador de leones

La responsable del cabaret de mi reino me eligió como cantante, y me aseguró que lo hacía por mis dotes artísticas y no por mi título de Emperatriz.
Yo aproveché mi nuevo puesto para seducir al domador de leones; se trata de un hombre tan acostumbrado a las fieras que camina por las calles de mi comarca con pasos de gigante. Ésta es la historia de mi conquista:

La noche de mi debut, el cabaret se hallaba repleto. El domador asistió secundado por dos leones amigos; tan buena era su fama, que nadie se inquietó al ver a las fieras con sus fauces abiertas de par en par, y babeándose ante la vista de tanta carne humana.
Canté la primera canción y noté que el público se miraba entre sí. Me aplaudieron como se aplaude a toda Emperatriz. Los leones se removieron, inquietos, como si algo estuviera lastimando sus oídos. Canté la segunda canción y la gente siguió aplaudiendo; todos aplaudían, todos menos el domador, que dedicaba su atención a los leones domados y tranquilos pero con los oídos a punto de estallar. No pude seguir fingiendo. Le pasé el micrófono al cantante verdadero y me acerqué al domador.
- ¿Se van a poner bien? - le pregunté. El domador asintió y me preguntó por qué dejé de cantar. Le contesté que me gusta cantar, pero que no estoy dispuesta a sacrificar animales por un capricho. El domador me miró fijo y me dijo que soy una mala cantante pero una buena Emperatriz, y me invitó a tomar un cappuccino sin canela.

Si hubiera una moraleja, sería: esa parte de tu personalidad que te resulta desagradable, a otro puede parecerle curiosamente atractiva.
Pero no me gustan las moralejas, asi que me voy a tomar un cappuccino sin canela.

26 Comments:

Blogger Ex Traño said...

tenga cuidado porque cuando el cantante deje de cantar, la musica que amansa las fieras se parara y a lo mejor esos leones son tan fieros como las pintan...
unos besos cabarateros

29/10/07 17:32  
Blogger Nootka said...

Pero no olvides que eres la emperatriz, no puede haber nada en tí que resulte desagradable...
El domador es un poquito irreverente, diciéndole a su reina que no canta bien. A ver si va a haber que domarlo.

29/10/07 18:32  
Blogger Madame Vaudeville said...

Como dueña del cabaret, vengo a dar fe de la autenticidad de tal anécdota. Pero he de matizar que el domador dijo que usted era tan buena cantante como Emperatriz. Y doy fe también, ya que canta como los (arc)ángeles; por algo la he elegido en el cabaretillo...
Besos sabor a canela (lo siento, pero a mí me encanta)
Estamos en contacto para preparar su próxima actuación, preciosa.

29/10/07 18:34  
Blogger Nausicaa said...

Enhorabuena compañera :D

29/10/07 20:15  
Blogger JuanMa said...

Majestad, sois una mala cantante.

Y tengo mis dudas como Emperatriz.

Pero sois una excelente escritora...

Besos de vuestro leal súbdito.

29/10/07 20:47  
Blogger Libelula said...

Un domador de leones?
Fieras?
Digame algo.. las maltrata?
Buena moraleja, aunque en este caso, siga necesitando ser domada.

29/10/07 23:33  
Blogger reina imposible said...

Como dice Calamaro:
"los leones parece que se olvidaron que no son vegetarianos"
un abrazo Emperatriz y buen comienzo de semana. Me encantó la moraleja.

reina imposible

30/10/07 01:14  
Blogger el nombre... said...

Como sea, así se es una verdadera mujer: siempre se las arregla para seducir y salirse con la suya!!!

ví tu planilla en el blog en que te seleccionaron, espectaculares tus respuestas!

seducción x 2!!!


besos

30/10/07 01:53  
Blogger La interrogación said...

Pero afortunadamente, al menos en mi caso, esas son las menos veces. Lo que no me gusta demasiado de mi, tampoco le suele gustar a los demás.
Creo que estoy en consonancia con el mundo.
Qué rico el capuccino...

30/10/07 06:36  
Blogger Gwynette said...

Yo te aplaudí como una loca !!!! =_O

No sé si me pudiste ver, estaba según miras desde el ecenario, a la izquiera, con un vestido rojo :-)

Besitos

30/10/07 08:23  
Blogger TOROSALVAJE said...

Que bueno tu capuccino.

Me ha gustado volar un rato.

Beso.

30/10/07 08:38  
Blogger Aiala Ruiz de Alegría said...

ay! te aplaudo te aplaudo!
me llega así como un tintineo...
capuccino sin canela, con mucha espumita y si acaso un chocolatito negro para despues :)
(las caracolas que cantan se parecen a las sirenas no?)
abrazo gordo.

30/10/07 09:26  
Blogger Hôichi said...

cantar que canten las sirenas, y las mujeres bellas

besotes

30/10/07 10:49  
Blogger Batsi said...

Con lo que me encanta el capuccino. Que ingeniosa eres, jajaja. Pero debo decir que tienes razón con tu moraleja. He sabido de hombres que se han sentido enamorados de mí por cosas que a mi misma no me gustan de mi...

30/10/07 15:56  
Blogger dany said...

que te puedo decir...no se porque la imagen que me provoco me resulto coherente hasta que me imagine al domador, como un rockero de esos apapachables...
como siempre me encanto!!!!!
t quier...beso...

30/10/07 20:52  
Blogger Sólo son palabras said...

Hace tiempo no veo un domador de leones...


Cariños y sueños para ti

31/10/07 04:01  
Blogger nomesploraria said...

(aplausos)

31/10/07 04:52  
Blogger Agatha Blue* said...

Me ha gustado la moraleja.

Conzco a alguna pareja que donde yo veo una caballera de cuatro pelos y una cara desafortunada, el ve un auténtico bellezón... algo que me llena de sana envidia y sonrisa de lado.

Agatha Blue*

31/10/07 07:50  
Blogger celebrador said...

Dicen que el capuccino lo inventaron unos frailes, bueno el capuccino y un momntón de licores y otras delicatessen

Lo que saben los frailes

31/10/07 10:07  
Blogger Laluz said...

A cada Emperatriz le corresponde su Domador, y no es moraleja

1/11/07 12:45  
Blogger Valeria said...

Esos leones deberían aprender a aplaudir en vez de pasar por un aro de fuego :)
Un beso, Gilda

1/11/07 13:29  
Blogger eSadElBlOg said...

Pues si que son delicados los leones. Bah! lo que pasa es que quieren todo el protagonismo.

1/11/07 15:46  
Blogger Las3Musas said...

Un arcángel que se resiste a la canela... Mirá que así a los leones no les vas a gustar, eh!
"Y AHORA TAMBIÉN: DIOS SABOR LIMÓN"
Diría Casero.

:))
besos
Musa

2/11/07 08:31  
Blogger Clarice Baricco said...

Felicito la voz sacrificada, pero le quedan sus notas convertidas en letras.

Bien por los leones.

Abrazos.

3/11/07 01:53  
Blogger mandarina azul said...

A una buena Emperatriz se le ha de perdonar todo, incluso que sea una mala cantante. Aunque en tu caso... a mí me suenas como los ángeles (y arcángeles).
En cuanto a tu moraleja...¿crees que también funciona al revés?
De todos modos, sí... mejor capuccinos que moralejas.

;)

3/11/07 10:07  
Blogger maria* said...

Últimamente no sé qué me pasa...Con varios blogs me ha pasado ya. Si yo juraría haber comentado ya este post...
Me encanta muy ocurrente.

P.D:Gilda, quién habla mal de Pérez-Reverte??

3/11/07 10:58  

Publicar un comentario

<< Home