24 septiembre, 2007

Dame sangre pa' vivir

Ayer me puse a pensar en vos. No fue planeado, no lo tenía agendado, por supuesto que esas cosas no funcionan así. Sucedió que de golpe sentí que la soledad duele más en la garganta, y se me ocurrió que esa ocurencia parecía más tuya que mía; digo, que te imagino diciendo que la soledad te agarrota la garganta y me imagino a mí contestándote que sí pero que no podemos vivir como si eso fuera todo. Pero no lo dijiste vos, lo dije yo, así que no se qué contestarte, si en realidad no dijiste nada.
Todo empezó el otro día (bueno, no, las cosas nunca empiezan donde parecen que empiezan sino mucho antes pero ahora quiero situar un hecho concreto) cuando fui a sacar una entrada para un recital. Es decir: una entrada. Voy sola a un recital. Y pensé que nadie va solo a un recital, que los recitales fueron creados para ir de a multitudes o de a dos, y me agarró una angustia y se me cerró la garganta, y estuve así un buen rato. Luego mi instinto de autorescate me hizo ver que lo terrible sería dejar de ir a ese recital por el simple hecho de no querer ir sola, es decir que si dejara de hacer cosas porque no tengo quien las haga conmigo, ahí sí estaría bien jodida y sin vuelta atrás.
Igual me dieron ganas de batallar contra la soledad. Creo que los medios más efectivos para dejarla en jaque son el enamoramiento y el amor. Acá es bueno separar los tantos: el enamoramiento hace tambalear a la soledad, y el amor la destierra. No es lo mismo.
Entonces me puse a pensar en vos, y en que es una verdadera lástima que lo nuestro no sea amor.

31 Comments:

Blogger nomesploraria said...

Gilda, te mando apenas un saludo.
Te leo y te comento.
:)

24/9/07 17:52  
Blogger JuanMa said...

Totalmente de acuerdo con tus remedios contra la soledad. Son también los que yo aplico...

Besos, Amiga.

24/9/07 19:08  
Blogger cacho de pan said...

pobre alejandro, no tiene donde estar...
qué habrá hecho con su magnífica casona de miami.

24/9/07 19:51  
Blogger Mikel said...

Y porque no ha de ser amor, quizas sea otra clase de amor.
Estoy contigo, suelo hacer muchas cosas solo, me gusta la soledad porque he aprendido a estar conmigo mismo, y además si dependiese siempre de alguien para realizar cualquier actividad, estaria demasiado menguado y limitado para realizarme y crecer.
Me ha gustado mucho tu post.

25/9/07 04:32  
Blogger Valeria said...

Hay momentos en que prefiero ir a algunos sitios sola... También tiene sus ventajas. Piénsalo.
Un beso, Gilda

25/9/07 05:25  
Blogger TOROSALVAJE said...

Como puedes estar sóla?, no lo entiendo de ninguna manera, no me refiero a en pareja eh, pero si nos tienes a todos embobados, eso debe ser porque quieres estar sóla, ahí lo entiendo, yo prefiero la soledad por dura que sea que el asco acompañado.

Que linda.

25/9/07 07:50  
Blogger Batsi said...

Yo he ido a recitales sola; también al cine, y otros sitios. Acompañado es mejor, eso es verdad. Pero no me afecta ir sin compañía.

Si no es amor... entoncés ¿es solo enamoramiento?

25/9/07 10:01  
Blogger La interrogación said...

Pues yo soy capaz de rescatar al mismísimo diablo para no tener que ir sola a un concierto o a un restaurante o al cine.
La soledad en mi casa o en el parque o en la montaña me apasiona...

25/9/07 11:03  
Blogger MentesSueltas said...

Hoy quiero visitar a todos aquellos que leo con tanto respeto y admiración. De los cuales aprendo cada día. Tenia la necesidad de estar presente y como mi reposo me impide estar mucho tiempo sentado por el dolor, hago este mensaje general.
Espero entiendan y los abrazo con todo el afecto de siempre.
De a poco las cosas parecen acomodarse y podré volver a recorrer los espacios tan hermosos, distintos y agradables de todos ustedes.

MentesSueltas

25/9/07 12:43  
Blogger Madame Vaudeville said...

Ays! Cómo la entiendo, bella Gilda.
Sé que un recital se puede disfrutar perfectamente en soledad; pero el caso es que después, o a poquitos en medio el espectáculo, uno quiere comentar y compartir todo los que está sucediendo o ha sucedido. Y qué mejor que con alguien a quien amas...
Si lo suyo no es amor, vendrá uno de verdad, ya verá. Yo estoy en las mismas pero esperanzada.
Ya nos veo en pareja yendo a recitales bellos y comentándolo luego en nuestros reinos blogueros.
Ánimo y besos

25/9/07 14:36  
Anonymous Sonámbula said...

“Te ha sido otorgado el PREMIO BLOG IMAGINATIO. Pásate por mi blog y podrás comprobarlo”

25/9/07 15:50  
Blogger Marión said...

guau... me gustó lo que escribiste. Es como si en alguna parte de mi cabeza lo hubiera escrito yo..quizás podría ... quizás podré...

Se puede ir sola a esos lugares. Se puede SER sola. Pero es mucho más entretenido poder tener al interlocutor adecuado...

Besos

25/9/07 16:55  
Blogger Zorro de Segovia said...

grande lamento arcángel, grande y harto.
¿a quién le extraña que Argentina, haya parido el tango?

25/9/07 18:32  
Blogger Rober said...

Hola yo tambien hago eso, voy a lugares sólo por que no tengo con quien ir, y a veces no es por falta de amigos, sino de la persona que comparta ese lugar donde quiero ir, pero igual voy solo, no es lo mismo que ir con alguien pero peor es no ir como decis vos.

26/9/07 00:29  
Blogger Gwynette said...

Te entiendo perfectamente..hay cosas que me gusta mucho hacer sola: ir de compras, ir al cine, de paseo..pero ir a un concienrto sola, sinceramente creo que no podría -qué hago con mis emociones repartiéndolas a tontas y a locas..medio bailando sin compartir la emoción de un tema o sonriendo al escenario unidireccionalmente?- yo,me angustio y a tí, te felicito...

Apapachos

26/9/07 05:32  
Blogger LE MOSQUITO said...

Puestos a entregar el tiempo y la fe, así, a las bravas, a la primera persona que te ayude a comprender, pienso que es mejor encontrar (que no, buscar) a esa primera persona en el recital, o camino del recital, o de regreso del recital. Uno tiene, así, más posibilidades de encontrar a la primera persona que te ayude a comprender; o que, al menos, parezca razonable, que ya es mucho.
Sería peor, intuyo, esperar a esa persona desparramadas las carnes y sóla en la chaise longe. ¿Quién llamaría a tu puerta? ¿El butanero?, ¿el lechero?, ¿el panadero? ¿el cobrador de la póliza del seguro de enterramiento...?. Ese tipo de mitos sexuales, además de poco originales, no sabrían apreciar en modo alguno ni tu tiempo ni tu fe.
¡Al recital!

26/9/07 06:59  
Blogger tanguetto said...

No renuncies nunca a la posibilidad del amor, quien te dice que algún día salte esa chispa que está faltandoles a ambos...

26/9/07 08:02  
Blogger Antígona said...

Ay, hija, y yo que con el Alejandro no me iba ni a la vuelta de la esquina...

Perdón por la discrepancia, pero es que no lo soporto. Pero tú disfruta con el recital. Y luego nos cuentas todas y cada una de las cosas que se te hayan ocurrido en su transcurso y no hayas podido compartir con nadie. Como ya te dije una vez, la soledad puede ser una gran aliada. Verla como una enemiga es la vía más rápida para dejarse vencer por ella.

¡Un beso!

26/9/07 09:48  
Blogger Carmen said...

El amor empieza por uno mismo, y darse el gustazo de ir a ese recital sólo por el recital en sí sería un buen gesto de ese amor... yo esa soledad de la que hablas la veo para después del recital, cuando se vuelve a casa... entonces ay!!! si aquello fuera amor...

;-) Me encanta tu forma de escribir.

26/9/07 10:15  
Blogger NoSurrender said...

La soledad duele en la garganta, sí. Y el amor en los pulmones. Los anatomistas de las emociones no aciertan al hablar tanto del corazón. Me gusta ir solo a los recitales, por cierto.

26/9/07 13:32  
Blogger mandarina azul said...

Qué genial eres, Gilda. El enamoramiento hace tambalear a la soledad, y el amor la destierra.
¿Y el desamor? El desamor es soledad pura y dura.

¡Un gran apapacho!

26/9/07 14:26  
Anonymous Salva said...

Quizá no sea el día indicado para que yo leyera esto.

26/9/07 15:40  
Blogger Sólo son palabras said...

Creo que todos necesitamos un poco de soledad siendo amor o enamoramiento lo que nos llene.

26/9/07 19:29  
Blogger Las3Musas said...

Gilda, me identifico inevitablemente con lo que decís. Pero no siempre el amor destierra la soledad, es una fantasía. El amor acompaña a veces fantasmagóricamente.
Te acompaño a ese recital sin que te des cuenta.

Un abrazo
Musa

27/9/07 10:07  
Blogger Erranteazul said...

No, no estás sola. Y tu espíritu? Y tu alma? Y tu corazón?...No, no estás sola, es que alguien falta. Eso es todo. Pero mirá, que candidatos hay muchos.

Ayyyyy Gilda, has despertado un recuerdo y con él, una nostalgia.

Te daré las gracias o me pondré a lagrimear?

Un beso.

28/9/07 02:18  
Blogger el nombre... said...

Si, a veces, es una verdadera lástima que eso que tenemos con ese otro no sea amor...
Pero es mejor tenerlo claro, y no andar "locos", desconociendo la realidad de nuestros sentimientos... y menos para un recital (ja! -intento un poco de humor... no me sale-)
Es verdad que el amor destierra la soledad, pero tampoco es tan absoluto... Nada es absoluto. Hay momentos, que por más amor que haya, se presentan caminos que debemos y/o queremos transitar solos!


besosssssssssssssssss

28/9/07 02:41  
Blogger Hôichi said...

yo a veces voy solo a los conciertos, y en cuanto al amor, pues bueno es eso, una putada a veces.

posdata: no me lo tengas en cuenta, odio a alejandrito, pero es culpa mia, soy un melómano raro jejejee

besotes

28/9/07 07:15  
Blogger MAYA said...

Gilda: Este es mi texto del día. Tengo dos entradas para el concierto de Drexler y todavía no se con quien ir. No se si ir con la soledad, el enamoramiento o el amor. Tengo esa disyuntiva en este preciso momento. El enamoramiento va haciendo méritos para que lo lleve, porque el Amor partió. Aunque la soledad me está haciendo ojitos. No te dije. Es una disyuntiva muy grande.

Un beso,

Maya y sus dos entradas.

28/9/07 19:51  
Blogger Nausicaa said...

Es una lastima si... A mi la soledad siempre me gana la batalla, me angustio hasta que agarro a alguien y se me pasa... Buena eleccion, la de ir al recital digo...

30/9/07 17:30  
Blogger Clarice Baricco said...

ayyy no quiero tocar el punto...ayy duele.


Abrazotes cariñosos

30/9/07 18:31  
Blogger Aiala Ruiz de Alegría said...

caracola, sigo leyendo hacia abajo. A veces pienso que con la soledad y con el amor pasa exactamente lo mismo que con esa conversacion de tu primer parrafo. Si les hablas, te contestan. Yo habría ido contigo a ese recital!!!!! := )

12/10/07 07:04  

Publicar un comentario

<< Home