21 septiembre, 2007

Personal e intransferible

Todo es personal, explicaba, sereno, don Vito Corleone cada vez que sus muchachos le preguntaban por qué se tomaba tan a pecho las problemáticas ajenas. Corleone sentía, por ejemplo, que si alguien estafaba al panadero de su barrio, ese panadero se vería obligado a cerrar la panadería y don Vito Corleone se quedaría sin el pan de esa panadería, que tanto le gustaba. Entonces, don Vito Corleone se encargaba de solucionar problemas ajenos como si fueran propios.
Si bien no avalo ni de lejos la metodología del Don a la hora de reducir los problemas del mundo, coincido en su creencia de que todo es personal. Ejemplo: un matrimonio al que no conozco va al cine. La película es indiscutiblemente para adultos, imposible de confundir con Bob Esponja o Shrek. Se trata de una película oscura, lenta, pesada, hablada. El matrimonio entra a la sala cargando en brazos un balde de pochoclos, otro de papas fritas y una niña de cuatro años. El matrimonio observa que hay filas y filas vacías, pero el matrimonio elige sentarse justamente en la butaca que se encuentra al lado de la que yo ocupo. Por supuesto, la niña se aburre, come haciendo el mayor ruido posible, se queja, patalea y habla durante toda la película. El matrimonio, ni mú.
Eso fue personal.

Mi hermana encontró en el asiento del colectivo un papel con algo anotado. Decía:
jugar al 1987 - comprar azufre.
Jugamos al 1987, claro. No ganamos nada, pero como todo es personal, también compramos azufre. Por si acaso.

25 Comments:

Blogger Sólo son palabras said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

21/9/07 18:51  
Blogger Sólo son palabras said...

Si, he aprendido que todo siempre es personal, y es que bueno, me muevo siempre entre personas he ahi mi explicación.

21/9/07 18:53  
Blogger Paula said...

Sí, es lo que tiene la vida de cada uno... que es personal. Para que no sea personal, creo que es necesario encerrarse en una urna donde nada ni nadie pueda tocarte. Y eso, para mí, ya no es vivir.


dicen que quemar azufre ahuyenta al mal. Quizá después, funcione el 1987. Quién sabe...

Un besazo

21/9/07 20:22  
Blogger cacho de pan said...

1987 fue un año fatal, aunque ahora no recuerdo por qué...tal vez lo de las loterías repartan papelitos así por los colectivos como una forma de publicidad barata.
creo que todo es personal.

22/9/07 06:09  
Anonymous Anónimo said...

La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca debes preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti...

F.

22/9/07 07:18  
Blogger srcurri said...

En un episodio de "Padre de familia" (Family guy), una serie de dibujos animados de una familia que, entre otras cosas, tienen un perro que habla, pasa lo siguiente:
La familia est� cenando en un restaurante y hay un ni�o peque�o en la mesa de al lado que no deja de dar gritos y llorar, pero todo el mundo se comporta como si no pasara nada, siguen con su cena normalmente. Entonces el perro se pone a gritar y todo el mundo deja de cenar y le mira como si hubiera hecho algo muy malo y �l dice: �Qu� pasa? Llev�is todo el rato oyendo al ni�o y no pasa nada, y ahora porque yo doy un grito os molest�is. Seguid, seguid igual como si nada.

Pues eso, que los reyes son los padres y si no quieren, no hay regalos en navidad. Espero que tengas el dvd de la pel�cula y puedas verla en tu casa.

Un saludo.

22/9/07 09:14  
Blogger Gwynette said...

Si, si todo es personal, pero lo de los cines con niños y pop corns + latas de refresco, me mata !..pero como es público que las salas no quieren perder, ahora les han facilitado toda la movida y han puesto reposa latas y reposa palomitas al lado de las butacas.. venga a dar facilidades !...grrrrrrrrr

Apapachos

22/9/07 11:37  
Blogger Elios said...

Hola!

Me mucho gusta lo que escribes. Si tengo la oportunidad me gustaría contarte de qué habla la bonita canción de Radiohead...
Seguiré visitando este blog (y el de libros también!) Un saludillo!

22/9/07 12:51  
Blogger Marión said...

El mundo es personal!!

Así de simple.

Me encantó el post. Gracias por añadirle algo nuevo a este día.

Y no puedo dejar tampoco de agradecerte que hayas recordado El Padrino, mi película favorita, sin duda, en cualquiera de sus episodios.

Un abrazo.

22/9/07 14:46  
Blogger Con un par de tacones said...

Al menos aún quedan cosas personales e intransferibles, aunque sean criticables. El problema será, y es hacia donde vamos, cuando las cosas seas impersonales y transferibles. Y nos inunden la existencia con cosas absurdas y el cerebro de ideas vacías.

¿Acaso no han comenzado ya a hacerlo?

Me gustó tu blog ;)

22/9/07 15:26  
Blogger eSadElBlOg said...

Muy propio de papas modernos. En el parque detrás de los niños, no hagas esto o no hagas lo otro.
En el super, en el cine o en cualquier sitio público, como si el niño no fuera suyo y el niño venga a dar por...

22/9/07 16:53  
Blogger Nootka said...

Una vez estuve a punto de decirle a un tipo: "mira, no es nada personal, pero me caes mal". Pobre.
Y pobrecica la niña, qué tortura, y los padres, qué crueldad. Yo, de la niña...
me divorcio.

22/9/07 21:16  
Blogger Indigo said...

El cine es un ritual y vivirlo con ruido, comida y niños me parece un error: el de ellos, que lo confundieron con un parque de atracciones.
Y sí, todo es personal. Tendría que ser mucho más combativa, sin llegar a lo de Don Corleone, aunque a veces ganas dan.
Besotes

23/9/07 03:16  
Blogger TOROSALVAJE said...

A fuerza de tolerancia los maleducados, sinvergüenzas y caraduras se apoderan de todo.

Ya está bien.

La niña la salvamos, pero los dos padres a hacer de cimiento en cualquier obra.

Estoy harto de la falta de respeto.

23/9/07 08:44  
Anonymous itoitz said...

Que haríamos sin nuestros recuerdos!
Abrazos.

23/9/07 11:21  
Blogger el nombre... said...

Es verdad q todos y cada uno de nosotros somos personales e intransferibles....
precisamente por eso, no tolero justamente el no-registro del otro, de lo otro, de lo distinto... justamente vengo del blog de fiorella (estoy por orden alfabético), y vengo de decir un poco más de lo mismo.
Me pone de muy mal humor el tema de no respetar el espacio del otro, que no respeten el mío...
Lo del cine me puede!!!

No entiendo (no me entra en la cabeza!!!) cómo todavía podemos ser los seres humanos tan desconsiderados con el tiempo y el espacio del prójimo!

Un beso

23/9/07 16:15  
Blogger Antonio José said...

Muy bueno. Y cuánto tiempo sin visitarte, perdón!

Pero además de decir que a esos padres, habría que haberles dado un toque de "atención" aunque algo menos que una cabeza de caballo en la cama :) Me gustaría saber ¿que es jugar al 1987? Ni idea.

Bsos.

23/9/07 16:57  
Blogger MALEFICABOVARI said...

GUAPÍSIMAAAAAAAA, que yo en un momento me ruedo allí mismo el PADRINO4 Y 5, VERSIÓN MALÉFICA, y me quedo tan ancha, menuda panda de gilipollas, y menuda puta educación que dan, y ejercen...
Mira, yo voy al cine, casi siempre v.o, y si entra alguien con palomitas, que hay cines dónde gracias a dios ya no las venden.. pues le digo cuatro cosas, y me qudo tan ancha, ya sabes que voy sobrada de adrenalina... pero con los pocos chavos que tengo, que me vengan a joder, para una puta vez que voy al cine... eres muy correcta, la próxima vez, a la yugular¡¡
Ah, por cierto, coméntame que peli era, tiene buena pinta..
APAPAPAPAPACHOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS, AQUÍ, ROTA, UQE NO HUNDIDA, LA MALE TE DEJA UN BESAZO TAMBIÉN, QUE ES GRATIX¡

23/9/07 17:10  
Blogger Adúlter said...

Un razonamiento impecable, Madrina...;)


(sospecho que la niña encontró al despertar a la mañana siguienteun líquido tibio que empapaba sus sábanas...)

24/9/07 05:42  
Blogger La interrogación said...

Qué buena lógica chica...
Todo es personal e intransferible hasta que alguien se deja un papel, un escrito, una carta y entonces puede ser interpretado bajo una nueva mirada... personal.

24/9/07 09:48  
Blogger Batsi said...

jajajaja, y si fueras "ahijada" del padrino y éste se enterara de que no te dejaron disfrutar de la peli se carga a la niña o manda a su mafia a sacarle un buen susto a los padres :D

24/9/07 10:06  
Blogger LE MOSQUITO said...

Parece, don Vito, que los pochoclos y las palomitas fueron compradas en el mismo cine en el que no advirtieron de lo inadecuado de la película para el trío familiar.
Unas víctimas más, don Vito.
Usted dirá ¿Acabamos con la palomitera, la taquillera...?
:)

Un saludo.

24/9/07 11:23  
Blogger mandarina azul said...

Totalmente de acuerdo contigo, Gilda.
¡Y me sacan de quicio esos padres tocapelotas que se empeñan en que todos los demás compartamos su paternidad! Y mira que me gustan los niños, eh...

¡Apapachos!

24/9/07 12:09  
Blogger Madame Vaudeville said...

Me encantan las anécdotas personales, y cómo nos las cuenta usted, ma belle Gilda, más.
Como la suya tengo varias, aunque en el teatro, que es casi peor porque el ruido del mordisqueo, papeleo y quejiqueo de los niños -porque la actuación no es para su edad, claro- no sólo desconcentra y molesta al público, sino también a los actores...
Besos con olor a pochoclos recién hechos.

24/9/07 13:17  
Blogger MAYA said...

Genial!!!!!!!!!!!!!!!!!

Gilda, realmente genial!!!!!!

Todo es personal, por supuesto y eso de comprar el azufre me mató. Yo hubiera hecho lo mismo.

Me pareció espectacular este post. De lujo total.

Maya

28/9/07 19:56  

Publicar un comentario

<< Home