10 mayo, 2007

El placer que se posa un instante

Cuando yo era una niña, mi papá me llevaba al museo de Bellas Artes con, supongo, la ilusión de verme convertida, en el futuro, en una erudita del arte plástico. Bien, eso no sucedió.
De esas visitas recuerdo que, frente a ciertos cuadros, pensaba que quien elegía esas obras debía tener un gusto muy extraño; me viene a la mente un barco dibujado a crayón, con un trazo de nene de cinco años. Otro cuadro consistía en un lienzo blanco, sin imagen, con un tajo en el medio.
Yo no se qué cosa es el arte, pero creo saber cómo funciona.

Algunas personas consideran que toda manifestación del alma, para que pueda ser catalogada como Arte, debe llegar a un público masivo; de otro modo, dicha manifestación no es artística. Es probable que estas personas opinen que El código Da Vinci es igual a La sombra del viento.
En sentido contrario, otras personas consideran que para que la manifestación merezca el nombre de Arte, la misma (o, mejor aún, su autor) debe ser ignorada y/o rechazada; si la manifestación es premiada y reconocida, no es artística. Es probable que estas personas opinen que La sombra del viento es igual a El código Da Vinci.

Mi método para reconocer el Arte debe ser tan erróneo o tal vez tan certero como los ejemplos anteriores. Mi método es me gusta o no me gusta.
Me gusta la música de Piazzola, los cuentos de Borges, los ángeles de Bouguereau, el fuego de Joaquín Cortéz, los viejos tangos interpretados por Javier Calamaro, la fotografía en blanco y negro, los poemas de Cortázar, el cine de Almodóvar, las actuaciones de Johnny Depp y de Julieta Díaz, la guitarra de Walter Giardino, la narrativa de La sombra del viento.
Todo eso, entonces, es Arte.
Pero Borges no es Arte porque domina la metáfora, la hipálage, el sinónimo. Es decir, hace todo eso, y ¡cómo lo hace! Pero no es Arte por eso. Es Arte porque se me mete muy adentro y provoca un caos.
Claro que puedo dudar. Puedo recordar que no soy una erudita en, por ejemplo, plástica. La verdad es que no soy erudita en nada. Puede ser que los ángeles de Bouguereau sean pésimos, y que yo esté creyendo que un dibujo mediocre es Arte. Para sacarme de esa duda es que existen los expertos.
Pero los expertos colgaron un lienzo tajeado en una pared de un museo.
Que los expertos disculpen mi insolencia: confío más en mi caos interno que en sus ojos experimentados.

El Arte, sea lo que sea, funciona por el más primitivo egoísmo.

El artista, de Oscar Wilde:

Una tarde le vino al alma el deseo de dar forma a una imagen del Placer que se posa un instante. Y se fue por el mundo a buscar bronce, pues sólo en bronce podía concebir su obra. Pero había desaparecido el bronce del mundo entero; en parte alguna del mundo entero podía encontrarse bronce, salvo el bronce solo de la imagen del Dolor que dura para siempre. Era él quien había forjado esta imagen con sus propias manos, y la había puesto sobre la tumba de lo único que había amado en la vida. Sobre la tumba de lo que más había amado en la vida y había muerto había puesto esta imagen hechura suya, como prenda y señal del amor humano que no muere nunca, y como símbolo del dolor humano que dura para siempre. Y en el mundo entero no había más bronce que el bronce de esta imagen. Y tomó la imagen que había formado y la puso en un gran horno y se la entregó al fuego. Y con el bronce de la imagen del Dolor que dura para siempre esculpió una imagen del Placer que se posa un instante.

20 Comments:

Blogger martinezconacento said...

Tienes el secreto me gusta o no me gusta. Si además de gustarte te produce alguna emoción, ahí está.

10/5/07 17:25  
Blogger Aiala Ruiz de Alegría said...

El arte de la comunicación. O de todo lo contrario. El arte como parche de las heridas del siglo, o como testigo.
Un lienzo en blanco rasgado. Palabras escritas como una tela de araña.
A mi me gusta cuando el artista se gusta. Cuando se gusta demasiado me empalaga. Cuando sólo se disgusta me asusta. Cuando hace trampas o se esconde, le sostengo la mirada en la firma.
hola caracola

11/5/07 07:18  
Blogger Hôichi said...

lo que importa es que te guste a ti,jejeje. Las críticas/opiniones son como los culos todo el mundo tiene una

besos

11/5/07 07:41  
Blogger Atzavara said...

Yo estoy contigo en lo de "me gusta o no me gusta" que, martinezconacento, siempre va unido a si me dice algo o no me lo dice... si me hace sentir o no...

11/5/07 12:03  
Blogger madaix said...

Desgraciadamente no entiendo de arte, pero si soy capaz de distinguir algo bello cuando lo veo.

11/5/07 12:39  
Anonymous Itoitz said...

Cuanto más nos inclina la naturaleza a los placeres, tanto más propensos somos a la licencia que a la decencia.
abrazos.

11/5/07 20:39  
Blogger mandarina azul said...

¿Bouguereau? ¿He leído Bouguereau? Ahí me has dado... Cómo me gusta, me llega, y se me cuela dentro. ¿Ves? Ejemplo de arte para mí. Y lo que no me llega, aunque me pueda gustar... pues vale, sí, pero que no...

Un beso :)

11/5/07 23:48  
Blogger Horacio said...

Es demasiado frustrante tratar de conceptualizar algo con respecto a esto.

12/5/07 09:51  
Blogger Ártemis Sublime said...

Muy bueno!
Quedé encantada con tus ejemplos, jaja, son buenísimos!
Creo que al arte, al igual que el tiempo, hay que dejarlo fuir para sentirlo.

Besotes!!!

12/5/07 12:49  
Blogger maria* said...

¡Hola!
Antes que nada, aclarar que para mí No es lo mismo LA SOMBRA DEL VIENTO que El Código Da Vinci. Creo que está bien claro por qué(el pésimo final del de Dan Brown, por ejemplo). La novela de Ruiz Zafón me hizo conocer lugares de mi ciudad que no conocía. Además lo conocí a él personalmente y me firmó sus libros. =)

A mí también me encanta Bouguereau, es genial. Yo también soy del método "me-gusta-o-no". Si me conmueve o me dice algo. A mí me perdonen pero yo no comprendo, en general, el arte contemporáneo. No me llega; no me dice nada.

Seré una ignorante de pintura, pero La Mona Lisa no me gusta. Entiendo que su expresión es fascinante, que el dominio de Da Vinci increíble, pero no la tendría en mi casa - en fin, ni aunque pudiese tenerla -.

12/5/07 14:13  
Blogger Rayuela Palatina said...

Yo ya no me planteo reflexiones sobre arte... despues de leer a Benjamin y La obra de arte en la epoca de su reproductibilidad tecnica... me traumatice, y ahora ya no digo "esto es arte" o "esto no". Ahora simplemente disfruto y me dejo emocionar. Sencillamente...

12/5/07 17:32  
Blogger Lost in Translation said...

me muerooooooooooooooooooooooo, habia escrito un post kilometrico. Bueno ahi intento repetir de nuevo lo que queria decir. Dije que hace unos meses hubo una exposicion de arte aca, la mas importante del pais. Le dieron un lienzo a unos nenes de guarderia y les permitieron meter las manos en pintura y hacer lo que quisiera con o sin pincel. Aquel lienzo lo metieron en la exposicion y le preguntaron a los criticos de arte mas importantes del pais que opinaban. Uno dijo que aquella pintura tenia mucha carga sexual y otro dijo que la persona que habia pintado eso, era una persona frustrada y contenida (niños de 4 años contenidos?) ofrecieron pagar 6.000 euros por la obra. A mi me hizo pensar bastante en la estrecha linea que supone el arte, el negocio, los entendidos (supuestamente) en el arte y las tecnicas del arte. Todo me parece estar bastante en el aire. Personalmente un lienzo en blanco con una rotura no supone para mi ningun aliciente para sentir nada cuando lo observo y menos todavia pagar ni un centimo de euro por eso.

12/5/07 18:33  
Blogger Clarice Baricco said...

Para mi es un placer leerte. Leí tus pasados textos y siempre me dejas con ese instante congelado de no olvidar, que las letras tienen vida. Tú se las das.
También amo a los animales y los perros son mi debilidad.

Envidia que te has vestido de otoño. Mi estación favorita.

Abrazos primaverales.

12/5/07 22:01  
Blogger Ula said...

Que inteligentes palabras nos pones de Wilde, y qué mágico el relato. Si iba a ser arte de cualquier manera, que fuera arte del placer y no del dolor. Precioso.
Tengo tu misma opinión, si me gusta: es arte, si no me gusta, será arte para otro, que no para mí. Vamos que me da lo mismo que seo o no arte.

13/5/07 13:12  
Blogger Lost in Translation said...

hola linda,
ahi te respondi en mi blog.
MUAKA

13/5/07 15:42  
Blogger gaia56 said...

estoy contigo, para mí es arte lo que me llega muy dentro, lo que me emociona, me provoca un cambio conceptual en mi pensamiento.. bueno lo que me gusta tal como tú dices.
Pero hay que reconocer que viendo mucho arte se aprende mucho, se aprende a distinguir y tener criterio. Y que tu padre te llevar al Museo de pequeña seguro que tuvo en tí mucha influencia.
¡ah! tampoco me gustan nada las rimas fáciles.
besos.

13/5/07 16:43  
Blogger TOROSALVAJE said...

No le des más vueltas, pienso igual, me gusta o no y se acabó. Durante tiempo me consideré un ignorante, ahora lo sigo siendo pero sin complejos.

Besos.

14/5/07 08:14  
Blogger el santo job said...

te leo, y he leido todos los comentarios, y sigo sin saber qué es el arte.
tal vez sea imposible decirlo
un beso!

14/5/07 09:56  
Blogger Las3Musas said...

Qué buena reflexión, mi querido arcángel.
En un mundo revuelto y enlutado de artistas, con faranduleros pegajosos ocupando la escena, con papel picado y mojado en el plano literario, somos militantes de un arte privado y lúdico que revele el caos de las tripas.

Besos
Musa Rella

14/5/07 10:37  
Blogger GaMe said...

LA MAGIA DEL ARTE ESTA EN LOS OJOS Y EN LO QUE ELLOS VAYAN DERRAMANDO DENTRO TUYO.
DEJALO FLUIR, DEJA QUE LO QUE ESTAS VIENDO TE INVADA...O NO.
NO HAY PARAMETROS, NI TEORIAS EN EL MOMENTO DE DEJARSE LLEVAR ANTE UNA OBRA.
SE HA DISCUTIDO MUCHO, PERO NO HAY VERDADES ABSOLUTAS, LO VALIDO ESTA EN EL ESPECTADOR.
SOY ARTISTA PLASTICA Y A PESAR DEL CONOCIMIENTO, LO ESTUDIADO, LAS TESIS Y LAS HIPOTESIS, ESA ES LA UNICA VERDAD.
BESOS!

27/5/07 13:16  

Publicar un comentario

<< Home