17 febrero, 2007

Si alguna vez fui mala... lo aprendí de ti

La historia cristiana tiene, como base y columna vertebral, a un hombre extraordinario que vivió hace dos mil años. Este hombre incitaba a las personas a amar y a hacer el bien. No censuraba, no violentaba. Amaba, comprendía, perdonaba. Él mismo era su mejor ejemplo. Al margen (o no tanto) de esto, este hombre decía ser hijo de un dios único y absoluto. Muchas personas no le creyeron y lo condenaron a una muerte atroz.
La mitología católica (que es tan válida como cualquier otra) aporta un dato: este hombre decía la verdad. Este hombre era, en efecto, el hijo de Dios. Era Dios en hombre.
Hasta aquí, mis creencias.

Hace poco, el gobierno de Buenos Aires decretó que la educación sexual debe ser obligatoria en todas las escuelas. Luego de poner el grito en el infierno, la Iglesia Católica decidió armar su propio manual de educación sexual, al que llamó Educación para el amor. Según lo que difundieron los medios, este manual enseña que
* El divorcio está mal
* Hay que llegar virgen al matrimonio
* Hay que ser heterosexual
* Los métodos anticonceptivos son pecado
y una lista de esas cosas que no dejan nunca de sorprenderme.

Yo ignoro (por obvias razones de longevidad y demás detalles) cómo se vivía en el año cero de la era cristiana. Lo que sí se es que en el año dos mil siete existen cosas como el sexo con amor, el sexo sin amor, la esterilidad, los embarazos deseados, los embarazos no deseados, las violaciones, los abusos sexuales, los acosos sexuales, la heterosexualidad, la homosexualidad, la bisexualidad, la masturbación, la monogamia, la bigamia, las orgías, la virginidad, la promiscuidad, las relaciones sexuales ocasionales, el sida.
Al saber todo esto, que se le diga a los niños que usar preservativo es pecado y que Dios los castigará si lo hacen, ya no me parece una torpeza de ignorantes sino un claro crimen de lesa humanidad.
¿A quién dicen que representan? ¿Al hombre extraordinario de hace dos mil años? No puedo encontrar la similitud entre ama a tu prójimo y la castidad es divina.

Soy cristiana. Es decir, creo en el amor y en el respeto por la vida.
Es aquí donde nuestros caminos se separan. Buenas tardes, y que Dios los perdone.

23 Comments:

Blogger El Fuego Camina Conmigo said...

No hay, en los Evangelios, una sola condena a la relación sexual. Muy en cambio, Jesús utilizó la sensualidad y la relación carnal como metáforas de la fe.

17/2/07 20:01  
Anonymous Itoitz said...

Yo soy ateo por la gracia de Dios:
Concibo un mundo donde la religión es un instrumento de paz espiritual necesario; admito la importancia en nuestra historia de a personaje revolucionario, uno de los grandes buenos hombres de nuestras biografías: Jesucristo. Pero no concibo que la voluntad divina de un ser supremo esté legislada por unos humildes mortales como yo.
Unos seres codiciosos, avaros y egoístas que han sembrado la historia de episodios lamentables y vergonzosos. Respeto a todos mis familiares y conocidos católicos u ortodoxos, protestantes, musulmanes, budistas o agnósticos. Lo que no tolero es traficar con las almas y las voluntades de los hombres y mujeres mas desfavorecidos.

17/2/07 20:39  
Anonymous Itoitz said...

Según antiguas escrituras religiosas, Dios escribió en dos tablas de piedra sus diez mandamientos a Moisés en el monte Sinai; convirtiéndolos en el sacro código deontológico del devoto. Es inadmisible el dogma de judíos y cristianos de que estos reglamentos son los preceptos óptimos de la doctrina ética y moral. Propongo un ejercicio de clarividencia: traslada tu mente al Vaticano o a una gran catedral, visita sus salas, sus obras de arte; observa los semblantes de obispos y cardenales, sus aposentos, sus vidas; intenta inferir el concepto de humildad que predican. Y mientras reflexionas sobre esto repasa cada mandamiento de estos postulados divinos que ellos difunden y sistemáticamente quebrantan:

1. Amarás a Dios sobre todas las cosas
2. No tomarás el Nombre de Dios en vano.
3. Santificarás las fiestas.
4. Honrarás a tu padre y a tu madre.
5. No matarás.
6. No cometerás actos impuros.
7. No robarás.
8. No dirás falso testimonio ni mentirás.
9. No consentirás pensamientos ni deseos impuros.
10. No codiciarás los bienes ajenos.


En la forma no popularizada de estos mandamientos existen numerosos paradigmas aberrantes para la probidad y la justicia, donde la mujer queda reducida a mera posesión del hombre, la remisión de la esclavitud se refleja como la implícita condonación a una deuda o castigo; y en otros mandamientos bíblicos se alude a la condena a muerte para los homosexuales y para los que tras el examen subjetivo de la iglesia sean declarados impuros.

* “Si el esclavo tiene esposa (que fue dada por el patrón), luego de seis años el esclavo quedará libre pero la esposa y los hijos que haya tenido con ella serán del patrón” (Éxodo 21.4)
* “Si el esclavo dice: «Estoy bien con mi patrón, no quiero la libertad», el dueño lo llevará ante Yahvé y acercándolo a los postes de la puerta de su casa le agujereará la oreja con su punzón y este hombre quedará a su servicio para siempre” (Éxodo 21.5)
* “Si un hombre vende a su hija como esclava, ésta no podrá recuperar su libertad como la recuperan los esclavos varones” (Éxodo 21.7)
* “Si dos hombres pelearan entre sí y la mujer de uno de ellos se acercara para librar a su esposo de los golpes del otro, alargara la mano y agarrara a éste por los testículos, sin piedad harás cortar la mano de la mujer” (Deuteronomio 25.11-12)

Si esta es la ley del supremo creador, el Dios de la Biblia es un despótico tirano; y sus parroquianos redactores unos miserables fascistas. Evangeliza con modélicas acciones y si pregonas los divinos estatutos de tu credo comienza por respetarlos.

17/2/07 20:40  
Anonymous Itoitz said...

Esto lo escribí en mi otro Blog paralelo :
http://chronosfera.blogspot.com/
Titulado "Los 10 mandamientos", en respuesta a una de tantas injusticias sitematicas de la iglesia y que en una de nuevo salpicó a alguien especial.

Un abrazo.

17/2/07 20:45  
Blogger elangeldelasmilvioletas said...

intentan seguir inculcando un sentimiento de culpa...cerrando los ojos ante el miedo.

17/2/07 21:58  
Blogger pazzos said...

¿Además de mala este Carnaval vas a ser hereje?¡Qué arcángel más poco ortodoxo!

18/2/07 00:44  
Blogger k@rYn@ "la mujer INVISIBLE" said...

ps el respeto ante todo es la clave...eso es lo que no entiende la iglesia catolica

18/2/07 01:52  
Blogger laonza said...

La espiritualidad comienza con la base unica y sencilla y es al amor en todas sus caras,,,, Lo que dices es tan cierto como que cada vez hay menos gente que se cree palabras vacías, hay más preguntas y realidades que deben ser revisadas... mas sobre esta base que sobre la de una religiosidad hipocrita e inoperante y como bien dices que dios los perdone

18/2/07 07:38  
Blogger Paula said...

parece mentira, todavía, que estemos con estos debates

Con la de cosas que quedan por hacer...

un abrazo

18/2/07 07:50  
Blogger El detective amaestrado said...

El que controla el sexo controla la mente de los otros, y esta claro lo que intentan instituciones como nuestras Santa Madre Iglesia....

18/2/07 09:41  
Blogger Hôichi said...

La iglesia se descalifica ella solita... es antidiluviana

besitos

18/2/07 14:05  
Blogger Sandra Becerril said...

Las cosas han cambiado de 2000 años para acá... creo que lo único que hacen es confundir a los niños y los ya no tan niños de lo que está "mal" y "bien". Ya teniendo la información en la mano, cada quien puede decidir como tratar a su cuerpo, al amor...

besos y que tengas excelente semana

18/2/07 16:28  
Blogger Ártemis Sublime said...

¿Alguien dijo que se llega alto pisando cabezas?
¿Tuvimos una "madre" que lo hizo o me equivoco?

18/2/07 16:55  
Anonymous Jenny said...

Yo creo ke la iglesia es una especie d negocio; l problema empieza cuando la gente se lo cree y da catedra a otra gente! Pero x mi ke se maten.

18/2/07 19:22  
Blogger Musa Rella said...

Cuántos hijos de Dios ha aniquilado la Iglesia Católica en sus cruzadas inquisitorias, y lo sigue haciendo.

Besos

19/2/07 07:47  
Blogger Narrador said...

Es todo un problema ese de no disociar lo espiritual de lo carnal. Y el estamento iglesia lo tiene muy arraigado. Pero les funciona a manos llenas, y mientras el negocio de pasta no creo que lo dejen.
Paz y amor... y a disfrutar de Don Carnal con las precauciones debidas... que se acerca la cuaresma...

19/2/07 08:37  
Blogger TOROSALVAJE said...

Esta gente, en nombre de Dios, encontraron el paraíso en la tierra, yo no los perdono.

Un beso. Me sonrojas con tus comentarios.

19/2/07 12:17  
Blogger Clarice Baricco said...

La Biblia la mal interpretan y hacen lo que quieren y no se ajustan a los antecedentes, a la historia, a la teología.
En fin, cosa de hombres...

Saludos soleados

19/2/07 16:05  
Blogger Valeria said...

La Iglesia Católica está a años luz de la realidad, no quiere verla... le da la espalda y trabaja en contra...

19/2/07 17:59  
Blogger nomesploraria said...

Estas cosas me tocan.
Tengo un profundo respeto por las creencias de todo el mundo aunque no las comparta. Pero no puedo con esa parte de la Iglesia y su empeño en influir e imponer sus dogmas.
Que nos dejen en paz.
Intento afrontarlo con humor, me apasionan el creacionismo y los sermones evangélicos pero muchas veces el cabreo me supera.
itoitz es curioso comparar los distintos decálogos de la ley mosaica que corren por ahí. Si los dictó Dios y son 10 ¿Por qué son distintos los 10 mandamientos judíos de los cristianos?
Me alegro de conocer este blog (he llegado a través de Pazzos) Nos vemos. Saludos desde Barcelona

20/2/07 07:51  
Blogger srcurri said...

Como dijo Don Quijote: "Sancho, con la iglesia hemos topado".

Te recomiendo vivamente un libro de José Saramago que se llama "El evangelio según Jesucristo" y también que no escuches a Malú ni a Alejandro Sanz... que hay cosas mejores que escuchar.

Saludos!

20/2/07 09:47  
Anonymous mondo said...

Yo también pensaba recomendarte El evangelio según Jesucristo, pero ya se ve, Srcurri me quitó la exclusividad. de resentido nomás que soy te recomendaría uno de Bucay, pero tan odioso no me he vuelto

20/2/07 12:15  
Blogger NoSurrender said...

bueno, la verdad es que no tiene mucho que ver el mensaje de Jesucristo (sea o no Divino) con el día a día de su Iglesia heredera de hoy.

Yo para educar en el amor te recomendaría "El arte de amar", de Fromm.

Y para educarte en el sexo, una noche conmigo. Claro ;)

20/2/07 13:58  

Publicar un comentario

<< Home