19 noviembre, 2009

La psicóloga de Tony Soprano

En la excelente serie Los Soprano, el jefe de la mafia, Tony Soprano, sufre ataques de pánico. Para solucionar su problema, comienza a tratarse con una psicóloga, y las sesiones entre Soprano y su doctora se convierten en el eje de la serie.

La psicóloga de Soprano es un personaje de moral muy estricta: acepta al mafioso como paciente porque entiende que tiene un problema a nivel personal y que necesita solucionarlo, pero le advierte: si usted me cuenta sobre sus crímenes, voy a tener que denunciarlo. La relación que tiene Soprano con su psicóloga es un tanto confusa: ambos se sienten atraídos, incluso él cree estar enamorado de ella, pero la moral férrea de la mujer se impone a cualquier otra cosa.

En un episodio, la mujer sufre una violación. Un hombre la arrincona en el edificio donde ella trabaja y la viola, dejándola, obviamente, muy traumada. Al día siguiente, la doctora tiene sesión con Tony Soprano; él la ve rara, taciturna. La ve mal. Le pregunta si se siente bien, si le pasa algo, si la puede ayudar de algún modo. Ella duda, le agradece y le dice que no. Más tarde, en una sesión con su propio analista, la mujer dice:

-Yo sé que si le contara a Tony Soprano que me violaron, él movería cielo y tierra para encontrar al tipo. Y lo encontraría, y lo torturaría, y luego lo mataría.

El psicólogo, extrañado y un tanto espantado, le pregunta si ella va a pedirle a Tony Soprano que destruya al tipo que la violó. La mujer le contesta:

-No. Me basta con saber que puedo hacerlo.

Encuentro, en esa respuesta, la expresión máxima del poder. El verdadero poder, el punto más alto del poder, es inactivo. El poderoso de verdad no tiene necesidad de ejercer su poder, porque le basta con saber que puede hacerlo. Si el fin de toda acción es satisfacer los propios deseos, el poderoso que no rinde cuentas a nadie se siente realizado con la simple certeza de su poder. Quien tiene que demostrar lo que posee, carece, en el fondo, de algo.

Tony Soprano es el jefe de la mafia. Si quiere, mueve un dedo y destruye una ciudad. Es, en acción, la persona más poderosa de la serie. La psicóloga de Tony Soprano es una mujer violada que sabe que, si quiere, dice una palabra y Tony Soprano destruye a su agresor. Y quienes miramos la serie intuimos que Tony Soprano haría eso sin pedirle nada a cambio, porque la relación que Soprano tiene con esa mujer no la tiene con nadie más. Pero la mujer no lo pide.

La mafia está en manos de una psicóloga honesta, y nadie lo sabe.

Eso es el poder.

24 Comments:

Blogger Arturo said...

A mí también me impresionó ese capítulo. Dentro de la psiquiatra se libra la lucha entre moral rudimentaria y moral civilizada(genial la contención de la actriz en el plano final). Al final vence lo mejor. Sí, es poder sobre uno mismo. En ese grado, casi heroico.
Abrazos

19/11/09 2:16 p. m.  
Blogger Salva said...

Quiero ver esa serie!!

=)

19/11/09 4:11 p. m.  
Blogger Oscar Cabrera Hurtado said...

Es el poder de la no-violencia.

19/11/09 4:26 p. m.  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Porras, la mafia está metida hasta en el gabinete de la sicóloga!!
Para volverse locos del todo, ufff. No conozco esa serie, Puede que por España no estén dándola, no lo puedo garantizar porque noveo la tele.

Besicos muchos

19/11/09 8:28 p. m.  
Blogger Belén said...

Y eso es la tranquilidad también...

Besicos

20/11/09 4:10 a. m.  
Blogger Arcángel Mirón said...

Arturo: debe ser el capítulo que más recuerdo. :)

Sal: me parece muy bien. :) ¿Terminaste Lost?

Oscar: creo que se trata, más que de la no-violencia, del poder pasivo en todos los sentidos. De la seguridad en uno mismo o de la ignorancia de ese poder.

Nani: es una serie que ya no se da, a menos que sean repeticiones. Ya terminó, según tengo entendido.

Belén: sí, hasta que la mafia descubra que una psicóloga pude hacer y deshacer a su antojo.

:)

Apapachos a todos.

21/11/09 2:08 p. m.  
Blogger Raquel Barbieri said...

Hola Gilda,

Una de las cosas que más me atraen de la serie de Los Soprano es justamente esa relación entre Tony y la terapeuta; desde las miradas de ellos hasta sus diálogos.

En verdad, admiro el proceder de la psiquiatra porque creo que yo, le habría contado a mi paciente, más sabiendo hasta dónde puede él llegar, y que hiciera justicia por mí. Me quedaría más satisfecha de ese modo que del otro.
Quizás, el poder se manifieste de distintas formas y la forma de ella sea una de esas formas existentes.

Cariños

21/11/09 8:26 p. m.  
Blogger mera said...

Tal vez sea así. Pero no sé por qué, todos los que ejercen el poder lo hacen para sacar algún tipo de provecho. No les llega con vanidades o certezas íntimas.

22/11/09 7:26 a. m.  
Blogger Tarántula said...

me pregunto qué le puede falta a los dictadorzuelos latinoamericanos.

22/11/09 11:54 a. m.  
Blogger Druida de noche said...

El poder es una acción sobre otra acción. La posibilidd de la acción es una acción postergada solo en el tiempo. Tu entrada me ha parecido excelentemente sugestiva...

Hacer actuar o hacer no actuar. Ahi esta el poder..

besos de druida intermitente

22/11/09 3:22 p. m.  
Blogger Herman said...

Magistral serie. Y memorable el episodio que describes. Me deja muy pensativo tu texto de hoy sobre el poder.

22/11/09 5:05 p. m.  
Blogger SUSANA said...

Qué chica lista!

No sigo a los Soprano, pero la única razón es falta de tiempo. Digo, me entero por Vos de este episodio y tu conclusión es para alquilar balcones!

Me provocó pensar en el individuo actual y común, que se satisface mostrando su cuota de poder, en pequeñas o grandes cosas. Y en el otro - más difícil de encontrar- que vive en primera persona, en diálogo consigo mismo, con autodisciplina y ejerce su propia soberanía, independientemente del resto.

Este último lo encuentro digno del Poder, lo saborea en forma distinta...con abstinencia.

Buenísimo Post mi Gilda!

PD: Se me perdió el cable que permite bajar las fotos del celular. Ergo, sigo en deuda (pero no he olvidado mi promesa amor) Al otro lugar todavía no ingreso...ya te daré la sorpresa cuando recupere la contraseña!
Eso sí, estás bellaaaaaaaaaaaa en la foto!!!!


Besitos y smile!!!!

:))))))))

23/11/09 1:29 p. m.  
Blogger Gladys Pinilla said...

Yo estoy contenta porque ya me soltaron nomás.

23/11/09 6:39 p. m.  
Blogger Doctorvitamorte said...

La mafia está en buenas manos.
Y el buen relato en las tuyas

23/11/09 6:43 p. m.  
Blogger nomesploraria said...

Me gustaría saber cuantas mujeres en su misma situación obrarían así.
Yo dudaría, eso seguro.

23/11/09 7:12 p. m.  
Blogger Clarice Baricco said...

Me has convencido de ver la serie. La ve el padre de B.


Abrazos.

24/11/09 2:14 a. m.  
Blogger Arcángel Mirón said...

Raquel: claro, uno nunca sabe cómo habría reaccionado en una situación así. Los Soprano es una ficción, pero me pareció que la negativa de la psicóloga en semejante situación era determinante para explicar cómo es la relación entre ellos y quién es el del poder, al margen de las apariencias.

Mera: ése es el poder que conocemos. Creo que siempre hay alguien más arriba, alguien que no vemos.

Tarántula: muchas cosas, más de las que parece.

Druida: claro. :)

Herman: es fabulosa, y no la terminé de ver. Creo que voy por la cuarta temporada, debo ponerme al día.

Su: claro. El poder más común es el que vemos. El verdadero poder no se muestra: no tiene necesidad de mostrarse. :)

Gladys: ¡mi querida! Qué bueno saber de usted. En breve la visito, a ver en qué anda. ¿Sigue con el catalán grosero?

Dr. Vitamorte: muchas gracias. :)

Només: lo del catalán grosero no lo decía por usted, ¿eh?
Yo tampoco sé qué haría. Por eso me gustó esa reacción.

Gra: sí, mirala. Es muy fuerte y es excelente.

:)

Apapachos a todos.

24/11/09 2:08 p. m.  
Blogger DELIRIUMTREMENDS said...

Daría lo que fuera por tener cerca a Tony Soprano, aunque miedo me da el pensar que todos mis deseos pudieran hacerse realidad... mi moral no me permitiría darles luz y quitarles los frenos.
Pero claro, hay morales y morales... Y principios y principios...
El poder es la hostia, pero da mucho miedo. Sobre todo si viene de la mafia, no creés??¿¿¿
Un besazo fuerte, apenas me conecto, pero te vi en Gladys, y me dije, por dios... si yo quiero mucho a esta apapacha... voy a verla¡¡¡¡
Espero te vaya requetebien¡

24/11/09 7:57 p. m.  
Blogger AdR said...

El amor mueve montañas.

Besitos, querida.

25/11/09 6:34 a. m.  
Blogger Arcángel Mirón said...

Delirium: qué alegría verte otra vez!! Tony Soprano cerca es una imagen seductora y aterradora. Mejor me quedo como estoy.
Hablando de otro tema: pobre Gladys. No gana para disgustos.

AdR: eso dicen, lástima que no haga que Cádiz y Buenos Aires se junten. :D

Apapachos a todos!

26/11/09 11:45 a. m.  
Blogger Ingrid Dietricht said...

Me ha encantado tu visióm. Escribes genial!!! Enhorabuena. Te sigo. Besos desde el Sur de España.

28/11/09 9:53 a. m.  
Blogger Arcángel Mirón said...

Muchas gracias, Ingrid. Bienvenida.

1/12/09 2:08 p. m.  
Anonymous El Consigliere said...

Hola,

Me ha gustado mucho tu comentario. Espero que nos visites.
Saludos.

www.lossoprano.tv

3/12/09 9:24 p. m.  
Blogger Luisa Tomás said...

EStupendo post. Me encanta. Me gusta Tony y me encanta la relación con su psicóloga.
http://lopensaremanana.blogspot.com/2009/12/algo-sobre-tony-soprano.html

9/12/09 2:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home