01 noviembre, 2009

Otro príncipe encantado

-¡No me mates, soy un príncipe encantado! –me gritó la cucaracha. Yo me quedé con la pantufla en la mano, lista para el golpe.

-¿Un príncipe encantado? –pregunté.

-Sí, mi amada. Bésame y volveré a ser el hombre noble que era antes.

Dudé un instante, sólo un instante; tiempo suficiente para recorrer mi living con los ojos y ver a mis tres caballeros: uno miraba fútbol como poseído y se rascaba la entrepierna, otro bebía vino en tetra-brick sin molestarse en limpiar el chorro de tinto que le caía por la barbilla, y el tercero dormía en el sillón, en calzón y medias, mientras los ronquidos hacían que mi casa pareciera un establo. Antes de mi beso habían sido sapo, lagartija y suricata.

Me puse la pantufla y pisé a la cucaracha. De ahora en más, me dije, plebeyo o nada.

34 Comments:

Blogger Zorro de Segovia said...

pobre chica, desde hoy creo en la mala suerte.

1/11/09 19:56  
Blogger Wara said...

Jajaja, hay que perseverar, Gilda, porque algún día cambiará la suerte, dice alguna canción.

Besos.

1/11/09 20:17  
Blogger seo said...

jejejejeeje y eso que dicen que a la tercera va la vencida

si es mejor no besar ranas que todas salen sapos jejej

saludos

1/11/09 20:20  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Jajaja, ¡que bueno! Di que si, un buen pisotón, no ves que si no te ves con un gordinflón tirando pedos y eructando a ajo!!!

Besicos muchos, (sigo riendo, me ha hecho mucha gracia).

1/11/09 20:52  
Blogger SUSANA said...

Jajajajajajá!

Bravo brujita!!! (noto que la noche de Halloween tuvo sus efectos colaterales y literarios Jajajajajá!)

¿sapo, lagartija y suricata? Jajajajajaá!

Encantadora mi Gilda, Encantadora!!!

Besazooooos tesorazo!

1/11/09 21:59  
Blogger Julia said...

Jajajaja, con cuántos "bichos" más va a ser probando????

Besosss.

1/11/09 23:32  
Blogger Salva said...

Me gustó el cuento :)

No sé que es una suricata :$

2/11/09 06:49  
Blogger Jacinto Deleble Garea said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2/11/09 11:07  
Blogger Belén said...

Eso, obrerico y trabajador...

Besicos

2/11/09 11:19  
Blogger Jacinto Deleble Garea said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2/11/09 13:06  
Blogger Lucy in the Sky said...

¡Qué manera de reírme! Bien hecho =)

2/11/09 20:18  
Blogger Castigadora said...

Eres incrible! Buenisimo! Mejor malo conocido??

Besos

3/11/09 05:09  
Blogger Nootka said...

Jeje, qué bueno, Gilda, me ha encantado!!
Un beso

3/11/09 11:29  
Blogger Vania B. said...

Yo me casé con el primer bicho a quien besé. Era un pequeño murciélago que aún (algunas noches) vuelve a su forma original, pero bastan algunos besos para convertirlo en un príncipe barrigón que babea y ronca al lado mío en la cama. Lo que sí, él tiene también que darme algunos besos para que deje mi forma de bruja y me convierta en princesa.

Abrazos, Gilda querida.

3/11/09 11:29  
Blogger Arturo said...

Es que el efecto de los besos no suele ser muy duradero.
Abrazos

3/11/09 12:48  
Blogger malditas musas said...

jajaja :)) o "de ahora en más cucaracha o nada" ???

muy divertido.

Disculpas por mi demora en visitarte arcangelita, no me olvido de vos ;)

beso grandote
musa

3/11/09 13:03  
Blogger Fusa said...

Ja. Me encanta. Y me hace reír.
Así con disimulo, sin que se note nada, digo: plebeyo o nada. Y me río sola. No, contigo.

3/11/09 16:05  
Blogger Hank said...

Exquisita metaliteratura: sacando de donde ya no hay, de donde no puede haber, Gilda. Sólo tú.

¿Cómo se desenvolverá una chica tan brillante en lo corto en una amplia novela? Me gustaría comprobarlo y disfrutarlo lentamente.

Un abrazo.

3/11/09 16:36  
Blogger El Viajero Solitario said...

Confieso haber recurrido al buscador de imágenes de Google para saber qué es una suricata. Simpáticas, las suricatas, erguidas sobre sus cuertos trasereos y desamayando dos manos blandas sobre el regazo, como dispuestas para un beso papal.

Me temo, querida Gilda, que príncipes y lacayos, nobles y plebeyos, llegado el momento íntimo del recogimiento hogareño, se comportan de igual modo. Así que sólo te queda nada, escritora.

3/11/09 20:36  
Blogger Dr.Mikel said...

jajaja, genial como siempre. Si es que todos al principio mostramos nuestra mejor imagen, nos esforzamos, e incluso modificamos ademanes y comportamientos.
Pero la rutina, la cotidianidad, y el tedio diario nos devuelve a nuestros origenes.
Bsos sin encantos pero si encantado.

4/11/09 09:52  
Blogger la jardinera said...

¡¡¡¡Buenísimo, querida Gilda!!!!!

De lo mejorcito que te he leído.

Besicos,

4/11/09 10:19  
Blogger (* said...

Oh, ¡es genial! Me ha encantado. ¡Tiene chispa!
Las hormigas, creo yo, son las mejores.

Un dulce beso.

5/11/09 12:33  
Blogger mera said...

Bueeeno, tampo es para tomarlo así....

5/11/09 14:17  
Blogger Arcángel Mirón said...

Muchas gracias a todos por sus comentarios.

:)

Apapachos.

6/11/09 18:12  
Blogger Batsi said...

jajajaja, este me gusta

8/11/09 13:37  
Blogger Arcángel Mirón said...

Me alegra, queridísima Batsi.

:)

8/11/09 19:59  
Blogger JuanMa said...

Pobre cucaracha... Lo bien que lo hubiera pasado viendo fútbol mientras bebía vino de un tetrabrick tumbado en calzones en el sillón.

A veces, la vida es injusta :P

Un beso.

9/11/09 19:41  
Blogger Sinuosa said...

jajajaj, que bueno, por dios...

11/11/09 09:17  
Blogger AdR said...

:D Y crujió como una patata frita ¿no? :P

No creas en los príncipes, querida, no existen.

Tú sólo cree en mí.

Besitos.

12/11/09 06:15  
Blogger Arcángel Mirón said...

Apapachos a todos.

:)

12/11/09 17:00  
Blogger Víctor said...

Aunque llego tarde a comentar, muy bueno este relato, Gilda. Ya lo comenté en Químicamente impuro. Y lo vuelvo a hacer aquí. Se merece un aplauso.

Un saludo.

14/11/09 06:23  
Blogger Arcángel Mirón said...

Muchas gracias, Víctor.

:)

14/11/09 15:22  
Blogger moreiras said...

Me encantan tus divertidos cuentos.

4/12/09 14:45  
Blogger consumida said...

Jaja! hermoso! pero q besos para desafortunados!o q prìncipes tan plebeyos!

9/12/09 00:18  

Publicar un comentario

<< Home