13 septiembre, 2009

La secretaria del señor X

Toco el timbre. La puerta es de vidrio, y es por eso que veo a la mujer mientras se acerca a abrirme la puerta. Enjuta, labios apretados; no me mira a mí, mira el suelo al caminar.
-Buenas tardes –dice.
-Hola –creo que sonrío, aunque no puedo jurarlo-. Tengo una cita con el señor X.
-Adelante.
No es antipática, es seria. Exuda un halo de eficiencia que no es desagradable, pero hay algo en ella que me obliga, cada vez que la veo, a llevarme una mano a la cabeza para arreglar algún cabello desordenado y caótico; batalla que vengo perdiendo desde siempre. Y miro a la secretaria del señor X y se me ocurre suponer que no hay nada que la despeine, la haga transpirar, le arranque un insulto espontáneo (como, por ejemplo, el hecho de pincharse con una aguja o golpearse el pie con la pata de la cama), o la incite a decir verdades que prefiere esconder (como, por ejemplo, “te amo” o “atropellé a una persona y no me detuve”).
Es un personaje de Claudia Piñeiro que se metió en una película de Quentin Tarantino: tal vez una esposa invisible y atormentada por algún secreto de su marido que espera que en el momento menos pensado aparezca un samurai y la degüelle de un sablazo.

Ya sé que todo eso está en mi imaginación. Pero no puedo dejar de pensar que el hecho de que esté en mi imaginación no le quita, necesariamente, realidad.
Salgo de mi cita con el señor X y la secretaria me acompaña a la puerta; me despide con otro seco “buenas tardes”. Ya en la calle, miro a derecha e izquierda. Ningún samurai a la vista.
Aflojo la tensión de los hombros y respiro tranquila.

24 Comments:

Blogger Lucy in the Sky said...

Hay personas que sin querer nos quieren arrastrar a sus universos paralelos. Algunos están buenos. Otros no. Pero si hay algo que es cierto, es que nos hacen romper la rutina.

13/9/09 23:01  
Blogger Belén said...

Hay gente que nos remueve, si... gente que igual no nos debería importar tanto pero lo hace.

Besicos

14/9/09 03:55  
Blogger Nausicaa said...

Las personas más impenetrables suelen despertar nuestra imaginación,la curiosidad nos puede.

Querida Gilda dejo estos lares, pero seguire leyendote, ya sabes que tus historias, tus palabras y reflexiones me son ya imprescindibles. No me despido pues, nos vemos justo aqui :)

14/9/09 05:03  
Blogger Sureña said...

A mí la teoría del samurái me parece más que adecuada. Quizá cuando él aparezca, sea ella la que afloje los hombros y respire tranquila.

Besos

14/9/09 08:58  
Anonymous Fusa said...

Es curioso que me he leído todo el relato pensando que hablaba un hombre. Yo, como siempre, andando por los mundos sentimentaloides.
Para mí, que esté en la imaginación, no sólo no le resta realidad, sino que se la da toda.
Un abrazo.

14/9/09 09:22  
Blogger la jardinera said...

Realmente esa secretaria va mucho más a su aire que la que llega a ver al señor X. ¿No será un protagonismo un tanto trastocado?

Me encanta cómo escribes.

besos,

14/9/09 16:30  
Blogger JuanMa said...

No era un samurai, sino un ninja (por eso no lo viste).

Besos espontáneos.

14/9/09 18:22  
Blogger SUSANA said...

Qué buen perfil trazaste...y qué inquietante resulta. Hay quienes "sueldan" cualquier fisura por donde se puedan escapar emociones de cualquier tipo.
Buen trabajo Amiga!
Mi beso y Abrazo!

:)

(Estado: complicada y fatal de trabajo)

14/9/09 19:32  
Blogger Joseph Cartaphilus said...

Ufff.

Menos mal. No había samurais. Lo único, decirle que no ha mirado hacia arriba, y hasta que no lo haga y compruebe que esa sombra que hay sobre el suelo, sorresponde a una cornisa o a una farola, no me quedaré tranquilo.

Dichosos colores lo dificil que resulta describirlos.

16/9/09 05:42  
Blogger AdR said...

A mí me está dando miedo abrirte la puerta, si un día lo tengo que hacer... pavor me da lo que escribirás sobre mí :)

Besitos, querida.

16/9/09 05:49  
Blogger Dr.Mikel said...

Si esa impresión te dió la ayudante, que sensaciones te suscitaron la entrevista con el Señor X??, porque imagino que la secretaria ira acorde con el mobiliario, la persona y su actividad, noooo.
(Me encantas pequeña).

17/9/09 04:03  
Blogger Raúl said...

Uno de esos personajes tan arquetipos, que a uno le encantaría descubrir por una agujerito, esa doble vida que seguro tienen tras la pulcritud, el orden y la cortesía.

17/9/09 04:41  
Blogger Trenzas said...

No me extraña que una y otra vez te requieran para formar parte de eventos literarios. Cada día te superas y tus personajes, fascinan.
He leído los que me había dejado atrás porque no puedo dejar de leer lo que me dejé atrasado, por andar perezosilla :(
Tiene "carne" esta secretaria. Hasta creo que conozco a alguien parecido :)
Un abrazo muy fuerte, escritora.

17/9/09 13:22  
Blogger Arcángel Mirón said...

Muchas gracias a todos! En breve paso a visitarlos.

:)

Apapachos.

17/9/09 15:31  
Blogger Wara said...

Sí que hay gente que nos produce esa sensación tan incómoda que a veces hasta parece que infunde miedo, que parece traspasar la barrera de los sueños para alcanzarnos despiertos. Horror.

Un abrazo.

17/9/09 20:25  
Blogger Shandy said...

A mi me pasa con la directora de un banco, siempre tan en su sitio, tan sin perder la compostura, tan atildada, tan dispuesta, siempre con la sonrisa puesta...Es de las pocas personas que ha resistido toda mi ignorancia sobre cuestiones bancarias sin un sólo gesto de fastidio. Inquietante.
--------------------
"Si esa iglesia merecía el nombre de Casa de Dios es porque ella se encargaba de que Dios estuviera presente". Consuelo es el ama de llaves, abre las puertas del cielo de esta vida y cierra las del infierno (o con "V"). Buen cuento. Intenté dejar un comentario, pero no entraba (problema mío, seguro)

Un abrazo

17/9/09 20:32  
Blogger Herman said...

Hasta "sablazo" parece el inicio de una novela. Un inicio que atrapa poderosamente. Tal vez deberías sacar de ahí doscientas o trescientas páginas más. Yo quiero saber más de esa secretaria.
Besos

18/9/09 12:56  
Blogger NoSurrender said...

Deberíamos seguirla a la salida del trabajo. Iniciar toda una investigación y contarlo como una novela de Capote :)

Besos.

20/9/09 16:54  
Blogger Daniel said...

Siempre un gusto leerte.

Te envío mi abrazo.
Dani..

20/9/09 22:38  
Blogger Clarice Baricco said...

Me dio miedo la secretaria.



Besotes.

21/9/09 00:23  
Blogger Castigadora said...

Hay algo en tu manera de escribir que me trae recuerdos dulces.
El poder de la imaginación, un gran tema

BEsos

21/9/09 08:54  
Blogger Arcángel Mirón said...

Muchas gracias y apapachos a todos.

:)

Este miércoles me operan el tabique nasal, así que estaré ausente unos días. Luego nos leemos.

21/9/09 11:48  
Blogger ¿Escritora o escribidora? said...

Me encanta tu imaginación!

Y felicidades por el premio!

Espero que vaya todo bien en la operación

Un abrazo

21/9/09 14:25  
Blogger malditas musas said...

miro a los costados, por suerte nadie me está mirando, no se dan cuenta de que me he puesto roja de vergüenza por reconocerme en esa institutriz alemana...

muy buen relato! felicidades.
musa

4/10/09 08:59  

Publicar un comentario

<< Home