12 marzo, 2009

Cuarenta y siete ovejas y un chancho

Volvió el insomnio, y volvió superpoblado. Cada tanto me acecha, agazapado en un rincón; tiene dientes afilados y se parece a vos. Viene a recordarme que todo aquello que no solucione durante el día me atormentará durante la noche. ¿Y aquello que no está totalmente en mis manos, cómo lo soluciono?, le pregunto, pero no me contesta. Se ríe, y sé que sabe algo que yo ignoro.
Causo una valla de medio metro de altura y cuento ovejas. Les ordeno: a medida que yo las voy contando, ustedes saltan la valla y pasan al otro lado. Una oveja, dos ovejas, cuarenta y siete ovejas. Al carajo las ovejas, cuento chanchos. Un chancho. Un chancho. Un chancho. El chancho no puede saltar la valla, es demasiado pesado. Al carajo el chancho. No cuento nada. Mi insomnio lanza una carcajada, y me concede una tregua: me duermo tras horas de lucha.
Esta noche volverá, con una terquedad que identifico como propia; después de todo, es mi insomnio. Yo estoy tranquila: para esta madrugada tengo planeado enviarle una veintena de caballos sin domar.
A ver quién gana al final.

57 Comments:

Blogger Arcángel Mirón said...

Por algún misterioso motivo, Blogger no me actualiza la feca del nuevo posteo. Como verán, este texto está fechado en 7 de marzo (fecha en que subí el texto anterior).

Si alguien sabe qué ocurre, o si, mejor aún, sabe cómo solucionarlo, por favor ¡avíseme!

:)

Gracias y apapachos.

12/3/09 10:58  
Blogger Arcángel Mirón said...

"Fecha", no "feca".

:)

12/3/09 10:58  
Anonymous mandoble said...

Con tamaña granja en tu cabeza ¡cómo pretendés dormir!

Ahora la que no va a dormir soy yo pensando dónde cornos irán a parar la veintena de caballos salvajes que vas a dejar libres esta noche...

12/3/09 11:07  
Blogger AdR said...

Cómete al insomnio y monta a caballo.

Ni idea de lo de Blogger :(

Besos

12/3/09 11:10  
Blogger Luz de Gas said...

Haz un poco de deporte.

12/3/09 11:15  
Blogger Madame Vaudeville said...

Lo del blogger no lo entiendo. Lo del insomnio, perfectamente. Yo soy una insómnica lunática perdida. Y también pienso demasiado; pero yo cuento hombres en vez de animalitos, jajaja (mon dieu, creo que me ha quedado demasiado... demasiado... buf!) Ya me callo. Besos.

12/3/09 12:33  
Blogger gloria said...

Vaya, pues parece que al final vencerás al insomnio. Aunque yo me pregunto, si es tu insomnio, y por tanto tan terco como tú, ¿no estará ya preparado para los caballos salvajes y todos los cuadrúpedos que se te ocurran? La otra vez fueron los chachos, y venciste. ¡Suerte con los caballos, Gilda!
Un beso.

12/3/09 12:54  
Blogger Arcángel Mirón said...

Lo logré!! Gracias, Gloria querida.

:)

Luz de gas: juro que en abril empiezo a ir al gimnasio.

Madame: pero los hombres que contás, ¿están en tu imaginación... o en tu habitación?

:)

Apapachos a todos!

12/3/09 13:32  
Blogger gloria said...

Me alegra haberte ayudado! Suerte con tu insomnio esta noche, Gilda.
Muac

12/3/09 13:33  
Blogger SUSANA said...

¿Vos también con insomnio? Anoche no dormí nada, no conté nada y no tuve ni un miserable chancho para contar.

Te dejo los caballos salvajes. Hoy me apunto un garrote en la nuca.

:)

Kissss Amiga!

12/3/09 14:26  
Blogger Nausicaa said...

El insomnio es uno de los peores villanos, atacando donde más duele, haciendo que enloquezcamos con perversos juegos nocturnos, y dejandonos a nosotros todo el trabajo de torturarnos... Lo odio!

12/3/09 14:28  
Blogger SUSANA said...

Me olvidaba (estoy dormidísima) muchos blogs están con problemas de actualización. O sea, no estás sola.

Si encuentro forma de solucionarlo, te aviso cielo!

12/3/09 14:32  
Blogger Sureña said...

Cuando el insomnio viene bautizado con el nombre de él, hay que armarse con uñas y dientes para ser más fuerte.

Pero se puede, claro que sí :)

Besos

12/3/09 14:37  
Blogger Belén said...

Mala cosa el insomnio, la verdad, pocas veces me ha atacado pero cuando lo ha hecho te deja para los restos...

Besicos

P.D me imagino que lo habrás arreglado, yo veo bien la fecha...

12/3/09 15:41  
Blogger Sofi said...

Jajaa siempre me dejan sonriendo tus historias...
Qué genia...

Besos...

12/3/09 16:06  
Blogger TORO SALVAJE said...

Espero que hoy duermas bien.

Prueba a contar almohadas, igual sirve.

Besos.

12/3/09 16:15  
Blogger Camille Stein said...

es curioso lo del insomnio

... dejas de plantarle cara y de repente se aburre y se va

es un pulso de paciencias

... te lo dice un profesional de los insomnios :)


un beso

12/3/09 17:12  
Blogger Bea said...

Si los caballos no te funcionan prueba con los elefantes. Yo se lo aconsejo a los peques:
Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña, como veía qu e no se caía fueron a llamar a otro elefante...

12/3/09 18:14  
Anonymous Sinuosa said...

¿Quieres una solución eficáz?

Acuestate cómoda, buena temperatura en el cuarto, y todo lo necesario, apaga la luz. En ese estado de tranquilidad, fija una hora,pongamos: las tres de la madrugada. Hasta esa hora debes mantenerte despierta pase lo que pase. No vale levantarse ni encender la luz ni leer ni escuchar musica ni nada. Sólo estar despierta. Es decir, estar bien atenta para no dormirte hasta esa hora

No te cuestiones la terapia.
Hazlo. No tienes nada que perder.

12/3/09 20:47  
Blogger LA CASA ENCENDIDA said...

Pues ya nos contarás quién ganó. La verdad es que cuando estamos insomnes, me temo que siempre hay detrás una gran preocupación.
Besicos y felices sueños.

12/3/09 20:49  
Blogger Pradero said...

Si esta noche te vuelve a pasar, avisame y te leo un cuento hermoso como éste.

12/3/09 22:53  
Blogger Marcelo said...

Desafialo con sus armas. Tomate un balde de "feca" y hacele el aguante. Por ahí, al final, contra todos los pronósticos, le ganás. Y si no, date un viaje de Bucay. Antes que eso prefiero la muerte. O el sueño, que tanto se le parece.

PD: Clavate una ginebra, junto con el balde de café y Bucay. No te vas a dormir. Te van a dormir. Los del hospital, digo.

12/3/09 23:05  
Blogger Tarántula said...

EL insomnio es una maravilla, ayuda a vivir la noche como vampiros.

besos, y lamento el alejamiento.

13/3/09 07:16  
Blogger Salva said...

¿Y es casualidad que la palabra a verificar que me sale sea "equestro", misteriosamente parecida a "ecuestre"?

13/3/09 09:04  
Blogger marina said...

un buen bestiario en el refajo debemos tener para el insomnio....
el cuento, bueníssimo....
bien domesticadas las frases y los puntos de las riendas.. ;-)


saludines primaverales..!

13/3/09 09:10  
Blogger alkerme said...

Me has hecho sonreir, yo en una época en que Sr. Insomnio me visitó, conté ovejas, llegué a tener miles y miles de ovejas y pensé venderlas y hacerme rica, al final, un día las miré a la cara y las mandé al carajo... eran unas petardas...se fueron. He pensado que tal vez las adoptó Sr. Insomnio que desapareció el mismo día que ellas...

Besos

13/3/09 09:37  
Blogger Arcángel Mirón said...

Bea: lo intenté, pero al llegar a los 512 elefantes la canción perdió el ritmo y me desvelé más.

Pradero: bueno.

Apapachos a todos!

:)

13/3/09 10:44  
Blogger Sofi said...

Decís que soy vos hace diez años...
Sólo si escribiera taaaaaaaaaan genial como vos...no sino ;)

Besos!!

13/3/09 13:27  
Blogger seo said...

jjijijij

puñetero insomnio¡¡¡¡¡ni ovejas ni nada de nada puee con el

saludos

13/3/09 14:45  
OpenID elshowdefusa said...

Me gusta esto: tiene dientes afilados y se parece a vos. Lo demás me ha hecho mucha gracia, he sonreído todo el texto. No sólo me gusta tu sentido del humor, me gusta que lo uses para tu insomnio.

Te abrazo.
Y te mando elefantes para esta noche, ja.

13/3/09 22:59  
Blogger Herman said...

No, Gilda. No cuentes elefantes, que son muy pesados y no favorecen el sueño. Deberías contar animales más livianos, como ardillas o ratones. Mejor aún, peces. Diminutos peces de colores.
Un beso

13/3/09 23:42  
Blogger NuNú said...

Mironcilla, siempre ganas tú, algún día te tienes que dormir, es evidente y cuentes lo que cuentes estará bien contado si lo haces tú, incluso insomnios.

Besitos

14/3/09 10:43  
Blogger Carlos said...

Para estos casos, lo infalible es contar mariposas, inclusive te evitas la cerca. :)

14/3/09 10:54  
Blogger Arcángel Mirón said...

Contaré peces y mariposas, entonces.

:)

Gracias y apapachos a todos!

14/3/09 11:43  
Blogger Trenzas said...

Cada cual tiene su formula contra el insomnio. Yo me levanto de la cama y cocino. Cuando he cocinado dos o tres cosas sencillas, estoy cansada, relajada y muerta de sueño :DDD
Si me pusiera a leer algo que me captara la atención, como éste cuento, o el anterior, buscaría más y más y no lograría dormirme.
Breves y estupendos. Intenta dormir, pero si no lo consugues vuelve para contarlo.
Abrazos bien fuertes, Arcangel

14/3/09 13:47  
Blogger El Viajero Solitario said...

He sentido lástima por el chancho, obligado a superar un altura lejos de sus posiblidades, el pobre, y no una, sino tres veces.

Deliciosa tu escritura, Gilda, que a uno casi ni le importaría padecer insomnio (pero uno moderado y escueto) con textos como estos con los que entretener la madrugada.

14/3/09 15:51  
Blogger Clarice Baricco said...

Pues yo cuando ando con tensiones o depre, duermo más y más.
Tendrás que contar Pepos y por ahí mencionas a su primo.


Cariños.


PD. He leído tus dos textos anteriores.

15/3/09 03:46  
Blogger MentesSueltas said...

Si lo esperas... llega. En fin, armonia, par conciliar el sueño.

Bellas tus letras, siempre.

Te abrazo
MentesSueltas

15/3/09 06:02  
Blogger Arcángel Mirón said...

Contaré peces, mariposas y Pepos.

:)

Gracias y apapachos.

15/3/09 11:28  
Blogger Gwynette said...

Tremendo lo de los caballos por domar!..una vez vi una manada que bajaban desbocados por una colina, en Portugal,y la verdad es que acohona bastante -mucho-! o_O
Creo que tu insomnio a partir de hoy te va a respetar, se acabaron las ñoñerías de chanchos rosaditos y ovejitas melindrosas. Hoy, conocerá el pánico... :)



Apapachos

15/3/09 12:05  
Blogger nomesploraria said...

Contá mariposas, pricesa

15/3/09 15:21  
Blogger JuanMa said...

Ganarás tú, seguro.

(No sabe con quién se las tiene...).

Besos.

15/3/09 19:14  
Blogger Verbo... said...

Tranquila amiga
suelte los caballos
y duerma feliz.

:)

15/3/09 21:45  
Blogger indigo said...

Cuenta los lunares de su espalda.
Suerte!

16/3/09 06:11  
Blogger Arcángel Mirón said...

Indigo: no, ahí me desvelo más.

:)

Apapachos a todos!

16/3/09 09:56  
Blogger Car said...

Qué feo el insomio! A mi no me pasa muy seguido, pero cuando pasa, es lo peor..
Un beso, Gilda!

16/3/09 12:09  
Blogger Raúl said...

Gilda, no lo dudes, por cuestión del sobresfuerzo, acabarás con él. Suele aguantar un par de noches, tres a lo sumo, y se rinde.

16/3/09 16:52  
Blogger Shandy said...

Jaja...Si viene el insomnio voy a poner a dieta el chancho, vive dios!. Las ovejas me aburren y el aburrimiento pone a funcionar mis neuronas, los caballos salvajes me provocan... El chancho, que además sin cebar va a vivir más.

P.D: al insomnio le voy a dar un susto con la catcajada que me voy a dar recordando este cuento.

Un abrazo :)

16/3/09 18:48  
Blogger Liter@to said...

Te presto mis ovejas si querés. Ya van 3565. Son las 3 de la madrugada. Estoy por ir a buscar una tropa de caballos.

Saludos

17/3/09 02:53  
Blogger Castigadora said...

Yo llevo un par de meses que no puedo dormir bien y eso me está volviendo loca! Mi mal humor aumenta por días! Ni ovejas, ni chanchos, ni elefentes, ni peces, ni nada. Como no se acabe pronto...

Me gustó tu relato me identifico en la terquedad de mi insomnio

Besos

17/3/09 06:26  
Blogger Casilda said...

Que terrible!! yo no cuento nada , lo normal es que me meta unas comidas de coco tremendas sobre lo humano lo divino , verlo todo negro negrisimo.
Al menos ya he controlado la mania de anotar cosas del trabajo en posit que pegaba por todos sitios y que a la mañana siguiente iban directamente a la basura......
(voy a probar eso de contar mariposas y peces )
Un beso

17/3/09 08:21  
Blogger Laluz said...

Yo pasé una época de insomnio este verano, y pasé revista a toda la granja. Ahora por suerte cierro los ojos y desaparece cuanto vestigio de vida pueda imaginar, hasta el otro día
Besachos

17/3/09 08:35  
Blogger Arcángel Mirón said...

Otra opción es un palazo en la cabeza. Pero los daños colaterales pueden ser terribles.

:)

Apapachos a todos!

17/3/09 11:27  
Blogger Lucy in the Sky said...

Qué cosa horrible el insomnio. Creo que la mejor receta es levantarse y arrancar el día antes. Qué pena que estemos atados a los malditos horarios que inventó el hombre.

17/3/09 21:43  
Blogger Raúl said...

Pues aunque nos tengamos que conformar con una autoedición (que ya llevo entre manos) serás la primera en enterarte. Sonrío.
Gracias, muchas gracias por tus palabras, Gilda.

19/3/09 17:30  
Blogger eSadElBlOg said...

Arcangel, las chicas buenas no se acuestan con Insomnio que luego se les confunde el calendario!!!!

26/3/09 11:54  
Blogger ismed said...

No padezco de este mal, pero mi esposa sí. Le diré que cuente chanchos, cochinos o marranos, da igual el nombre no importa, la cuestión es contar algo. O mejor que lo intente con hormigas subiendo por la valla.

4/4/09 11:15  

Publicar un comentario

<< Home