26 octubre, 2008

Cliché

Ella le pidió que le bajara la luna y él, omnipotente por gracia del amor, estiró la mano y se la bajó.
Ella, encantada, despejó los cacharros que tenía en el patio (una regadera, un tendedero, la cucha del perro, el perro mismo) y ubicó la luna entre las macetas. Todas las noches dedicaba unos extensos minutos a la contemplación lunar, pero cada noche con menos ganas que la noche anterior. Le contaba a sus amistades lo afortunada que era: su amante le había bajado la luna, pero puertas adentro se preguntaba que qué se hacía con ella. La contemplación lunar, si no se combina con otras tareas, es un ejercicio un tanto estéril.
Al poco tiempo, ella y él se separaron.
La luna sigue ahí, rotando a más velocidad de lo normal porque el perro la confundió con una pelota y además, a falta de tierra, orina en los eclipses.

84 Comments:

Blogger TOROSALVAJE said...

Ya hace noches que no la veo, así que la tiene el perro meón...

Vaya.

Besos.

26/10/08 13:38  
Blogger ¿Escritora o escribidora? said...

A veces deseamos la luna...
Y cuando la tenemos...
Parece que ya no está llena...

Un abrazo

26/10/08 13:44  
Blogger moderato_Dos_josef said...

Sí... a cuántos nos gustaría poder coger esa luna. o simplemente un pedazo de su misteriosa belleza. Un saludo!

26/10/08 13:55  
Blogger Daniel said...

Y qué bueno que no le pidió también las estrellas, valla noches oscuras que nos hubieran dejado.
Me he reído con el final, ji ji ji ji.
Un abrazo Ms Grissom de las letras (:

26/10/08 14:36  
Blogger ...antidoto esencial said...

¿Eso todavía pasa?
;)

26/10/08 15:26  
Blogger Gwynette said...

Perdóname querida Gilda, pero esos dos tipejos son unos egoistas de tomo y lomo !
..y a los demás que nos den morcilla, no?..y los poetas? y los enamorados? y los paseantes? y los astrónomos? y los solitarios?..y encima, el perro meándose en la luna -la de toda la vida-.

Vamos a ver, donde hay que denunciar ? =_O

Apapachos

26/10/08 15:33  
Blogger Melibea said...

¡Hola, Gilda! Me ha gustado mucho, sobre todo el final, muy ocurrente.

Decime, ¿qué pasa si uno desea cosas mundanas, cosas triviales, las cosas de este amor? Yo soy de esas que piensa que lo cotidiano esconde la felicidad, aunque adoro imaginarme mil mundos posibles. El ser humano, desde mi punto de vista, es mezcla de realidad y ficción. Afortunadamente, encontré un compañero de juegos en esta realidad, que, si bien esta en ocasiones es cruel, a veces baja la guardia y nos da una oportunidad.

Un beso

26/10/08 16:10  
Blogger DOCTOR VITAMORTE said...

Y mira que se lo advertí mil veces:"No me pidas la luna".
Pero quiso una prueba de amor. Y ya ves. Nos fuimos cada uno por su lado y la luna se quedó ahí hecha un asco.

26/10/08 16:17  
Blogger Arcángel Mirón said...

Melibea: yo creo que está perfecto desear cosas mundanas, y lo creo porque yo las deseo. En este cuento utilicé la ironía porque hay ciertas características de lo que se entiende por "romanticismo" que me sacan de quicio, pero no condeno lo trivial. Tenés razón, somos mezcla de realidad y de ficción. Y una parte nuestra es trivial. Y está bien que así sea.

:)

Apapachos a todos.

26/10/08 16:18  
Blogger Enrique V. said...

Quien fuera omnipotente al menos un minuto... para bajar estrellas o crear nuevas..

saludos!

26/10/08 17:14  
Blogger Miguel said...

Muy bueno, me gustó. La inconformidad constante es un punto neurálgico en el amor, el siempre pedir y querer más y no conformarnos con lo simple y poderoso que muchas veces se tiene.

Interesante el objetivo que le diste al texto.

Beso

26/10/08 17:16  
Blogger Sureña said...

Sencillamente, genial...

Besicos

26/10/08 17:59  
Blogger PIER BIONNIVELLS said...

Por eso es que a mi no me dan la luna.. el chucho seguro se la comeria jajaja.
abrazos.

26/10/08 18:59  
Blogger Belén said...

Ostras, pobre perro, que meará mas bien poco...:S

jajajaja

besicos

26/10/08 20:29  
Blogger Clarice Baricco said...

La insatisfacción y los caprichos del ser.


Cariños.


G

26/10/08 23:52  
Blogger AdR said...

Me cuesta, me cuesta formarme la última imagen, la del orín... pero no es porque esté mal escrito no, sino porque no me la esperaba.

Besos

27/10/08 06:27  
Blogger Álvaro Dorian Grey said...

Que precioso escrito, es genial.
Me ha encantado.
Saludos y salud

27/10/08 06:54  
Blogger Raúl said...

De ahí que muchas relaciones perezcan cuando se acaba el componente poético que las unió. El equilibrio entre lo poético y lo prosaico, sería el ideal.

27/10/08 07:27  
Blogger Las3Musas said...

Está bien no conformarse con la idea romántica y remanida, te diría que -casi- tenemos el deber de ello.

Bien por el perro.

bss
musa

27/10/08 07:36  
Blogger NuNú said...

Jejejejejeje, qué bueno! A ver si le encontramos alguna utilidad además de lo de servir al perrito. Pues, por ejemplo, si montas una fiesta te puede ser util para colgar los abrigos, no?
jejejejejeje

27/10/08 08:21  
Blogger Salva said...

Absolutamente maravilloso, genial, me encantó. Hace tiempo que no leía algo tan bonito.

27/10/08 09:39  
Blogger gloria said...

Cuán difícil es a veces ubicar los restos del que se ha ido. Caprichos de la vida. Pero ella con su luna, degradada de satélite a pelota, o peor, a orinal. Caprichos de la vida. Contemplación lunar como ejercicio, qué hacer cuando el romanticismo pasa a ser realidad.
Me encanta el texto Gilda, y por fin me he atrevido a comentarte.
Besos.

27/10/08 09:52  
Blogger Joseph Cartaphilus said...

Las cosas como son, a mi me encantaría mear en un eclipse. Solo es cosa de echarle ganas.

Dichosos sueños bien escritos

27/10/08 09:58  
Blogger alkerme said...

Muy bueno, me ha hecho pensar en el amor, en lo que deseamos, en lo que somos o no capaces de dar...

Besos

27/10/08 11:27  
Blogger Javier said...

¿No es mas lindo mirar la luna desde el patio? Siempre lo pensé...

Este me gustó mucho,

Te dejo un saludo

27/10/08 12:02  
Blogger Luz de Gas said...

Y a otra cosa mariposa, vaya tela con la señora que poca consideración le podía haber pedido que la subiera otra vez.

27/10/08 13:28  
Blogger ^ Anti-Yo ^ said...

A veces no es necesario que te la bajen. Simplemente con observarla en compañía basta.
Me gustó.

Salu2

27/10/08 13:47  
Blogger dany said...

que maravilloso cuentito, se lo puede leer de mil maneras gil..un beso

27/10/08 14:00  
Blogger Nausicaa said...

El romanticismo se apaga, es verdad, y sirve de poco, mejor dejar la luna alla arriba y continuar deseandola supongo...

27/10/08 14:21  
Blogger JuanMa said...

Y es que la Magia, como casi todo, se estropea si no se la riega...

(Nunca se debe pedir la luna a menos que se esté dispuesto a cuidar de ella si nos la traen).

Besos.

27/10/08 15:20  
Blogger Blasfuemia said...

Uno de los mejores relatos que he leído últimamente por la blogosfera. Además se presta a tantas interpretaciones y lecturas que no hace sino que enriquecer de por si la pequeña (pero gran) historia que nos has regalado.

27/10/08 15:26  
Blogger Sombras en el corazón said...

Se confundió; el amor no es todo el rato brillante como la luna. Es como las plantas de las macetas que apartó. Hay que regarlo todos los días.

Muy imaginativa y genial, tal como eres.

Un abrazo

27/10/08 16:08  
Blogger Cecilia Alameda Sol said...

Mejor que el brillo de la luna, mucho mejor, es la compañía del amado o la amada.

27/10/08 18:14  
Blogger el nombre... said...

"Quiero que me des lo que te pido, para rechazarlo, porque no es lo que deseo"... parece ser el lema de "lo femenino"

Besote, Gilda!

27/10/08 19:41  
Blogger Hank said...

Un texto-maestro del que destaco (muy trabajosamente ya que la autora ha hecho un truco o conjuro en su página web para que no podamos copiar y pegar, método que tanto facilita el intercambio expresivo de ideas y pareceres, joder), digo que destaco: despejó los cacharros del patio, una regadera, un tendedero, la cucha del perro, el perro mismo.

Y, cómo no, aún destaco más ésta otra (por el mismo método cansino de teclear uno a uno los caracteres que tanto induce a errores y erratas): y además, a falta de tierra, orina en los eclipses

Por lo demás, dado lo que explica la autora en uno de los comentarios al respecto, creo que ha conseguido plenamente su objetivo y no queda otra que aprender (de ella) o morir (de incompetencia).

Abrapachos a todos.

27/10/08 20:10  
Blogger Laluz said...

Yo nunca pedí nada, y siempre me quedé como una idiota jugando con una pelota literal, sin brillo

27/10/08 20:42  
Blogger Vanidoso said...

Es que allá lejos es donde sigue siendo interesante y atractiva, en el patio o en tu cama, una vez obtenido el deseo y el trofeo, duerme en la cucha del perro...(Cuando no le hace de baño)

Un placer leerte, saludos.

28/10/08 00:21  
Blogger Lola said...

Cuántas veces tendremos que pedir la luna (o que bajarla) para entender que la cosa no pasa mucho por ahí? Muy lindo, arcángela.

28/10/08 00:26  
Blogger Antón Abad said...

Es verdad Gilda, las lunas de galpón son para mirar sólo en días nostálgicos en que, convenientemente, colocamos nubes de olvidos voluntarios. Nunca pida que le bajen la luna, porque luego será un trasto más: mirarla corretear libre por el cielo (de a dos), ya es suficiente, y dejar espacio en el fondo por si hubiera que hacer una casita en el árbol, tras el éxito de del espectáculo cósmico

28/10/08 08:30  
Blogger Lúzbel Guerrero said...

¡PLÍÑ! Un 40 ARCÄNGEL
y hablando ce clichés, a mí, el que más me gustaba el el BAZOOKA, que traía chistes malos, pero gratis

28/10/08 08:32  
Blogger ANABEL said...

Buenísimo relato, Brillante. No sé porque me recordó la canción "Ruido" de Sabina, y eso que yo no soy muy "Sabinista".
Besos

28/10/08 08:44  
Blogger Dr.MIKEL said...

Tendrian que haber fijado en el convenio regulador de la separación quien se la queda o que hacer con ella. Porque luego pasa lo que pasa, si no se atienden las cosas y ademas pierden interes van dando vueltas como un cacharro viejo de lugar en lugar hasta que harto de verlas, alguien decide tirarla al contenedor mas cercano.

28/10/08 09:53  
Blogger Arcángel Mirón said...

Hank: es un sortilegio para que no copien y pequen. Es que soy malísima.

:)

Lúzbel: a mí me gustaba el Boobaloo, que venía con jugo adentro.

:)

Apapachos a todos.

28/10/08 10:23  
Blogger Arcángel Mirón said...

Hank: donde dice "copien y pequen" quise decir "copien y peguen". Pueden pecar cuanto quieran, por mí.

:)

28/10/08 10:24  
Blogger Churra said...

Me ha recordado a la canción de sabina "ruido" por lo de él puso a su nombre todas las olas del mar.....
Hay que tener mucho cuidado con lo que se pide , lo digo siempre .
Besos

28/10/08 11:34  
Blogger tan versátil como acústica said...

la luna y las pelelas son redondas.

28/10/08 13:50  
Blogger Abriéndome said...

Eres un genio.
He dicho.

28/10/08 16:25  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

La contemplación lunar es cosa de alunados lunáticos.

Los enamorados, por definición, lo son.

Si ella, esa señorita encandiladamente pusilánime, no sabía combinar otras tareas deliciosas de enamorados con la contemplación satelítica, es que no estaba enamorada.

O bien porque no sabía, o bien porque no quería, o por ambas razones (que suele ser lo más habitual...)

¿Me sigues?

; )

Abrazo eclipsado por un can.

28/10/08 16:49  
Blogger desde el fin del mundo said...

Que extraño al leer lo que has escrito, pero recordó algo que tu escribiste, " Si yo quisiera banalizar algo, quitarle importancia, anularía su condición de cosa única".

Saludos

28/10/08 18:41  
Blogger Inuit said...

Pobre luna, qué existencia de penitente tiene, por ser compasiva y comprensiva con los amores camaleónicos de un amante perverso.
Inuits

28/10/08 20:09  
Blogger Diego said...

El último párrafo es notable, esperpéntico. Por cierto, ¿todavía hay mujeres que piden la luna? Un abrazo.

28/10/08 21:17  
Blogger Jordim said...

Gracias por visitar mis proyecciones, seré habitual de por aquí..

saludos..

28/10/08 23:55  
Blogger pum pum the charro said...

y para que quería la luna???

29/10/08 00:36  
Blogger SoFia said...

Muchas veces nos encaprichamos en tener algo y cuando es nuestro nos damos cuenta que no valía la pena... Saludos!

29/10/08 04:16  
Blogger Castigadora said...

Supongo que empalaga tener algo como la luna sólo para ti.
Puede que hubiera sido mejor que se la prometiera a que se la diera no? A lo mejor así no habría perdido el interés.

Besos

29/10/08 07:25  
Blogger SUSANA said...

Jajajajajaá!

Manso salió con su sable y cargó contra el cliché ancestral! Qué placer!

:) Kiss for you, dear Friend!

29/10/08 07:26  
Blogger dreamer said...

parece que con el tiempo y las circunstancias muchas cosas pierden su sentido inicial, como si ya no recordáramos qué hace la luna en nuestro jardín.
Un abrazo
Bambu

29/10/08 09:59  
Blogger Juan Pablo said...

Lúna, lúna, lunáaaaaa, tu sabes que la quieeroooo.

(La Nueva Luna)
Que temazo.

Ché, por un instante lo ví al Pepo jugando con un par de medias blancas aovilladas.

29/10/08 12:43  
Blogger El Viajero Solitario said...

Si es que no aprendemos, los hombres. Cuando una mujer nos pide la luna, lo que espera recibir es la promesa de que la tendrá, no la luna misma. ¿Qué iba a hacer con ella? ¿Ubicarla en el patio, entre las macetas?
No aprendemos. Y así nos va.

29/10/08 13:19  
Blogger Diabliya Cronopio said...

1. También pensé en 'Ruido'

2.Me recordó támbién a eso que me dijiste tantas veces 'tené cuidado con lo que deseas'

3.Además, pensé en esta maravillosa canción:

'Yo no te propongo el sol,
ni las estrellas
tampoco yo te ofrezco
un castillo de ilusión...
yo tengo para darte tan solo cosas buenas, triviales y sencillas
las cosas de este amor...
Te propongo,
un amanecer cualquiera
aferrada de mi brazo
compartiendo una quimera
te propongo simplemente...
que me quieras...'

Muy lindo texto.

pd: Qué grande Sandro!

29/10/08 15:03  
Blogger Eria.. said...

¡Madre mia cuantas lunas hay! Sólo has de asomarte a muchos jardines. Eso si, si esperas un tiempo... se rompen, como las farolas y hay que recoger los cristales. Besitos varios.

29/10/08 15:11  
Blogger Luminicus said...

Me encantó, pero yo no quiero la luna, yo solo deseo que mi amante me mire nuevamente

29/10/08 15:12  
Blogger mera said...

Dice mi santa que un amante que te baja la luna es Dios, y Dios como amante no interesa. Debe tener razón.

29/10/08 17:13  
Blogger seo said...

muy bueno.pero siempre esperamos que nos bajen la luna. o no ?

29/10/08 21:09  
Blogger Germanico said...

Magistral como siempre. La luna inutilizada terminando como juguete de un perro, y una dueña que no sabe que hacer con ella.
Buenisimo. Siempre tan buenos estos relatos.
Saludos

29/10/08 21:11  
Blogger Nootka said...

Hordas de personas enfurecidas, enajenadas, acudieron a su casa para que devolviera la luna a su lugar. Imagina un planeta sin su asteroide, que vaga solo y sin rumbo por el universo. Todos los perros aullando, todas las golondrinas chocándose con las paredes, todos los homosapiens de mal humor.

Y la Casa Blanca? (la casablanca es muy importante), no se reunió de urgencia para crear un comité especial de astronautas que fueran a buscar la luna. ¿Y la agencia espacial europea?

Y cuando nuestro protagonista, el joven astronauta Jimmy Timmermans, descubre la luna entre una maceta y un pato, se enamora de la heroina, se besan y vuelve a poner a luna lunera en su sitio. Pero antes la tiene que rescatar de la masa enfurecida. Y luego ya se besan.

30/10/08 07:40  
Blogger Jacinto Deleble said...

***






Francamente bueno.

Gracias por compartirlo.






***

30/10/08 10:09  
Blogger SAUVIGNONA said...

me encanto! valla ....que decir?
a veces nos bajan la luna y no sabemos donde meterla ,,,y aparte nos resulta increible....que la tengamos en nuestras manos...y de un dia para otrp nos damos cuenta quela luna era deutileria------
besines mujercita..
escribes maravilloso!!!!!!!
te admiro
:)

30/10/08 12:44  
Blogger Raúl said...

Es curioso, pero a pesar de compartir apellido con el ínclito Florentino, no estaba pensando en él al escribir el micro. Me ha hecho sonreir tu apreciación, por aquello de la coincidencia que acabo de confesar.
Un abrazo.

30/10/08 14:20  
Blogger Perséfone said...

Genial...

Me ha recordado a aquellas situaciones en que tenemos todo lo que podríamos desear y sin embargo no sabemos valorarlo porque no tuvimos que esforzarnos al conseguirlo.

Un abrazo.

30/10/08 15:58  
Blogger Zorro de Segovia said...

ah, los amantes, qué manía tienen de dedicarse a escarceos siderales, olvidándose de que tienen al sol entre sus cuerpos desnudos

30/10/08 23:21  
Blogger amor en libertad said...

a veces los amantes estamos condenados a no entendernos

31/10/08 00:24  
Anonymous Anónimo said...

Oh! 72 mensajes!, pero si este blog es todo un BEST SELLER CHE!

31/10/08 01:02  
Anonymous Anónimo said...

Saludos Gilda,

¿serías tan amable de decirme cómo es la técnica de ese sortilegio para que no copien ni pequen los demás? por favor, es que quiero abrir un blog y colocar mi libro pero no quisiera tener problemas con plagios.

Muchas gracias por tu ayuda,

Lorena

31/10/08 01:11  
Blogger Miss Morpheus said...

Cada día tengo más cuidado con lo que deseo... porque lo hago con tanta fuerza que a veces se cumple... dejándome huérfana de ilusiones y borracha de realidades.

La luna es bonita en contraste con el oscuro cielo. En la tierra, pierde su punto de magia.

Un saludo.

31/10/08 09:22  
Blogger SAUVIGNONA said...

SOLO ENTRE PARA LEERTE DE NUEVO PORQUE ME ENCANTO ESTE POST MUJERCITA!
BESINES Y BUEN FIN DE SEMANA1

31/10/08 12:57  
Blogger melina said...

casi que la vida cotidiana temina por espantar los deseos desorbitantes, aunque sean cumplidos.
será culpa, al final, de los valores que no tenemos la insatisfacción del hombre?
me flashee, creo jaja

muy buen texto!
besotes!!

31/10/08 18:45  
Blogger Arcángel Mirón said...

Hola Lorena, si querés mandame tu mail y yo te explico. Mi dirección es arcangelmiron@gmail.com, igual te aconsejo que registres tu obra en el Registro de propiedad intelectual (que es lo que yo hago).

:)

Apapachos a todos!

31/10/08 20:50  
Blogger Lucy in the Sky said...

Sé que no soy original pero:

"ella le pidió que la llevara al fin del mundo
él puso a su nombre todas las olas del mar
se miraron un segundo
como dos desconocidos
y con tanto ruido no escucharon el final"

Maravilloso relato. Emotivo, muy realista dentro de la metáfora misma y triste, muy triste.

31/10/08 21:48  
Anonymous Sinuosa said...

No me había dado tiempo de entrar en tu blog y por fin hoy entro y me encuentro con este trocito de cielo. Una maravilla.

¡Felicidades!

Te seguiré la pista, a ver si logro aprender a despegar mis textos del suelo.

1/11/08 17:17  
Blogger Annabel M. Z. said...

Muy bueno. Para reflexionar sobre las propias lunas.

2/11/08 06:58  
OpenID elshowdefusa said...

Ella quiso barcos y él no supo qué pescar...

2/11/08 11:38  
OpenID elshowdefusa said...

Ella quiso barcos y él no supo qué pescar...

2/11/08 11:42  
Blogger le Bouquiniste said...

¡Oh! Qué maravilla Arcángel. Si ya lo decimos nosotros "cada cosa tiene su sitio" ;-)
Me gusta pensar que hay cosas que me sobrepasan (como la luna allá en lo alto). No es bueno que todo esté aquí abajo.

3/11/08 15:15  

Publicar un comentario

<< Home