31 octubre, 2008

Billar

El hombre abrió despacio la puerta del bar; todavía estaba un poco aturdido. Adentro, dos tipos fumaban y jugaban al billar en medio de una penumbra interrumpida sólo por pedazos de luz que se colaban por los resquicios del techo de madera. El hombre dedujo que eran dioses, en especial porque jugaban sin prisa.
-Me morí y llegué a este lugar –dijo con timidez, como quien da o como quien pide una explicación. Los tipos siguieron jugando pero le sonrieron de manera casi imperceptible, en un gesto que indicaba que, si bien no pensaban prestarle la más mínima atención, podía quedarse allí. Luego de un silencio incómodo, el hombre preguntó si le tocaba el cielo o el infierno.
-Usted viene del infierno –contestó con indiferencia uno de los tipos. La noticia inmovilizó al hombre por unos instantes. Eso explica muchas cosas, pensó al rato, cuando ya se había adaptado a la idea.
-O sea que ahora me toca el cielo, ¿no?
Los tipos se miraron entre sí, se rieron con disimulo y no contestaron. La bola negra se metió en un agujero esquinero. El partido había terminado.

64 Comments:

Blogger Lucy in the Sky said...

Que la fecha y hora de este post para mí corresponda al futuro cercano en la noche en que otras culturas celebran la noche de brujas le da a este relato un tono todavía más tenebroso del que tiene. Me gustó mucho.

31/10/08 21:46  
Blogger Melibea said...

Gilda, me ha gustado el relato, sobre todo por la mezcla inusitada de dioses y "héroes". Hoy además ando perdida en pensamientos harto literarios.

Un saludo. Cuídate

31/10/08 21:59  
Blogger Juan Pablo said...

Se dice "ahujero" o mejor "abujero". Los mas pooleros le dicen "buchaca", pero me suena a "agujero".
Eeeen fin...

1/11/08 00:06  
Blogger Javier said...

¿La bola negra debía meterse ahi o el partido terminó en falta?

Saludos

1/11/08 01:31  
Blogger Luz de Gas said...

Que buena mano y que buen ojo porque es bien mirón.

Pues el Papa anunció que ya no había infierno, pero después tienen en nómina a varios exorcistas. Si no se ponen de acuerdo ellos como me voy a aclarar yo que no me creo nada.

Eres toda una maestra.

Besos

1/11/08 05:35  
Blogger Salva said...

Me encanta jugar al billar. Durante un tiempo, mi llavero fue una bola negra (número 8), símbolo de la muerte.

Salud!

1/11/08 05:53  
Blogger TOROSALVAJE said...

Mira que si en realidad ésto es el infierno.

Si. Eso lo explicaría todo.

NO ME CANSO DE DECIRLO, ERES UNA CRACK.

Besos.

1/11/08 07:11  
Blogger Belén said...

Pero que pasa, que tienes gratis estancias en el limbo o en el infierno cuando mueres ;)

Hay algo peor que el infierno? :S

Besicos

1/11/08 07:17  
Blogger Miguel said...

Es que vivimos en el infierno.
Pero siempre esperamos algo peor.

Besos

1/11/08 09:25  
Blogger gloria said...

Qué desconcertante Gilda...
Lo que más me ha gustado es que todo gire en torno a un juego de billar, las bolas van cayendo, poco a poco, y sin remedio... ¿al cielo o al infierno?
Muy bueno.
Un abrazo enorme.

1/11/08 10:37  
Blogger Madame Vaudeville said...

¡¡¡¡Dioss!!!! ¡¡¡Yo quiero esrcibir así!!! Pero claro, el escritor nace, no se hace... Y vos sos escritora, Gilda admirada. Con mayúsculas. Besos.

1/11/08 10:45  
Blogger dany said...

me encanto gil!!!
és como un relato sincero de noche de brujas..lo terminabas con felices pesadillas y estabas hecha..jaja

1/11/08 11:32  
Blogger amor said...

ten piedad con tus personajes, gilda, ten en cuenta que ahí tú eres dios, ten caridad, ten

amor


bs

s

1/11/08 14:17  
Blogger Diego said...

El personaje piensa que los que juegan son dioses... interesante. Me recordó que también en la antigüedad existía ese tópico de los dioses jugando con los hombres, divirtiéndose con ellos. Un abrazo.

1/11/08 15:53  
Blogger el nombre... said...

Se me vino a la mente un cuento de Borges, que mi mala memoria no recuerda el título, aunque sí el tema del hombre siendo el sueño de otro hombre...
No sé si tiene tanto que ver
Peroq eu tenés la pasta de escritora, no me caben dudas.
Por lo mismo.

Besote, Gil(da)

1/11/08 15:56  
Blogger Marcelo said...

Gilda, nos hemos rozado imperceptiblemente. Y si no, pasá por mi blog...
Un beso
Y me encantó!

1/11/08 15:59  
Blogger luzbelguerrero said...

Muy onírico ARCÁNGEL, pero no me deschave, que me va a joder el negocio
Me la paso pidiendo coimas para no acabar en mis dominios y Ud. va y levanta la perdiz

1/11/08 16:09  
Blogger luzbelguerrero said...

Oiga ARCÄNGEL, que DANY le dijo gil; quiere que le dé un susto

1/11/08 16:12  
Blogger SUSANA said...

So...venía de una partida de truco y me encuentro con otra, pero de billar! :)

La última mirada entre los tipos fue intrigante...e inquietante.

Vamos, prometeme que después viene el cielooooo!!!! Me porto muy bien!

:)

Kisses Diosa!

1/11/08 16:29  
Blogger Eria.. said...

Que cañero este arcangel jajaj... osease... esto es el infierno ¿no? porque si me dices que es el cielo me vaya disgusto. Besitos varios.

1/11/08 16:30  
Blogger Horacio said...

ya lo debe haber dicho alguien, pero qué billar raro con agujeros :P

1/11/08 16:50  
Blogger Arcángel Mirón said...

Horacio: es que cuando te morís es así, vas a un lugar en el que el billar tiene agujeros. Como el pool, viste?

:)

Apapachos a todos.

1/11/08 16:59  
Blogger alkerme said...

Interesante relato. ¿todo se reduce, define o finaliza con una partida de billar?.
¿y dónde el cielo?
¿qué pasa con esa bola negra?....


Besos

1/11/08 18:37  
Blogger AndyPeCas said...

Clap, clap, clap....
De lo mejor que leì en los blogs en estos últimos tiempos...

Un beso

1/11/08 19:22  
Blogger JuanMa said...

No hay razones para pensar que se lo tomen mucho más en serio que eso...

Besos sin prisa.

1/11/08 20:11  
Blogger Alatriste said...

Porque yo bailo al ritmo de tus palabras, porque eres el ángel más valioso de cada uno de mis firmamentos, porque tus historias están llenas de talento, porque me haces viajar sin salir de mi habitación, porque desbordas mi imaginación con tu prosa y porque eres la verdadera Gilda de este universo.
Por todo ello, jamás me podré despedir de ti y sea como sea, volveré. Necesito leerte.
Un beso muy grande y gracias por estar ahí y por tu aliento. Lo sentí muy de cerca.
Hasta pronto.

1/11/08 20:26  
Blogger Javier said...

che, te dejo la direccion de mi nuevo sitio http://mataatuex.com.ar en caso de que quieras desquitarte de algun ex,

Saludos

1/11/08 21:07  
Blogger seo said...

muy bueno.yo de mayor quiero escribir como tu.jeje .lo mio es mas la poesía en momentos de bajon. ya ves para liberar tensión. un saludin

1/11/08 21:43  
Blogger AdR said...

O sea que le tocaba descansar para siempre...

No veas lo que me ha gustado eso de "en especial porque jugaban sin prisas" :) Admirable.

Besos

2/11/08 08:03  
Blogger Inuit said...

..y esto es cuestión de carambolas, de azar y de los jugadores que te toquen en la partida de tu bola y si te tienen manía a fastidiarse. No me preocupo, no tengo bolas.
Una preciosidad de relato.
Inuits

2/11/08 08:59  
OpenID elshowdefusa said...

Qué bueno, Gilda.

Venimos del infierno, es verdad, y preocupados por qué nos deparará la muerte. Fíjate qué a gusto andan en Bergai...

Es cuestión de carambolas, me encanta.

2/11/08 09:11  
Blogger My said...

¿cómo lo haces para crear melodias con las palabras?
me dejas con el corazón encogido..
imaginé tu historia en un escenario en blanco y negro..

¿por qué?

un abrazo guapa =)

2/11/08 09:48  
Blogger Castigadora said...

Hay quien dice que esto que vivimos hoy es el purgatorio, que hay algo mejor y algo peor al salir de aqui, pero creo que tu versión tiene más sentido.

Un post genial

2/11/08 11:48  
Blogger el nombre... said...

Vuelvo, me quedé pensando... Realmente...¿el partido?¿había terminado?
Besotes, divina!

2/11/08 15:54  
Blogger el nombre... said...

Por atropellada me olvidé de que me había acordado del título del cuento:"Las ruinas circulares", de ahí viene el coment anterior!!!!

Despistada como pocas, te abraza, el nombre.

2/11/08 15:56  
Blogger nomesploraria said...

Bonito relato para estos días lluviosos de difuntos ¿Sabes que algunas familias les sirven un plato en la mesa a las almas en pena? Yo lo he hecho pero mi menú es más que penoso, asqueroso.

2/11/08 18:15  
Anonymous Anónimo said...

Qué bueno, Gilda. "Eso explica muchas cosas"... Pero mientras no me toque la bola negra, no me siento mal apagando fuegos. El cielo puede esperar.
Dama Shandy

2/11/08 21:50  
Blogger Ada said...

La bola negra, la última jugada o la primera opción de terminar? Me gustan mucho tus relatos Gilda, saludos!

2/11/08 22:19  
Blogger Clarice Baricco said...

ayyyyy Gilda...qué voy hacer contigo? Provocas mujercita.
Cada vez que vea el billar del pueblo pensaré en ese hombre.
Muy bueno tu relato.

Besos

PD. Tu prima está de fiesta.

3/11/08 04:00  
Blogger Dr.MIKEL said...

A parte del blanco y el negro, el cielo y el infierno, tambien la tradición católica, describe otro estado o lugar temporal de las almas de los buenos creyentes que han muerto antes de la resurrección de Jesús. El limbo.
No podría ser que la alma de este buen señor se hubiese perdido en el afan de encontrar la vida eterna y se hubiese quedado en tierra de nadie.
Los caminos del Señor son imprevisibles.
Apapachitos.

3/11/08 07:41  
Blogger Oscar Alonso said...

Como siempre: es un placer leerte.
Un saludito.

3/11/08 07:41  
Blogger Álvaro Dorian Grey said...

EL de hoy, lo siento, es genial y punto. Me ha hecho sentir cosas muy distintas.
Gracias.
Saludosy salud

3/11/08 10:06  
Blogger Sombras en el corazón said...

¡Mira que si le toca volver otra vez!
Podían dejarle jugar una partidita antes para decidirlo...
Me gusto. :0)

Un abrazo

3/11/08 13:10  
Blogger SAUVIGNONA said...

bueno quizas los game over sean mas sencillos de lo que creemos...
me encanto el relato...para leerlo de nuevo..como simpre te pasas mujercita....asi que mas tarde entrare de nuevo a leerte,,
besines querida!
chao!
:)
:)

3/11/08 13:53  
Blogger Sureña said...

No puede ser, por si no fuera suficientemente penoso morirse, encima nadie es capaz de explicarte siquiera dónde vas a ir a parar...

:)

Besicos

3/11/08 14:05  
Blogger Strika said...

Así que estamos en el infierno... Tienes razón, eso lo explica todo...
Saludos
:)

3/11/08 14:07  
Blogger le Bouquiniste said...

Creeré en los dioses el día que hagan salir las bolas de los agujeros, que de meterlas, mal que bien, ya me encargo yo. Sin embargo, el infierno si que existe...

3/11/08 15:26  
Blogger Marcelo said...

Yo conozco a uno de Lanús que los cumple hoy. No será alguno de los tuyos?

3/11/08 17:13  
Blogger Anna. said...

Ahhhhhhhhhhhhh! que belleza.
Sin palabras pero con preguntas mientras juego a tres bandas esta historia!

Un abrazo.

Anna.

3/11/08 19:28  
Blogger CaminanteDeNoche said...

Pero que relato más jugoso y enigmático, sólo con tus palabras, sin otros acompañamientos, hechizas a los lectores.

Besos

3/11/08 20:22  
Blogger Herman said...

Inquietante relato.
Me gusta que los dioses jueguen sin prisa.
Un beso

3/11/08 20:55  
Blogger SoFia said...

Interesante relato... Llenó de intriga, misterio y hace pensar, ¿ahora que pasará?
Corto pero excelente!!!

4/11/08 01:07  
Blogger Perséfone said...

Vaya si venía del infierno... Muchas veces me pregunto si existirá algo peor que esto.

Lástima que nos dejes en vilo.

Un abrazo.

4/11/08 01:27  
Blogger Nausicaa said...

Como les gusta a los que saben dejar con el misterios al resto, y a los escritores, que son los dioses de sus relatos... :P

4/11/08 06:55  
Blogger Rodolfo Serrano said...

Me engancho a tus relatos. Magníficos.Una delicia

4/11/08 08:29  
Blogger ANABEL said...

Eres una fiera. Palabra.

4/11/08 13:37  
Blogger Musa Rella said...

"El hombre dedujo que eran dioses, en especial porque jugaban sin prisa"

magistral. Felicitaciones
musa

4/11/08 14:24  
Blogger Churra said...

Era un hombre esperanzado y optimista el de esta preciosa historia.
Un abrazo

4/11/08 15:50  
Blogger Carlos said...

Humm, tal vez sea por aquello de "que el infierno son los otros"

4/11/08 17:07  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

Eso de que "Usted viene del infierno" lo firmaría yo.

Convencido de que el infierno - o quizás un purgatorio aleatorio- es lo que habitamos, con oasis muy pequeños de paraíso.

Terrible mezcla, como la de las bolas del juego cuando chocan entre sí...

Un simple roce puede cambiar los destinos, las suertes los resultados, los finales...

La sombra de Borges planea entre el humo.

Y el final es de los que me gustan.


Excelente.



Abrazo en un bar.

4/11/08 17:37  
Blogger melina said...

tenés la escencia del relato corto!
es la dosis justa para saciarse y quedarse a la vez con esa pizca de más.
me gusta mucho el trabajo que hacés.

abrazo grande!!!

4/11/08 18:25  
Blogger Thelma said...

Siempre te prometen el cielo...

4/11/08 18:30  
Blogger El Doc 9 said...

leyendote y la mención del Infierno, nosé, por momentos me imagine a Sabina como el tipo, y su canción del Infierno "porque he pasado un tiempo alli", beso Gilda

4/11/08 19:00  
Blogger G. said...

Muy buen texto
Microcuento perfecto.

Saludos.

5/11/08 23:57  

Publicar un comentario

<< Home