06 diciembre, 2007

Yosman

Cuando era chica iba a misa bastante seguido. Años después, al leer Nuestra Señora de París, me di cuenta de que lo que me llevaba con asiduidad a la iglesia no era mi fervor religioso, fervor bastante pobre, sino la atracción que ejercía en mí la arquitectura del templo. Claro que la iglesia de la que les hablo no tenía ni un campanario imponente ni un jorobado enamorado de una gitana, pero así y todo era una iglesia alta, grande, con lindas estatuas de santos en los costados. Tenía, también, un piano de sonido trémulo, digno de alguna película de terror del cine en blanco y negro; el piano era tocado por una soprano con voz imperiosa, y la mezcla que salía de esa unión de teclado añejo y garganta inabarcable era un melodía intimidante que rebotaba y hacía eco en todas las paredes de la parroquia.
El cura era un hombre alto y seco que, entendía yo, daba la misa en latín. Luego mi nona me explicó que no era latín sino catalán, pero como mi ignorancia idiomática era y es bastante uniforme, lo mismo daba.

Así estaban las cosas en la iglesia hasta que llegó Yosman, un cura colombiano. De golpe, la iglesia empezó a llenarse. La gente iba a misa a escuchar a Yosman. La gente se reía a carcajadas con sus sermones. El tipo leía el Evangelio y luego sermoneaba, y la gente se reía. La gente empezó a darse cuenta de que es posible ir a la iglesia y pasarla bien.
Yo notaba que había un grupo de señoras, ésas que se sentaban en la primera fila, que fruncían la boca con arrugas de indignación cada vez que Yosman hacía algún chiste. La alegría ofende, parecían pensar.
Poco tiempo después, trasladaron a Yosman a alguna otra iglesia. De golpe, la iglesia empezó a vaciarse. Nunca nadie se volvió a reír a carcajadas en ese templo.

Exceptuando el bautismo de algún pariente, nunca volví. Tal vez consiguieron un cura cubano que canta el Aleluya en ritmo de guajira, pero intuyo que si voy, sólo escucharé el eco trémulo del piano, como si ahí nunca hubiera nadie.

32 Comments:

Blogger Eulalia said...

Si es que el sentido del humor es lo único que puede salvar a las personas, pero todavía hay gente sin sentido del humor que no lo entiende.

6/12/07 16:44  
Blogger elperdedor said...

Bonito… e irónico: la risa expulsada del templo… ¡¡como los mercaderes!!
Un abrazo

6/12/07 19:06  
Blogger Gon said...

Buenísimo..
Cada día me gusta más este blog

Saludetes!!

7/12/07 0:23  
Blogger TOROSALVAJE said...

Las beatas de postín no toleran la alegría, aquí han logrado que vuelvan a hacerse misas en latín, jajajajajjajaja, debe ser el Alzheimer, jajajajajja, estan chalados, jajajajjajajaj, en latín, claro que les da igual, entre la desmemoria y la sordera las podían hacer en marciano, total sería lo mismo.

Me río porque este tipo de beatos, son reminiscencias de un tiempo que ya no existe, y ellos poco a poco se van extinguiendo, pero menuda lacra que han sido, que gentuza...

Besos.

7/12/07 4:41  
Blogger neoGurb said...

Es así, quien no tiene capacidad para reirse hasta de lo más sagrado debería estar condenado a arder en el infierno. Por muchas novenas que rece.

Aunque tenga poco que ver: no me digáis que no es divertido tener santos como San Cucufato o San Pascual Bailón. Quien no se ría con eso, está en pecado mortal.

7/12/07 6:31  
Blogger Alberto said...

eso de el eco trémulo del piano, me ha devuelto en un flashback a mis recuerdos.
;-)

7/12/07 6:53  
Blogger lágrimas de mar said...

muy bueno y muy verdadero

solo voy a misa cuando no tengo más remedio

besos

lágrimas de mar

7/12/07 8:18  
Blogger nomesploraria said...

Lo del cura catalán me ha llegado al corasón, jajaja

Y esa negación de la alegría, del placer, de tantas cosas...

7/12/07 9:06  
Blogger Las3Musas said...

En catalán?! jajaja, un idioma resistente a cualquier dictadura, qué simbólico. Tengo la teoría de que las misas se recitaban en latín para que la gente no se entere de las ideas de Cristo, a ver si lo toman por ejemplo y se dan cuenta de que la Iglesia Católica se parece más al poder que asesinó a Jesus por subversivo.


;)
besos, nena
musa

7/12/07 9:35  
Blogger Agatha Blue* said...

Jajaja...

Bueno, algo parecido ocurre con el Padre Manolo, un cura de lo mas singular. Habla y le entiendes y le cuentas y comprende.

Es tolerante, justo y anima el alma.

A las de la primera fila que hablas, les suelta sin inderectas: "Que menos rezar y mas actuar"... pero sin duda, la vez que me hizo soltar una gran carcajada fue cuando tras una canción que todos cantamos acompañando a un joven grupo que acompañaba sus sones con panderetas, guitarras y palmadas, se dirigió hacia ellas ( ninguna aplaudia y ni cantaban ni sonreian ) y les dijo: "Hijas mias, aunque sonrian y aplaudan no se van a descoyuntar... pueden hacerlo... Dios las mira"

Me encanta, el me confirmó y si me caso espere siga por este mundo para que sea el quien me acompañe en este día.

Abrazos,

( Perdona no haya pasado antes, he ido muuuuy liada! )

Agatha Blue*

7/12/07 9:40  
Blogger Arcángel Mirón said...

Neogurb: a mí me gusta San Pelayo :)

Apapachos a todos.

7/12/07 9:59  
Anonymous Anónimo said...

siempre te leo gilda, el único mal (menor)es que no sé o no puedo dejarte mensajes, sin embargo lo seguiré intentando.

Agustí. M'encanta com escrius.

7/12/07 12:44  
Blogger Ontokita said...

ahora lo diremos todo en latín...mientras el piano suena. Me march agradecida

7/12/07 13:24  
Blogger La interrogación said...

Qué mal lo hace siempre la iglesia. En Madrid había una a la que llamaban la "Iglesia roja" porque los curas decían la misa en vaqueros, daban pan en vez de hostias y cuidaban a toda la gente que lo necesitaba.
El obispado la ha cerrado.

Besos

7/12/07 13:36  
Blogger Le Mosquito said...

Creo que lo que a ti te atraía, era justo lo mismo que a mi me hacía sentir rechazo de pequeño (ahora, de mayor, el sentimiento de rechazo lo tengo más matizado y razonado, creo).
Cuenta en la atracción o rechazo las dimensiones del templo. El templo, por mínimo que sea, siempre es grande para un chiquillo. También cuenta la escenografía, iluminación, acústica... Cuenta toda la MISE EN ESCÉNE, y una buena puesta en escena debe contar con el mejor de los actores. Parece, por lo que recuerdas y nos haces llegar, que Yosman era un buen actor, pero me da en la nariz que a los productores de espectáculos no les gustan los actores que se salen del guión, por muy buenos que estos sean.
Aquí, en la Península Ibérica, el guión siempre decía lo mismo en mi infancia:
"Como te hagas pajas vas derecho al infierno", "No mires a las niñas, que son una trampa del demonio", "Esss obligatorio que nossss tengassss miedo; sobre todo que tengasss mucho miedo a Diossss, que tanto te ama" (esta última línea de diálogo es cojonuda, no me vas a negar... Y así muchas más.
Es probable que Yosman, en su generosa actuación, procurase hacer olvidar temores, y se acercase a conceptos como la solidaridad, el compromiso, la colaboración...
Yosman se equivocó de club, pienso; porque hay clubes que no aceptan que sus socios intervengan en la transformación de sus estatutos, y mucho menos que pretendan hacer chanza de los existentes.
(Perdón, me alargué. espero no me pongas penitencia).

7/12/07 14:33  
Blogger Arcángel Mirón said...

Agus: hola!! Cómo estás? Qué es de tu vida?

Le mosquito: alargate todo lo que gustes.

:)

Apapachos.

7/12/07 15:10  
Blogger Hôichi said...

la iglesia ya no puede vender motos


besitos

7/12/07 15:16  
Blogger Castigadora said...

Ya se sabe esa es la tolerancia de la que hace gala la Iglesia! que se le va a hacer! Yo nunca tuve un cura como Yosman, me hubiera gustado la experiencia!

Besos

7/12/07 15:24  
Blogger Gwynette said...

Leía la misa en catalán? o_O

Yosman tenía talento, igual lo destituyeron
o se fué al "Club de la Comedia"..a la iglesia católica no le gustan mucho las risas..y a mi, ver un Ecce Homo lacerado y colgado de la cruz, me da terror ! :-(

Apapachos

7/12/07 18:18  
Blogger Batsi said...

Yo pise muy pocas veces la iglesia catolica. No volveré nunca más...

7/12/07 18:38  
Blogger Tarántula said...

Oye, me ha gustado mucho tu cuento. Yo iba a una misa en la que un cura hablaba siempre de cosas interesantes, a veces hasta se salía de la homilía y te empezaba a echar cuentos.

Luego lo cambiaron y pusieron a otro que repetía reiteradamente que fornicar era malo, imagina...

Escribes bien, saludotes.

8/12/07 12:15  
Blogger jenny said...

kisas yosman se pasa la vida dejando huellas...como esas personas k solo están un rato..para k nunk más veamos las cosas como las veiamos antes d conocerlas.

8/12/07 17:05  
Blogger Laluz said...

Bienaventurados los Yosman, porque de ellos es el reino de la risa

8/12/07 20:37  
Blogger el nombre... said...

Es lA paradoja: dicen que Jesus es alegría, y después no soportan la risa.
Ejemplo de una de las contradicciones de la sra. iglesia.

Besos, mi gilda!

8/12/07 21:56  
Blogger Sureña said...

La verdad es que las iglesias son edificios muy llamativos, por su arquitectura, por su iluminación, su temperatura, su ambiente..., hay algunas que se gastan un misterio increíble

Me gusta eso de ir a la iglesia para reír a carcajadas.

Un besazo!

9/12/07 12:44  
Blogger eSadElBlOg said...

si, los católicos han tratado siempre de refugiarse en el miedo y la severidad por que así pueden disfrazar la hipocresia.
¿Y que hacía un cura dando misa en catalán tan lejos? Mare de Déu!

9/12/07 13:02  
Blogger Gladys Pinilla said...

Eso del cura catalan no me gustó que trae malos recuerdos. A ni me gusta que se oficien los servicios con alegria de espiritu y de corason.
Muchas gracias por su animo y comprension pero yo a ese catalan no lo quiero que antes muerta que con él.

9/12/07 14:55  
Blogger Carmen (LaCondiciónHumana) said...

La sonrisa invita a la comunión con los demás... y la tristeza al aislamiento y el desarraigo... sólo estamos verdaderamente juntos cuando reímos juntos, cuando lloramos juntos estamos más solos que nunca.

:) :) :) Un beso!!!

9/12/07 17:29  
Blogger MAYA said...

Uhhy, Gilda, yo a la iglesia ni en broma, no se pero a veces creo que me se todos los sermones. Prefiero hablarle al de arriba desde mi ventana. Te imaginas, una misa en ritmos de guaguanco, eso si no me lo perdería. Una vez asistí a un sermón con coro gospel y fue una experiencia espectacular, pero los católicos como que somo medio aburridos y es medio ateo ponerle música y ritmo a la ceremonia.

Beso,

Maya

9/12/07 17:33  
Blogger Kraichek said...

poco puedo decir q no hayan dixo ya, simplemente me pasaba para ver tal va todo, y veo q genial.
Que siga así

9/12/07 19:01  
Blogger Clarice Baricco said...

y te imaginas un sacerdote veracruzano? son los tremendos, jaracandosos, dicen, del país mexicano, jajaja...

Me encanta cómo te cuentas la vida, me encanta cómo te la inventas...me gusta.

10/12/07 16:28  
Blogger Nausicaa said...

Voy a las iglesias en busca de silencio obligado y frescor de altos techos... Parece q pisar la casa del señor con intenciones mundanas es algo generalizado...

11/12/07 13:43  

Publicar un comentario

<< Home