10 abril, 2009

Qué pasa en el barrio

Ulises es malo. O buscarroña. En su inmensa mayoría, me gustan los perros. Me gustan mucho. Pero Ulises es malo. Paseo con Pepo y Ulises nos sigue; Pepo lo ignora, pero Ulises insiste. Quiere rosca.
-Seguí caminando, Pepi. No le des bola –le digo a Pepo, y él me hace caso. Ulises, enfurecido ante la indiferencia alevosa, nos mira fijo (a Pepo con odio y a mí con sorna) y encuentra la manera de hacernos reaccionar: le muerde la cola a mi perro. La batalla parece a muerte, dos gladiadores en busca de la aprobación del emperador; unida a Pepo por la correa amarrada a mi mano, temo por mi integridad física: me lo vendieron como perro, pero sospecho que Pepo es cruza de caballo y jabalí. Cuando ya doy la guerra por perdida, dobla la esquina la dueña de Ulises.
-¡Ulises! ¡Andá a casa!
Ulises no responde.
-¿Podés agarrarlo y llevártelo? –le pregunto a la chica con toda la amabilidad de la que soy capaz. Ulises es cruza de ardilla y suricata. No entiendo dónde le cabe tanta maldad.
-Es que el perro me da miedo –me contesta.
-¡No te va a hacer nada, está conmigo! –le digo, desesperada.
-No, me da miedo mi perro.
Tal vez aburrido, tal vez satisfecho por su evidente triunfo, Ulises abandona la lucha y marcha para su casa. Ya en la mía, con la mano al rojo vivo, le grito a Pepo: ¡si volvés a dejar que el perro de Rosemary te provoque, te quedás adentro una semana!
Pepo baja la cabeza y me mira con ojos de ñoqui humedecido.
Y yo me siento injusta.

44 Comments:

Blogger TORO SALVAJE said...

Pobre Pepo.
Escucha Pepo, el próximo día le das un zarpazo a Ulises y lo envías a la copa de un árbol.
Luego verás como Gilda te va a mimar mucho.

Pepo ese Ulises es un farsante.

Dale fuerte.

Caricias Pepo.

10/4/09 14:30  
OpenID elshowdefusa said...

Al leerte hoy, Gilda, he hecho un ruido que hago cuando algo me da mucha ternura. Cuando H. está recién levantado y retoza como un bebé, cuando Mario, mi sobrino, hace un puchero. Ternura en estado puro. Porque Pepo, que lo he visto en fotos, me parece, me resulta muy tierno. Y tú, hablándole. Y Rosemary teniéndole miedo a Ulises. Ulises me ha parecido soberbio, nada tierno.

Te abrazo.

(Gracias por el correo.)

10/4/09 14:58  
Blogger La Morsa a la Deriva said...

¿Segura que ese Ulises es un perro? ¿No será una rata brasilera? Te lo digo porque a una cuñada mía le pasó, se fue de vacaciones a Bahía, ahí compró un perro y lo demás mejor no contarlo...

10/4/09 15:32  
Blogger Sofi ☮ ♥ said...

Ay, pobreciiiiiiiiito Pepo...

Me dió risa máxima el comentario de arriba jajajaaa!

Besos, queridaaa! :)

Los perros son lo más ♥

10/4/09 16:09  
Blogger Not just a moustache said...

por eso es que no tengo perros...
me aterran, no sabría como reaccionar en una situación asi...

cuando un perro me ladra, me vuelvo católico por 10 segundos o lo que demore en rezar un padre nuestro, pidiéndole a ese dios esporádico que lo obligue a retirarse...

mis plegarias son el vano, el can siempre termina mordiendome y yo, pasandome alcohol en casa y reconociendome ateo... otra vez

10/4/09 16:18  
Blogger SUSANA said...

Puricito…claro que te entendió, aunque no tenga idea de cómo manejar la provocación.
Hay Ulises en todos los barrios, como hay Pepos, y esa territorialidad que no todos los perritos consideran en la misma forma. Algunos son muy peligrosos.

Tiempo atrás, cuando daba largos paseos con el Moro, llevaba conmigo un spray de pimienta (sí, del tipo defensa personal) para separar en casos como éste. Mi pastor alemán es un guapito con “pocas pulgas” para con los prepotentes y la trifulca estaba asegurada.

Tampoco el mundo de ellos es sencillo Amiga.

PD: Ya estoy en casa. Sigo campeando temporales, pero mejor. Gracias Mil!
Te quiero y te abrazo.

:)

10/4/09 16:56  
Blogger Arcángel Mirón said...

Toro: Pepo te leyó, y dice que te va a hacer caso. Y que está harto de mis mimos.
Ingrato.

Fusa: es tierno. Pero también es insolente, ególatra y caprichoso. Y lo amo.

Morsa: no, la brasilera es la perra de al lado. Resulta que mi vecino se fue a Brasil en el verano, y su hijo jugaba todos los días con una perrita callejera que paseaba por la playa. Y cuando estaban por volver, el nene le dice al padre: "Papá, si no la llevamos a casa, voy a llorar mucho tiempo". Y acá está. Y ama a Pepo.

Sofi: yo también.

Not just a moustache (tengo que averiguar tu nombre): justamente. Les tenés miedo y ellos te muerden. Así funciona. Es un círculo vicioso.

Su: te extrañé.

Apapachos a todos!

10/4/09 17:54  
Blogger Salva said...

Esto me recuerda a la típica situación en que vas por la calle y un perro empieza a ladrarte, y tú te asustas, y el dueño te dice: tranquilo, no hace nada.

No te hace nada a ti, claro.

Luego está la otra situación. Por ejemplo, conozco un chico que un día su perro le atacó (desconozco si le había incitado o simplemente el perro tuvo un brote agresivo) y le destrozó el brazo. Y entonces, todos decimos: "pero si nunca había hecho nada".

Y ya lo dijo el filósofo: que nunca haya ocurrido, no quiere decir que no pueda ocurrir, o que no ocurra más veces en un futuro.

10/4/09 19:28  
Blogger Pradero said...

Cuzco de porquería me salió el Ulises eh!

la próxima metéle un toscazo
(a la Rosmarí).

Cooosa, ché!

11/4/09 00:40  
Blogger Clarice Baricco said...

¿Por qué no mandas de vacaciones a Pepo con Movie?


Muchos besos a Pepo.

11/4/09 01:45  
Blogger Luz de Gas RadioBlog said...

Tienes que comprarle a Pepo una recorta o un bazoka, veras que pronto acaba con Ulises, así está Telémaco

11/4/09 07:28  
Blogger Arcángel Mirón said...

Sal: claro. Que nunca haya sucedido no quiere decir que no pueda suceder. Esa idea siempre me reconforta.

Pradero: la Rosemary me cae bien cuando está sin Ulises. Nos saludamos con amabilidad sincera. Pero se mete el chucho y toda fraternidad queda olvidada.

Gra: si lo mando, voy con él.

Luz de Gas: es que Pepo quiere jugar. Él sería amigo de todos los perros.

Apapachos a todos!

11/4/09 12:02  
Blogger El Viajero Solitario said...

Dicen que los perros son un reflejo de sus amos. Lo mismo el pobre Ulises no es agresivo, y sólo huye de Rosemary por miedo a ella; lo de las dentelladas a Pepo: por despejar el camino de huida, del mismo modo que los que se internan en la selva desbrozan el camino a machetazos.
Aún no estoy en disposición de analizarte en función del comportamiento de Pepo. Déjame que vea antes alguna de Woody Allen, por entrar en materia.

Me gustó mucho cómo describes la escena y las comparaciones que estableces :)

11/4/09 12:33  
Blogger Perséfone said...

Jajaja no sabes lo familiar que se me ha hecho historia. Me encantaría conocer a Pepo.

Un abrazo.

11/4/09 14:05  
Blogger Camille Stein said...

ese Ulises me recuerda al hijo de Rosemary...

la Rosemary de Polanski

... ya me entiendes :)

vigila a Pepo, tiene que batirse con un rival muy feroz

un beso

11/4/09 15:33  
Blogger malditas musas said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

11/4/09 15:46  
Blogger malditas musas said...

Es que los perros mitológicos son jodidos... Rebautizá a Pepo, con Poseidón a ver si se anima.

Hablando en serio, si la dueña teme a su propio perro debería ir con bozal (el perro también)

bsos ladradores
musa

11/4/09 15:50  
Blogger JuanMa said...

A veces pasa: sentimos esa frustración y acabamos regañando a quien menos lo merece...

Besos.

11/4/09 18:40  
Anonymous Sinuosa said...

Pobre Pepo...

11/4/09 19:00  
Blogger Nootka said...

Todo acabará el día que Pepo le dé un buen mordisco y Ulises se de cuenta de quien manda en ese barrio. ¡Hombre ya!

12/4/09 08:48  
Blogger Arcángel Mirón said...

Viajero: es que Rosemary huye de Ulises. Y Pepo está totalmente malcriado. Cuando sea vieja voy a ser una de esas mujeres que llevan a su perro a todos lados y hablan de él como si fuera un bebé.
Bah, ya lo hago.

Perséfone: luego te mando una foto :)

Camille: es que por eso lo puse. Mi vecina no se llama Rosemary. :)

Musa: Pepoidón, podría ser. PObre Rosemary, me cae bien (excepto cuando está Ulises en el medio).

Juanma: sí, pero después me da culpa y le digo "¿querés un palito de pollo? ¿querés que te apapache?".

Sinuosa: no te creas, también sabe ser insoportable.

Nootka: en el barrio mandan los perros callejeros que paran en la parrilla que está a tres cuadras de mi casa. Son los patrones de la vereda. Pepo sólo es un niño mimado.

:)

Apapachos a todos!

12/4/09 11:09  
Blogger Gwynette said...

Ayyy, porque regañas a Pepo?..tan dulce, tan blanco, tan bueno que no sabe atacar porque aún cree que todos los perros son buenos. No y no!!
Y la Rosemary esa, que le compre un bozal al Ulises . Que dueña más incompente !!.
Por el amor de Dior. :))

Apapachos

12/4/09 13:31  
Blogger María de Jesús said...

Hace un tiempito no pasaba por acá, pero veo que sigue estando tan bueno como siempre...adelante!

12/4/09 19:42  
Blogger Elena said...

- Son perros - dijo encogido de hombros mi vecino la última vez que los perros se enzarzaron por la calle en... ejem!

12/4/09 20:54  
Blogger Jorge Arce said...

!Que bueno! Leerte me trae ciertas sensaciones difíciles de describir, pero me gustan. Me gusta encontrarme con tus palabras y amasarlas, vivirlas. Un beso.

13/4/09 01:29  
OpenID brujaroja said...

Son perros. Tan humanos.
Besos, arcángel

13/4/09 04:55  
Blogger Sureña said...

¿Le tiene miedo a su propio perro?

Eso es mala señal...

:)

Besos

13/4/09 07:33  
Blogger Dr.Mikel said...

Seguro que con Enriqueta con eso de que son de la misma familia se llevarían mucho mejor, y no tendrias problemas ni remordimientos perrunos.

13/4/09 08:11  
Blogger Nausicaa said...

Oh! Pobre Pepo, aunque la sabiduria popular diga lo contario la culpa no siempre es de los dos... Q iba a hacer???

13/4/09 08:49  
Blogger Arcángel Mirón said...

Gwy: no te creas, tiene unos dientes muy bien afilados, y sabe cómo usarlos.

María de Jesús: sí, somos los mismos de siempre. :)

Elena y Bruja Roja: son perros, y me llevo mejor con ellos que con muuuuchos humanos.

Jorge: gracias, igualmente.

Sureña: ya imagino quién manda en su casa (en la mía manda Pepo).

Dr. Mikel: Enriqueta es su novia a la distancia. Es un buen partido. Tiene nombre aristocrático, Enriqueta.

Nausicaa: es que no le quedaba más remedio. O respondía o se quedaba sin cola.

:)

Apapachos a todos!

13/4/09 11:48  
Blogger dany said...

es que pepo, es un tigre y es un niño..y conoco demasidas personas co esas cualidades..

13/4/09 18:29  
Blogger NuNú said...

Um, me dejó pensativa lo de que te miró con ojos de ñoqui humedecido, pobrecito, entiéndelo, si lo han cocido...

13/4/09 21:16  
Blogger Alatriste said...

Seguro que tu perro puede con ese fanfarrón. Je, je, je. ¿Cómo estás amiga?, ¿todo bien al otro lado? Confío en que sí. Por aquí sin muchas novedades, aunque intento seguir viajando. Eso es lo único que me despeja. Un beso muy fuerte, niña y cuídate. Hasta pronto.

14/4/09 14:50  
Blogger Arcángel Mirón said...

Dany: y leones que son suricatas.

Nunú: sí, te mira así y vos te olvidás de todo enojo. Es un psicópata emocional.

Alatriste: por aquí todo bien. Seguí viajando, ya quisiera yo hacerlo.

:)

Apapachos a todos!

14/4/09 18:26  
Blogger Castigadora said...

Pobre Pepo, todo lo grande lo tiene de bueno?
Besos

15/4/09 10:32  
Blogger Raúl said...

Quien bautizó a Ulises con ese nombre, ya intuía cierto ardor guerrero en el can.
Buen relato, Gilda. Ligero y buen relato.

16/4/09 05:46  
Blogger Arcángel Mirón said...

Castigadora: no te creas, sabe portarse muy mal cuando quiere.

Raúl: sí. Por eso yo nunca le pondría Dolores a una hija mía.

:)

Apapachos a todos!

16/4/09 11:41  
Blogger Casilda said...

Y si pruebas a morder a Rosemary un dia que no vaya con Ulises? Asi te cogerá mas miedo a ti que a su perro.
Que historia mas bonita..
Besos

16/4/09 13:46  
Anonymous La jardinera said...

Es una pasada esto de los nombres, pero, fíjate, Pepo es nombre de perro pachorras, tranquilón, pausado, como un buen labrador.
Ulises ya lo dice todo con su nombre también...

Y Gilda, de eso ya ni hablamos, ¿que no?

;) Besos,

16/4/09 18:31  
Blogger Hank said...

No conozco pequeño bueno, aunque tengan razón.

17/4/09 04:09  
Blogger Arcángel Mirón said...

Casilda: voy a probar, aunque dudo que el resultado sea positivo.

Jardinera: es que sí es un perro pachorras; está todo el día durmiendo panza al sol (cuando el sol le empieza a picar, le ladra).

Hank: yo soy la excepción: pequeña y buena.

:)

Apapachos a todos!

17/4/09 15:24  
Blogger Shandy said...

Pues yo le diría lo mismo a Pepo. Y me sentiría igual de injusta.
En mi caso era una perra, "Tina". Era grande, pero un pigmeo mala sangre la llenaba de mordiscos.

18/4/09 19:42  
Blogger Lucy in the Sky said...

jajajjajaja me imagino los ojos de ñoqui humedecido. Mi perra me mira con cara de china cuando la reto. ¡Qué personajes!

18/4/09 20:49  
Blogger Arcángel Mirón said...

Shandy: pero ellos siempre nos perdonan.

Lucy: sí, sabe cómo hacer que me remuerda la consciencia.

:)

Apapachos!

19/4/09 12:59  

Publicar un comentario

<< Home