29 mayo, 2008

Mateo

Para Teillu, a quien admiro.

La partera, que tenía ínfulas de bruja, miró la manito del pequeño Mateo y anunció:
- Será poeta.
Pero Mateo, al crecer, decidió:
- Seré arquitecto.
Y desafiando viejos presagios, Mateo fue arquitecto. Claro que Mateo sabía que una cosa no impide otra, incluso a veces las cosas se complementan, y así fue como dejó de desafiar viejos presagios y, revelando habilidades ya sospechadas, fue también poeta.

Tanto se complementan las cosas, que las poesías de Mateo tenían un aire innegablemente arquitectónico. Arquitectura de calidad, encima. Base sólida, paredes firmes, pisos cómodos que lograban que nadie quisiera irse de allí. Las poesías de Mateo tenían incluso fuentes de agua y pajareras sin rejas.
Un día, un cliente entró al despacho de Mateo y le dijo:
- Oiga, arquitecto. Yo leí las cosas que usted escribe. Y quiero una casa. Una casa así, como las cosas que escribe.
Y Mateo diseñó pasillos con forma de sonetos, y terrazas con aspecto de boleros, y sótanos con espíritu de novela negra.
Y todo el mundo quiso que Mateo le construyera una casa, porque Mateo era el único arquitecto que escribía casas dignas de antología.

49 Comments:

Blogger teillu said...

De lo que no soy digno es de ser citado acá, Gilda; ni de ser admirado por alguien como tú... Muchas gracias, de corazón; siempre un placer leerte, y más si van dedicados.

Apapchos, Gilda; y confiemos en que el Mateo de su historia algún día se vea tan libre de expresarse en arquitectura como libre era en su poesía!

Besines!

29/5/08 18:55  
Blogger Camille Stein said...

destino anunciado y destino elegido se combinaron en un ensueño

tienes espíritu de antología con paredes firmes de narradora

escribes de maravilla, Gilda

un beso

29/5/08 18:59  
OpenID brujaroja said...

Eres fantástica, Gilda... Tus historias son increíblemente buenas. Y me da no sé qué porque parece un peloteo, pero es cierto.
Muchos besos (con mucha admiración)

29/5/08 19:18  
Blogger Bohemia said...

Decidió crear y construir y lo logró...el destino no se puede cambiar y lo que anuncia una bruja se ve que tampoco. Lindo cuentito...

BSS

29/5/08 19:25  
Blogger Perséfone said...

Que grande Mateo.

Las reglas están para romperlas de vez en cuando. Le admiro por su valor y, sobretodo, por ser fiel a sí mismo y a sus ideas.

Salud.

29/5/08 20:54  
Blogger Regina said...

Niña!! me ha encantado...me recuerda a los poemas que me emocionan de Benedetti. Tienes una dulzura que embriaga.


Muchos besos

pd: yo quiero una casa como las cosas que tú escribes.

29/5/08 22:53  
Blogger Belén said...

Claro, la vocación se lleva hasta los límites más ilimitados!

Besos

30/5/08 02:00  
Blogger Luna Carmesi said...

Si alguien ama su trabaja y tiene la chispa, la poesia brota en muchos lugares y de distintos modos...
Afortunadamente!

30/5/08 02:01  
Blogger TOROSALVAJE said...

Mateo debería fijarse en ti. Tú si que escribes de antología.

Buenísimo.

Besos.

30/5/08 02:17  
Blogger Álvaro Dorian Grey said...

Increible, ¿tienes el teléfono de ese arquitecto??...
saludos y salud

30/5/08 04:47  
Blogger Bambu said...

Dónde se puede contactar con Mateo? quiero una de esas casas, espero que acepte una buena sonrisa como pago ;-)

30/5/08 07:29  
Blogger Sureña said...

¿Quién dijo que no se puede ser de letras y ciencias al mismo tiempo?

Qué bonito...

Besicos

30/5/08 08:04  
Blogger Dr.MIKEL said...

No es facil combinar las letras con las ciencias, no solamente por disciplinas distintas sino por la filosofia de vida que hay detras de cada persona.
Me encantaria que toda la tecnología actual fuese diseñada por muchos Mateos.
Besos, y perdona por mis dias de ausencia en tu blogosfera.

30/5/08 08:23  
Anonymous Salva said...

Precisamente hoy estaba leyendo a Luis García Montero, que creo que es uno de los poetas que más utiliza la palabra "casa".

Los versos, como las casas, necesitan solidez para pasar de ser simplemente versos, o rimas, o coplillas, a ser poemas.

30/5/08 09:06  
Blogger SUSANA said...

Me resultan curiosos y fascinantes los laberintos de tus pensamientos.

Creo que lo maravilloso en Vos, Gilda, es que no tenés un techo por encima...y sos valiente, verdaderamente corajuda para emprender caminos poco transitados.
Les llaman escritores de raza. Estoy de acuerdo. Es auténtico placer leerte a menudo y conocerte.

Mi abrazo!

30/5/08 09:54  
Blogger Las3Musas said...

:) Es muy tierno, arcángel. Qué bonita metáfora es la poesía como casa aunque a veces se convierta en la jaula de los leones.

Me voy con un lindo sabor.

besotes
musa

30/5/08 11:30  
Anonymous lully, Ref. al desnudo said...

Un hibrido de perfil bastante particular, creo que todos tenemos varios complementos que nos hacen ser lo que somos.

Un abrazo amistoso con los afectos de siempre!

30/5/08 12:31  
Blogger perra de agua said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

30/5/08 12:44  
Blogger Arcángel Mirón said...

El Mateo del que hablo es, tal vez, el Teillu de la dedicatoria. Quien quiera una casa o una poesía, que haga negocios con él.

:)

Apapachos a todos.

30/5/08 13:48  
Blogger Leandro said...

Me encantó Arcángel!....me dieron ganas de construir cosas con mis palabras...¿Se podrá?
Te pongo entre mis links...Ojalá no te moleste.

Besos

30/5/08 13:52  
Blogger El Secretario said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

30/5/08 16:59  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

No está reñido lo uno con lo otro.

Lo atroz es hacerlo por encargo, todo.

Como no está reñido acunar juntas (aunar) las letras del Gran Cronopio y del Gran Ciego (¿por qué puse primero a Cortázar?)

Para mí, son los dos más grandes; intento imitarlos: ardua tarea; intento construir con palabras empapadas de ambos: mi incipiente inmodestia no me permite ocultarlo.

Muy bueno, también, Teillu.
Construye con afán, modestia, poder oculto (pero no tanto...)


Abrazo aunador.

30/5/08 17:09  
Blogger Aprendiza de risas said...

Se conjugaron el ser y el querer de Mateo y la forma verbal de los edificios siempre rimaron en consonante.

Precioso texto Gilda. Cada día me impresionas más.

Besos con la boca abierta,

30/5/08 19:53  
Blogger Marco Marlon said...

That morning whisper
A gentle kiss
A suspended moment
Of perfect bliss

That precious feeling
As eyes first meet
Bodies entwined
In sleepy heat

Fingers touching
Breath as one
Hearts in rhythm
We greet the sun

Content, in truth
Just to be
Simply enjoying
You and me

31/5/08 00:26  
Blogger Benjuí said...

Todos somos poliédricos. El asunto es si somos capaces de girar para que la luz ilumine todas nuestras caras.

31/5/08 03:30  
Blogger Pluma estilográfica said...

Si no fuera por los poetas de lo cotidiano, no tendríamos casa, ni pan, ni siquiera agua para beber. Mateo ha sido, es, y seguirá siendo un artista.

Saludos!!!

31/5/08 04:27  
Blogger ...antidoto esencial said...

Lo mejor, y más importante, a mi entender. Mateo tuvo el lujazo de poder trabajar en lo que le complacía. Y eso, en nuestros días, es difícil...

31/5/08 17:15  
Blogger ¿Escritora o escribidora? said...

Eres magnífica describiendo personajes. Me encanta

Un beso

31/5/08 18:55  
Blogger nomesploraria said...

Hola Gilda, ¡jo! qué bueno.

31/5/08 19:08  
Blogger Mary said...

MARAVILLOSO ESCRITO ¡

31/5/08 22:58  
Blogger Clarice Baricco said...

Lo leì. Me encantò. Lo robè. Lo imprimì y lo lleve a mi casa real, vivo con dos arquitectos, por lo tanto, no pude resistirme.
Supongo que no me demandaràs.
Y no sòlo se quedarà en mi casa real, se lo regalarè a todos los arquitectos que conozco.

El nombre de Mateo siempre me ha gustado.

Besos a tu perrito.

1/6/08 01:15  
Blogger errante said...

precioso

1/6/08 07:30  
Blogger Gwynette said...

Cada vez estás más poética y más escritora..que bien lo haces, pardiez! o_O

Unos apapachitos llenos de admiración

1/6/08 12:49  
Blogger Blasfuemia said...

¿va a ser que todo está escrito... en la mano?

1/6/08 14:40  
Blogger Bonchita said...

Gilda , que bonito escrito!!
que suerte tiene Mateo de hacer las dos cosas que mas le gustan y aparte de todo complementarlas tan bien...
Besitos!

1/6/08 14:56  
Blogger Laluz said...

Arquitecto, poeta...y mago.
Ojalá exista este Mateo
Besos

1/6/08 15:00  
Blogger Marcelo said...

Debo agradecerle a Javier Calamaro y a Brujaroja (en ese orden) haber descubierto tu blog. Y si hiciérmos todos como Mateo,nuestra vida sería mucho más agradable...

1/6/08 19:40  
Blogger Lucy in the Sky said...

El poeta construye casas con sus versos y vos historias maravillosas con tu prosa. Una maravilla.

1/6/08 20:31  
Blogger AdR said...

Poeta Mateo y poeta tú, así te lo digo.

Besos

2/6/08 11:15  
Blogger melina said...

Bello, bello, muy bello!

Besote!

2/6/08 15:51  
Anonymous Anónimo said...

Quiero una casa hecha por mateo y un libro escrito por vos

...Victor...

2/6/08 17:08  
Blogger Marcelo said...

Victor: tambien podria ser un libro escrito por mateo y una casa hecha por Gilda!

2/6/08 21:28  
Blogger Nausicaa said...

Dos grandes habilidades en uno solo, no es justo! Aunque me cae bien Mateo eh :)

3/6/08 04:53  
Blogger Arcángel Mirón said...

Víctor: que los hados te oigan.

Marcelo: sí, la haría de chocolate y galletitas, como la de Hansel y Gretel.

:)

Apapachos a todos.

3/6/08 11:33  
Blogger Alatriste said...

Buena gente ese tal Mateo y sin duda, hacer paredes con versos tiene que ser un estupendo oficio.
Lo tendré presente en mi próxima vida. A ver si recuerdo tu texto cuando me toque elegir de nuevo en la adolescencia.
Un beso muy grande.

3/6/08 18:02  
Blogger Lola said...

Me encantó tu blog. Gracias por este ratito q me regalaste.
besos wapisima

4/6/08 09:58  
Blogger Tarántula said...

Gilda:

Nunca decepcionas, bonita relación
casa-construcción-diseño arquitectónico-Poesía.

El cuento es cerrado, completo, me ha gustado mucho.

8/6/08 17:53  
Blogger M.M. said...

Me das su dirección Emperatriz. Yo quiero una terraza con maderas versadas y sonetos floreciendo de las macetas.

Ufff....sueño con eso.

Besos,

Maya

8/6/08 23:04  
OpenID elshowdefusa said...

Hoy sólo espero que Mateo hiciera la casa sin lavadora.

15/6/08 14:52  

Publicar un comentario

<< Home