09 enero, 2008

Animal

Mientras ese gato siga maullando desesperación no voy a poder escribir ni una palabra, pensé con impotencia y con las manos inútiles frente a la computadora. Me asomé a la ventana y vi la escena: mamá gato abajo del árbol, mirando hacia arriba y maullando; arriba del árbol, mirando hacia abajo y maullando, hijo gatito. Mamá gato giró la cabeza, clavó sus pupilas felinas en las mías, y me dirigió un maullido prolongado. Genial, mamá gato me pide socorro, pensé con resignación. Salí a la calle y me paré frente al árbol. Hijo gatito no estaba atorado, como yo había supuesto, sino presa del vértigo. Por favor, no me hagas subir a buscarte porque me vas a arañar y vas a dejar de caerme simpático, bajá vos solito, no te vas a caer, sos un gato, por el amor de Dios, le dije. Hijo gatito me miró, miró hacia abajo, y lentamente comenzó a bajar. Trémulo, temeroso, dudoso. Llegó al suelo sano y salvo. Se frotó por mis piernas en señal de agradecimiento por el apoyo recibido, y siguió camino con mamá gato, que lo esperaba en la vereda de al lado.
Volví a mi computadora y seguí con mi historia de asesinos seriales y cadáveres degollados. Qué bien se escribe cuando la conciencia está tranquila.

41 Comments:

Blogger P@T@NCIT@ said...

Hola!
Navegando por aqui y por alla me encontre con tu blog y la verdad me gusto mucho, asi que por aqui nos veremos seguido.

Que tengas un buen dia!!

Si te quieres divertir de mis locuras te invito a mi blog.

http://maspatanaquebonita.blogspot.com/

9/1/08 21:04  
Blogger Belén said...

Recuerdame por favor este texto por si acaso algún día nos vemos si? :P

besicos

9/1/08 21:11  
Blogger Nostalgia said...

tan sensible con los gatitos y tan tenebrosa con la imaginación :)
besos!

9/1/08 21:40  
Blogger Chicho said...

Por eso cuando estoy de lleno escribiendo mi libro de vampiros me pongo mi música así gatos, personas etc...no molestan...
Feliz Año que llego tarde....

9/1/08 21:53  
Blogger Herman said...

Me gusta, Gilda, tu sensibilidad felina.

9/1/08 23:41  
Blogger Ulises hijo de Angeles said...

Salud!
Una noche iba caminando por la calle y escuchaba ese maullido desesperado, que venía desde ningún lugar. Si fuese un sonido la impotencia, sería un maullido.

10/1/08 01:43  
Blogger Laluz said...

Qué poder de convicción, Gilda! Y qué perseverancia con la escritura!

10/1/08 04:44  
Blogger Blasfuemia said...

A mi gata le ha encantado.

Y a mí... también ;)

Besos.

10/1/08 07:55  
Blogger Alalluna said...

Pero la pregunta importante es... Hubieras bajado a socorrerlo aunque no hubiera interrumpido tu momento de inspiración delante del ordenador??... jajaja Supongo que sí!!!, un gatito en apuros siempre es un gatito en apuros... quién es capaz de resistirse a la tentación de tratar de ayudarlo???... Que sepas que por menos de esto se ha hecho una escena de película, sólo faltaba la abuelita o el niño de turno pidiendo auxílio... Me ha gustado leerte, me encanta tu poder de convicción con los gatitos en apuros. Como digo siempre, las cosas más sencillas tienen siempre un encanto especial. Besos

10/1/08 08:13  
Blogger Las3Musas said...

Es que en el fondo lo que todos necesitamos es que nos digan "bajá vos solito, no te vas a caer, sos un gato"

Yo lo necesito. Siempre.

Un beso
musa

10/1/08 08:16  
Blogger el nombre... said...

Me contás la historia de gatos (felinos!, eh?) y me tendrás rendida a tus pies!

Grande, Gilda!

10/1/08 09:38  
Blogger La interrogación said...

Qué suerte, por mi barrio, por mis calles, no hay ni gatos ni ná. Sólo cagadas de perros a cuyos dueños les daría una colleja por marranos.

Un besito

10/1/08 10:11  
Blogger Castigadora said...

Vaya contraste! Salvando gatitos y degollando de un momento a otro! Jaja. Me encantó el gato es que es mi animal preferido.

Besos!

10/1/08 10:22  
Blogger AdR said...

Al final mamá Gato fuiste tú misma :)

A continuar con tus asesinatos en serie ;), madraza :P

Besos

10/1/08 10:44  
Blogger yo mismo said...

:) está claro, cómo vas a escribir si hay un lindo gatito asustado en el árbol de al lado de casa. la historia que no es historia se vuelve historia... siempre están pasando cosas, ¿no es maravilloso?

un besito.

10/1/08 10:44  
Blogger Roky Rokoon said...

que poder el de tus palabras, sos como tu sam, jajaja

10/1/08 10:49  
Blogger Hôichi said...

Odio los gatos, soy perruno

10/1/08 12:08  
Blogger Gwynette said...

Y en caso de no haber bajado, hubieras subido?..dime que si !!!! :-)

Apapachitos

10/1/08 14:13  
Anonymous Hannibal Lecter said...

Logró el silencio de los c..., de los gatos. Bien hecho, Clarice. El vecindario está en deuda con usted. Ahora le tengo que dejar porque me espera un amigo para cenar.;p

10/1/08 14:35  
Blogger Arcángel Mirón said...

Yo mismo: eso es. Siempre hay algo, y es una maravilla que sea así.

Gwynette: sí, claro, pero no me gustaba la idea.

Hannibal Lecter: te voy a contestar lo mismo que le dijo la psiquiatra a Tony Soprano: "acá puede hablar de lo que sea, pero si va a empezar a contarme de sus crímenes, le advierto que debo llamar a la policía". Ahora, ya advertido, contame, ¿qué tal la cena?

:)

Apapachos a todos.

10/1/08 15:28  
Anonymous hannibal lecter said...

Deliciosa. Mi amigo no opinó lo mismo.

10/1/08 16:35  
Blogger kutxi said...

Yo creo que no le hubiera ayudado. Pero es que yo crecí en una casa llena de gatos a los que no les dábamos ni de comer, ellos se buscaban las habichuelas. Hay gente que "tiene" gatos, nosotros sólo compartíamos territorio.

Saludos.

10/1/08 16:36  
Anonymous salvA said...

Me encantan los gatos.

Gracias por haberle dado ese apoyo positivo, una historia muy linda.

BeS.O.S.

10/1/08 16:51  
Blogger Ex Traño said...

pues por lo que veo debes tener la conciencia bien tranquila.....
¡¡que bien escribes!!
besitos

10/1/08 18:26  
Blogger lágrimas de mar said...

lo mejor es que mama gata y su hijo gatito marcharon felices

besos para ti

lágrimas de mar

10/1/08 18:48  
Anonymous Anónimo said...

Con razon escribis tan bien. Cuando se va a poder leer la historia de asesinos seriales?

10/1/08 19:05  
Blogger Sr Curri said...

Qué bonito, parece una tira de Mafalda. Faltaría quizá una frase al final que dijera: ¿Qué te pasó, gatito, tanto miedo te da la libertad?

Saludos.

11/1/08 07:42  
Blogger Churra said...

Las dos caras de la misma moneda.
Espero que te aprovechara el dia ( seriales y asesinos en serie?????...eso me lo tienes que contar mas despacio )
Besos

11/1/08 09:37  
Blogger Agatha Blue* said...

Jajajajaja!

En serio, siguiendo la narrativa he visto a los gatitos y a tí con los brazos en jarra y con las cejas arqueadas esperando que bajara el gatito.

( Ufff... por cierto, mis vecinos me deben odiar, mi gata está en celo y grita como si la andaran degollando... y seguramente mas de un vecino estará buscando la manera de hacerlo... )

Besitos grandotes,

Agatha Blue*

11/1/08 11:39  
Blogger Clarice Baricco said...

Sabías que tienes una amiga bien ladrona???
Pero al menos te avisa no?

Me encantó tu texto, cómo todos!

Y porfavor, no me demandes eh?

Besos

11/1/08 15:04  
Blogger TOROSALVAJE said...

Pero que bruta eres, con lo bien que ibamos con los gatitos, jajajajjajajajaaj, me encantas, de verdad que sí, jajajajjajajaja.

Besos.

11/1/08 15:42  
Blogger Arcángel Mirón said...

Anínimo: no sé, voy por el tercer cadáver. Espero que mis detectives lo atrapen antes de un cuarto.

Clarice: gracias, nena.

Apapachos a todos.

11/1/08 15:48  
Blogger Batsi said...

Ahora mismo me siento como el gatito arriba del arbol. Pero no hay aqui nadie que me ayude a bajar...

Gracias.

11/1/08 16:47  
Blogger cacho de pan said...

qué gracia! en el anterior post me pareció oír la voz de la Storni en Octubre: "ver que se adelanta, la garganta al aire, el hombre más bello..."
En este sufrí por el destino del gato. Por suerte lo salvaste. No me gustan los finales tristes, sobre todo si hay animales de por medio.

11/1/08 17:13  
Blogger Papelucho said...

quiero una nena que solo vista los guantes de gilda.

11/1/08 21:02  
Blogger El Secretario said...

Hola Arcángel.

A los gatitos les gusta más subir que bajar.
Empiezan jugando a afilarse sus uñitas arañadoras (adorables arañas), y suben y suben buscando una escapada en busca de los pájaros de la Luna.

Luego, se ven (algo) impotentes para bajar.
Sus uñas garduñas no están diseñadas curvadamente para eso.

Y maúllan y se quejan gatunamente.

Hasta que se arrojan cuasi suicidas, y más si son peque gatitos.

Afortunadamente, estaba ahí Gilda-Arcángel, mironamente escribiendo y salvadoramente preocupada...


Abrazo gatuno.

11/1/08 21:59  
Blogger Sureña said...

El hijo gatito se comportó de una manera muy inteligente...

Con la conciencia tranquila, prácticamente todo se hace bien...

Besitos

12/1/08 17:15  
Blogger Sandra Becerril said...

Lo siento... nunca me han gustado los gatos... es como personal jeje
Besos y excelente semana!

12/1/08 18:19  
Blogger Gladys Pinilla said...

donde vivo esta lleno de gatos y de gente mala que hacen cosas orribles a los demás y ahora le metieron una encerrona al reverendo y no mas quiero que me dejen llorar. Que yo se que usted tiene un corazon muy grande y es por eso que me consuela y me comprende

12/1/08 18:24  
Blogger jenny said...

un gatitoen un arbol...k tierno, pero pobrecito...

vos 100pre salvando vidas..jaja!!

12/1/08 19:21  
Blogger Nausicaa said...

Toda una heroina si señooor

15/1/08 08:00  

Publicar un comentario

<< Home